Cofradía del Nazareno y Esperanza (Motril)

Nazareno y Esperanza

Cofradía del Nazareno y Esperanza

Nazareno y Esperanza

Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Esperanza

Fundación: 1.947
Pasos: Dos
Día de Salida Jueves Santo
Hábito: Tramos de Cristo: Túnica y capirote de color morado. Cíngulo amarillo y capa blanca.

Tramos de Virgen: Túnica y capirote de color blanco. Cíngulo y capa verdes.

Sede Canónica Iglesia Mayor de la Encarnación

Redes Sociales

Nazareno y Esperanza
Fotografía: La Cofradía

Nuestro Padre Jesús Nazareno

Antonio Martinez Olalla (1938)

Nazareno y Esperanza
Fotografía: Adrián Ramos

Paso de Misterio

Nazareno y Esperanza
Fotografía: Francisco Garví

María Santísima de la Esperanza

Antonio Martinez Olalla (1952)

Nazareno y Esperanza
Fotografía: Adrián Ramos

Paso de Palio

Nazareno y Esperanza
Cofradía del Nazareno Motril

Breve Reseña

Motril es un bello enclave urbano ubicado en la costa granadina que cuenta con una tradición a la hora de conmemorar las festividades religiosas. Dos fechas resaltan en la mente de todos los motrileños, una, el 15 de Agosto, día de su patrona, la Virgen de la Cabeza, y otra, el 13 de enero, que es el día en que su copatrón, Nuestro Padre Jesús Nazareno, recorren en procesión de penitencia las céntricas calles del centro de la ciudad. Esta remota efemérides, tiene como fecha de inicio la tarde de ese fatídico día del mes de Enero de 1804, cuando la población quedo estremecida por una serie de violentos terremotos que causaron graves daños materiales, aunque no personales. Los, motrileños de antaño, presos de un inenarrable pavor y desesperación, exhibieron públicamente numerosas muestras de contrición, arrepentimiento y, sobre todo, de fervor y devoción a la sagrada efigie de Jesús Nazareno, que fue sacar en procesión votiva para clamar el final de tan cruentos movimientos sísmicos. Desde ese lejano dia, ese acontecimiento, henchido en una enorme religiosidad popular, se ha ido repitiendo impertérrito con el paso de los años hasta los tiempos actuales y revela los arraigados sentimientos que han tenido y tienen las gentes de Motril, y más aun la imperturbable fe y la exacerbad esperanza en su Santo Patrón, que siempre que ha ocurrido un hecho luctuoso, ve como los fieles se encomiendan para suplicar su divina intervención. Pero en honor a la verdad se ha de precisar que esa profunda devoción hacia el Nazareno no parte de ese enfático año de 1804, sino que es todavía mucho más antigua, pues, va a hundir sus raíces en el primer tercio del siglo XVII.

Remontándonos en el tiempo a la época de pleno apogeo del barroco español, podemos afirmar que la advocación a Jesús Nazareno se instituye en Motril en 1635, año en el que un grupo de motrileños de hondo sentimiento religioso decidieron organizar una hermandad de penitencia con el título de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Amargura. Con ella, la entonces villa cobró nuevo valor a la hora de rememorar las fiestas de Semana Santa y, sobre todo consiguió que su nombre, en estas fechas tan señaladas, fuera conocido por todos los rincones de Andalucía

Los anales de esta joven hermandad principian el día 7 de Marzo de 1635, fecha en la que una representación de futuros cofrades pertenecientes a estratos sociales bien acomodados se reunieron conjuntamente para redactar las constituciones que en adelante iban a regir su ordenamiento interno (2). El marco elegido para llevar a cabo tan solemne capitulo fue la Iglesia Mayor de la Encarnación, el principal templo de la villa, en cuya sacristía, el vicario y beneficiado de la misma actuó como guía espiritual en todos los asuntos y formalidades que se habrían de tomar con la curia granadina. Con anterioridad al día señalado se ha de precisar que ya se habían realizado colectas de limosnas entre el vecindario motrileño al objeto de hacer frente a los importantes desembolsos que se habían previsto efectuar.

Como ya ha quedado reseñado, las constituciones de la Cofradía de Jesús Nazareno fueron redactadas el día 7 de Marzo de 1635 y constan de siete capítulos en los que se recogían todos los aspectos referentes a la organización interna, insignias pasionales, vestimentas de los penitentes, itinerarios… etc. Este documento es fundamental para desvelar la hasta ahora desconocida historia de esta cofradía penitencial.
Siguiendo la disposición de los estatutos observamos que su primer apartado trata del lugar en el que adelante iba a establecerse su residencia canóniga. Se elige para ello la Iglesia Mayor de la Encarnación que era el templo que en estos momentos, tenía mayor prestancia dentro del recinto amurallado de la villa. En ella los cofrades iban a venerar a sus titulares, y desde su pórtico, se iniciaría la procesión fijada para la madrugada del Viernes Santo.

Fuente del texto: Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Esperanza

SEO

También te podría interesar..

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies