Cofradía de la Soledad (Mahón)

Actualizado el martes, 9 junio, 2020

Cofradía de la Soledad Mahón

Cofradía de la Soledad Mahón

Hermandades y Cofradías de Mahón | Cofradía de la Soledad Mahón

Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores “La Soledad”

Fundación:1.816 (Refundada 1.929)
Pasos:Dos
Día de Salida
  • Viernes Santo
  • Domingo de Resurrección
Hábito:Túnica blanca, fajín negro con caída lateral. Capirotes en color blanco y en color negro. Guantes negros.
Sede CanónicaParroquia de Santa María
Cofradía de la Soledad Mahón

Redes Sociales

Museo CofradeMuseo CofradeMuseo Cofrade

Cofradía de la Soledad Mahón
Virgen de la Soledad

Secretariado de CC y HH Menorca

Anónima (1941)

Cofradía de la Soledad Mahón
Paso de Palio

Caty Pascual

Cofradía de la Soledad Mahón
Virgen de la Esperanza

Secretariado de CC y HH Menorca

Anónima (1878)

Cofradía de la Soledad Mahón
Cofradía de la Soledad

Fotografía: Blanco – Florit

Breve Reseña

La fundación de la Cofradía de la Soledad Mahón hay que buscarla en la devoción que existía en la ciudad por una imagen de la Virgen de la Soledad, que era propiedad de las hijas del Cónsul de las Dos Sicilias, conocidas en la ciudad por las Señoras de Motta, dicha imagen era portada por la ciudad en procesión durante la Semana Santa.

Si bien la actual cofradía la tenemos que ubicar en 1929 cuando con doce cofrades-penitentes de la academia de San Estanislao de Kostka, iniciaron la procesión de la manera que la conocemos actualmente siendo el encargado de dirigirla don Miguel Ferrá Gelabert.

Así funcionó hasta la proclamación de la Segunda República, donde quedaron suprimidos por decreto todos los cultos religiosos externos, sin embargo dentro de los templos sí se realizaban las procesiones, durante la Guerra Civil, triste recuerdo para todos los españoles, donde se realizaron actos impropios del sentir cristiano, y entre ellos se produjo la profanación y expolio de los bienes de la Iglesia, cuando se acaba la Guerra Civil en 1939, gracias a doña Francisca Martorell quien custodia de una manera impecable dos de las piezas originales de la aquella imagen inicial, siendo muy preciada por los actuales cofrades de la Soledad, como son el manto de terciopelo y el vestido ricamente bordado con oro y piedras preciosas, recién restaurado por la cofradía.

Dicha Señora Martorell fue quien hizo la donación de la actual imagen de La Soledad, preciosa en su talla, y grandiosa en su sencillez, siendo uno de los referentes de la procesión mahonesa del Viernes Santo.

Desde entonces, muchas cosas han sucedido, pero la cofradía ha ido sobreviviendo a los vaivenes de la sociedad, pasando por altibajos de cofrades, pasando su peor momento en los años 70, si bien así y todo nuestra cofradía logró sobrevivir y no fue necesaria la implantación de ruedas para sacar en procesión a la Venerada Imagen, como por desgracia sucedió en algunas de la cofradías de nuestra ciudad. Hoy en día podemos decir que la afiliación de nuestra cofradía va creciendo año tras año, si bien dicho crecimiento se ha visto reducido si lo comparamos con el crecimiento de hace unos años.

La Cofradía tiene una labor importante dentro de nuestra sociedad, esa labor tal vez se hace de una forma discreta, si bien creo que va dando sus frutos poco a poco pero firmes, la labor de ayuda a la Parroquia donde está adscrita, labores en la ayuda de la organización de los eventos que tenga por bien organizar la parroquia, una labor de catequesis en las distintas áreas de nuestra ciudad, principalmente en los puestos de trabajo de nuestros cofrades, donde con su ejemplo y manera de hacer las cosas, los compañeros de trabajo se dan cuenta que son personas normales pero avezadas en las enseñanzas del Evangelio y esta labor se va haciendo de una manera anónima sin apenas percibirla pero está, creo que esto es una de las formas más bonitas de predicar las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo, sin pecar de soberbia pero a la vez sin rubor alguno, es decir una cosa tan sencilla como es vivir el Evangelio.

Dentro de nuestras familias los cofrades también realizamos nuestra pequeña pero a la vez importante labor de ir acercando el Evangelio a cada uno de los miembros familiares, puesto que todos los cofrades tienen en sus casas las «estampas de la Virgen» en un lugar preferente de sus hogares y desde la más temprana edad cada uno de nosotros hemos ido recibiendo la enseñanza de cada uno de nuestros progenitores, y lo digo así de rotundo porque yo así lo he vivido por parte de mi madre y, cómo no, de mi padre, que reciente nos dejo y se fue a dar una abrazo a la Virgen que él tanto veneraba, y tenía gran ilusión por vivir el centenario de nuestra cofradía , pero la voluntad del Señor quiso que nos observara desde su lado.

Muchos han sido los cofrades que nos han precedido durante estos 100 años de camino, y todos han luchado por mantener esta fe en la Virgen y en Jesús, desde aquí les quiero dar las gracias a todos ellos, ya que sin su buena labor pastoral difícilmente estaríamos ahora celebrando el centenario de nuestra refundación.
La Actual Junta Rectora ha ido trabajando a lo largo de los últimos años en la celebración del evento, y ha organizado una serie de actos para conmemorarlo.

El evento más destacable es la edición de un libro con la historia de nuestra cofradía que será presentado durante la celebración de nuestra junta general que se celebrará el día 29 de este mes de marzo, y como no podía ser de otra manera la cofradía va a donar a la Virgen un vistoso presente, dicho regalo será donado a lo largo del acto central de la celebración de nuestra centenario que es durante la misa de comunión presidida por nuestro Obispo Administrador Apostólico Monseñor Salvador Jiménez que se celebrará el día de Viernes de los Dolores en la Parroquia de Santa María juntamente con las otras dos cofradías adscritas a dicha parroquia, como son la Confraternidad de los Centuriones de San Cornelio y la Cofradía del Santo Sepulcro, cuya convivencia dentro de la parroquia es ejemplar, y ya para terminar celebraremos el día 14 de abril un importante concierto a cargo de la soprano Maria Camps y el organista Tomé Olives en la iglesia de Santa María.

La Cofradía de La Soledad, también participa de una manera activa en la celebración de la Procesión del Encuentro que conmemora como reza el título el Encuentro en Nuestro Señor Jesucristo resucitado con su Madre la Virgen María, dicha procesión fue reinstaurada con gran acierto por el actual párroco de Santa María y consiliario nuestro don Josep Manguán Martínez, y la forma de participación no es otra que la de preparar y portar a la Virgen alrededor de nuestra ciudad.

Fuente del texto: José Mª Ulldemolíns Vidal

Cofradía de la Soledad Mahón

SEO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies