Cofradía del Cristo de la Clemencia (Hellín)

Cofradía del Cristo de la Clemencia

Cofradía del Cristo de la Clemencia

Cofradía del Cristo de la Clemencia

Cofradía del Santísimo Cristo de la Clemencia

Fundación: 2.006
Pasos: Uno
Día de Salida
  • Domingo de Ramos
  • Jueves Santo
  • Viernes Santo
Hábito: Túnica y capuz de tergal Azul Noche. Cinto del mismo color. Guantes blancos.
Cofradía del Cristo de la Clemencia
Sede Canónica Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción
Oración del Huerto Hellín

Redes Sociales

Museo CofradeMuseo CofradeMuseo Cofrade

Cofradía del Cristo de la Clemencia
Cristo de la Clemencia

Fotografía: Pasión en Jaén

Luis Álvarez Duarte (2010)

Cofradía del Cristo de la Clemencia
Cristo de la Clemencia

Fotografía: José M.

Cofradía del Cristo de la Clemencia
Trono de la Clemencia

Fotografía: Juan F. Torres

Cofradía del Cristo de la Clemencia
Trono de la Clemencia

Fotografía: Vicente Juan

Cofradía del Cristo de la Clemencia
Cofradía del Cristo de la Clemencia

Fotografía: Vicente Juan (color)

Breve Reseña

Cofradía fundada en el año 2.006.

La Imagen Santísimo Cristo de la Clemencia es una obra de madurez del escultor sevillano Luis Álvarez Duarte. Finalizada en el año 2010, mediante la técnica de talla directa en madera de cedro policromada al óleo, la efigie cuenta con 130 cm de altura. Se presenta a Jesús orante, arrodillado en el Monte Calvario, en los momentos previos a su crucifixión, con las manos en actitud de súplica.

El Varón se muestra en actitud de avance, con la pierna derecha adelantada, dejando caer su peso sobre esta. El consagrado imaginero hispalense evita caer en lo cruento o excesivamente teatral en la concepción anatómica del Señor, así como en el tratamiento de las numerosas llagas, especialmente estudiadas las originadas por el látigo en la espalda.

El escueto paño de pureza, compuesto por dos telas, deja entrever la desnudez de Jesús. El rostro evidencia el padecimiento de Cristo durante su pasión, y sin caer en lo excéntrico o vulgar, Álvarez Duarte no escatima en la proliferación de la sangre en la magnífica testa.

Los ojos, de cascarilla de cristal policromada a mano, alzan la vista al cielo, mientras que en la boca entreabierta se pueden ver los dientes y lengua perfectamente tallados. De los oídos mana sangre, signo de que hasta los tímpanos se han reventado, así como del fracturado pómulo izquierdo. Numerosas gotas de sangre surcan la frente del Señor, como consecuencia de las heridas originadas por la corona de espinas.

Fuente del texto: Asociación de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Hellín

Cofradía del Cristo de la Clemencia

SEO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies