Archicofradía Los Coloraos (Murcia)

Los Coloraos

Cofradía Los Coloraos

Los Coloraos

Real, Muy Ilustre, Venerable y Antiquísima Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo (Los Coloraos)

Fundación: 1.411
Pasos: Catorce
Día de Salida
  • Miércoles Santo
  • Jueves Santo
Hábito: Miércoles Santo: Túnica y caperuz Rojos. Guantes blancos.

Jueves Santo: Túnica y caperuz negros. Guantes negros.

Sede Canónica Iglesia Arciprestal del Carmen

Redes Sociales

Fotografía: Jorge Martínez Reyes
Fotografía: Jorge Martínez Reyes

Santísimo Cristo de la Sangre

Nicolás de Bussy (1693)

Los Coloraos
Fotografía: La Hornacina

San Vicente Ferrer

Ramón Cuenca Santo (2011)

Los Coloraos
Fotografía: Encarna Talavera

Conversión de la Samaritana

Roque López (1799)

Los Coloraos
Fotografía: Encarna Talavera

El Lavatorio

Juan González Moreno (1952)

Los Coloraos
Fotografía: Jorge Martínez Reyes

El Pretorio. Ecce Homo

Nicolás de Bussy (1699)

Los Coloraos
Fotografía: Manuel Maturana Cremades

Las Hijas de Jerusalén

Juan González Moreno (1956)

Los Coloraos
Fotografía: imaginafotografia.com

Santísimo Cristo de las Penas

José Hernández Navarro (1986)

Los Coloraos
Fotografía: Encarna Talavera

San Juan Evangelista

Juan Dorado Brisa (1905)

Los Coloraos
Fotografía: José Mª Cámara Salmerón

Jesús de la Redención

Antonio Jesús Yuste Navarro (2017)

Los Coloraos
Fotografía: Encarna Talavera

Stmo. Cristo del Amor en la Conversión del Buen Ladrón

José Hernández Navarro (2011-2016)

Los Coloraos
Fotografía: Jorge Martínez Reyes

Trono

Imaginero

Los Coloraos
Fotografía: Encarna Talavera

Trono

Imaginero

Los Coloraos
Fotografía: regmurcia.com

Jesús en Casa de Lázaro

José Hernández Navarro (1985)

Los Coloraos
Fotografía: Jorge Martínez Reyes

La Negación de San Pedro

José Hernández Navarro (2017)

Los Coloraos
Fotografía: Encarna Talavera

Trono

Imaginero

Los Coloraos
Fotografía: Patricio Alzaraz

Trono

Imaginero

Los Coloraos
Fotografía: Murcia Descalza

Trono

Imaginero

Los Coloraos
Fotografía: Jorge Martínez Reyes

Santísima Virgen Dolorosa

Roque López (1787)

Los Coloraos
Fotografía: Encarna Talavera

Stma. Virgen de la Soledad del Calvario

Antonio Campillo (1985)

Trono
Fotografía: Jorge Martínez Reyes
Trono Fotografía: Jorge Martínez Reyes

Trono

Imaginero

Los Coloraos
Cofradía Los Coloraos

Breve Reseña

La Real, Muy Ilustre, Venerable y Antiquísima Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo de Murcia (Los Coloraos) fue fundada el día 11 de abril de 1411 por los seguidores de San Vicente Ferrer, movidos por sus predicaciones en la ciudad. Su primera sede estuvo en la Iglesia de Santa Olalla de los Catalanes, donde la Cofradía pudo tener por titular un Cristo del Amparo o de la Esperanza muy venerado en aquél templo y cuya fama de milagroso, y el elevado número de enfermos que lo visitaba, dio lugar a la construcción, por el año 1500, de un hospital junto a la Iglesia.

Por razones desconocidas, la Cofradía se trasladó en 1555 a la vecina iglesia del Convento de la Stma. Trinidad, donde se estableció por unos años, reapareciendo en 1589 en el Convento que los Carmelitas Calzados habían constituido en el partido de San Benito.

En 1603, se redactaron y aprobaron las primitivas Constituciones, que no se han conservado, pero sí las de 1625, en las que se establecía que la procesión saldría la tarde del Viernes Santo tras el acto del Desenclavamiento. Más tarde pasó al Jueves Santo y, finalmente, a finales de siglo, cambió a primera hora de la tarde del Miércoles Santo, y se incorporó la Hermandad de Labradores del partido de San Benito, con la Virgen de la Soledad.

Por entonces, las diferencias con los frailes carmelitas, debido principalmente a su deseo de cambiar la denominación de la cofradía, provocaron el encargo de un nuevo titular, El paso contemplativo de la Preciosísima Sangre de Cristo, al prestigioso escultor Nicolás de Bussy, que entregó en el año 1693. El artista estrasburgués ya había realizado con éxito el grupo de La Negación, en 1689, y más tarde talló también el grupo del Pretorio, o Ecce-Homo, y una nueva Virgen de la Soledad.

En el año 1701, los roces entre frailes y cofrades y una gran riada que se llevó el puente de madera que unía la ciudad con el barrio, dieron lugar al traslado de las imágenes a Santa Eulalia y el convento de San Antonio, en primer instancia, y luego a la Merced, y a un largo y enojoso pleito que se dilató durante décadas y que concluyó con una Concordia y la redacción de unos nuevos Estatutos, donde los cofrades vieron reconocidos sus derechos y capacidad de gobierno de la institución.

En los años finales del siglo XVIII se decidió encargar a Roque López, discípulo de Francisco Salzillo, dos nuevos pasos que enriquecerían el patrimonio artístico de la entidad: la Dolorosa, en 1787, que sustituyó a la Soledad de Nicolás de Bussy; y La Samaritana, en 1799, que se inspiró en el realizado por Salzillo para los californios cartageneros.

El siglo XIX trajo consigo una serie de circunstancias que llevaron a la Cofradía a subsistir con dificultad, como la Guerra de la Independencia, la abolición de los gremios en la Constitución de 1812, la desamortización de Mendizábal, que desposeyó a los Carmelitas de su Convento en el Carmen, y la entrada en España de las ideas que la Revolución Francesa expandió por Europa.

Se cuenta que, a resultas de esta situación, en el año 1830 sólo quedaban siete cofrades, pero entre ellos estaban elementos entusiastas como el padre Costa y el sastre Andrés Gabardo, que con gran esfuerzo y con la ayuda del Conde Balazote, consiguieron no sólo reavivar la hermandad, sino también ampliar su patrimonio con varios pasos nuevos entre 1840 y 1864, como el Lavatorio, Las Hijas de Jerusalén y San Juan Evangelista, por Santiago Baglietto, escultor genovés y continuador de la obra salzillesca, y El Tribunal de Herodes, de Francisco Sánchez Tapia y Pedro Franco.

A comienzos del siglo XX, en un resurgir del espíritu cofrade, el escultor valenciano Juan Dorado Brisa entregó en 1904 y 1905 los nuevos pasos de El Lavatorio y San Juan, y Francisco Sánchez Araciel el de Jesús en Casa de Lázaro en 1910, en sustitución de El Tribunal de Herodes.

Con una magna procesión en la que figuraban nueve pasos se llegó, pese a las adversidades sufridas desde el establecimiento de la II República, al año 1935, siendo ésta la última procesión anterior a la Guerra Civil, ya que en 1936 las cofradías murcianas no sacaron sus procesiones a las calles.

Fuente del texto: Web de la Cofradía

Los Coloraos

SEO

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies