Cofradía de la Humildad (Archidona)

Cofradía de la Humildad Archidona

Cofradía de la Humildad Archidona

Real, Ilustre y Venerable Cofradía de Ntro. Padre Jesús de la Humildad y María Stma. de los Dolores

Fundación1.600
Cofradía de la Humildad Archidona

Ntro. Padre Jesús de la Humildad
Fotografía: Yolanda

Anónimo (s.XVI)

Cofradía de la Humildad Archidona

María Stma. de los Dolores
Fotografía: Facebook Cofradía

Anónimo (s.XVII)

TronosDos
Día de SalidaViernes Santo
HábitoTúnica y capirote blancos. Capa de terciopelo grana. Cíngulo grana.

Trono de Misterio
Fotografía: Facebook de la Cofradía

Trono de Palio
Fotografía: s/d 

Sede CanónicaIglesia Parroquial de Santa Ana

Cofradía de la Humildad
Fotografía: visitacostadelsol.com (color)

 Cofradía de la Humildad Archidona

 

Breve Historia

Los orígenes de la cofradía de la Humildad hay que situarlos a finales del siglo XVI en torno al convento de Santo Domingo, surgiendo con el objetivo principal de impulsar el culto a la imagen del Cristo de la Humildad (donde cuenta con altar propio) y procurar el perfeccionamiento espiritual y asistencial de sus hermanos.

En el año 1945, tras el cierre del convento de Santo Domingo, se produce el traslado a su actual sede canónica, la iglesia parroquial de Santa Ana. En el año 1930 se vincula la imagen de María Stma. de los Dolores que, por cesión de la Iglesia, pasa a ser cotitular de la Hermandad.

Fuente del Texto: Agrupación de Cofradías de la Semana Santa de Archidona

La Leyenda

Habla la leyenda de la existencia de una comunidad monacal de tipo eremítica establecida en la Dehesa del Contarín próxima a Archidona, que traía al Cristo de la Humildad al pueblo para procesionarlo cada Viernes Santo. De este modo la comunidad exteriorizaba públicamente la celebración de la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo por las calles de la ciudad mediante la celebración de un Vía Crucis, al uso de la época, siguiendo el modelo que cruzados y franciscanos trajeron de Tierra Santa en el siglo XIII. Dicho Vía Crucis poseía una iconografía simbólico-teológica basada en los primitivos enseres litúrgicos de la comunidad, la Cruz del Yermo, el Sol y la Zumba; enseres que todavía conserva la cofradía y que son ciertamente originales y carismáticos dentro de la Semana Santa archidonesa.

A finales del primer tercio del siglo XVI, el asentamiento de la orden Predicadora de Santo Domingo en nuestra ciudad pudo hacer cambiar sin duda este escenario. Disuelta la comunidad eremítica, la Cofradía de la Humildad pasa a ser una advocación regular bajo los auspicios de la citada orden que «legaliza» y hace suyos los enseres y liturgias antiguas que habían conservado los eremitas del Contarín, y que para ello imprime su emblema en los mas importantes: el Sol y la Zumba.

Fuente del Texto: La Cofradía

Cofradía de la Humildad Archidona

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies