Cofradía del Stmo. Cristo de la Sangre (Lucena)

Actualizado el jueves, 11 junio, 2020

Cofradía la Sangre

Cofradía la Sangre

Cofradía la Sangre

Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Sangre y María Santísima del Mayor Dolor

Fundación:1.924
Pasos:Dos
Día de SalidaJueves Santo
Hábito:Túnica blanca y capa blanca con escudo de la cofradía, capirote, botonera y cíngulo morados. Guantes blancos.
Hermandad de San Benito | Hermandad de Los Gitanos | Hermandad de la Macarena | La Estrella
Sede CanónicaIglesia de Santo Domingo de Guzmán

Redes Sociales

Cofradía la Sangre
Fotografía: S/D

Stmo. Cristo de la Sangre

Anónimo (Origen colonial)

Cofradía la Sangre
Fotografía: Gabriel Ruiz

Trono de Misterio

Cofradía la Sangre
Fotografía: S/D

María Stma. del Mayor Dolor

Antonio Castillo Lastrucci (1959)

Cofradía la Sangre
Fotografía: S/D

Trono de Palio

Cofradía la Sangre
Fotografía: Jesús Cañete

Cofradía del Stmo. Cristo de la Sangre

Breve Reseña

En el albor del periodo estival de 1924, en el contexto de un auge del movimiento cofrade, veía la luz en la ciudad de Lucena la Cofradía del Santísimo Cristo de la Sangre y María Santísima del Mayor Dolor.

Esta hermandad, aunque relativamente joven, se instituyó sentando sus cimientos en torno a un Cristo cuya devoción se extiende no pocos siglos atrás, un Cristo crucificado que tenía por advocación la Sangre, pese a haber recibido varias a lo largo de los siglos.

El Santísimos Cristo de la Sangre, antaño denominado de la Humildad y mucho tiempo atrás aludido siempre como ‘Santo Cristo’, pues recibió culto como titular de la Hermandad del Santo Cristo durante los primeros años del siglo XVII, arribó a nuestra localidad, se cree, en torno a la última década del siglo XVI, procedente del Nuevo Mundo, y hecho con materiales por aquel entonces exóticos: modelado con pasta de médula de maíz.

Sus rasgos severos y su imponente figura, retorcida, pendiendo sobre el madero, y unida a ésta únicamente por tres clavos, debieron causar gran impacto en la población de la época.
El Santísimo Cristo recibía por aquel entonces culto en el templo de San Pedro Mártir, en una capilla propia. Allí permaneció hasta que, en el año 1865, el templo fue declarado en ruinas. Se piensa que fue la falta de lugar alternativo donde recibir la visita de sus fieles lo que propició entonces su traslado al oratorio privado de Doña Concepción Jiménez Cuenca, en la calle del Agua número 7. Finalmente fue trasladado al templo del convento de los dominicos, consagrado a San Francisco de Paula; templo que posteriormente se erigiría como parroquia de Santo Domingo de Guzmán, y allí permanece hasta nuestros días. Es destacable el hecho de que entre 1897 y 1907 realizara Estación de Penitencia en el Sacro cortejo del Jueves Santo por la tarde bajo las insignias de la Archicofradía de la Paz.

La gran devoción sentida por esta bendita imagen llevó a que en 1922; antes incluso de que se planteara la fundación de la Cofradía, se le consagrara culto en solemne quinario. Fue el 25 de julio de 1924 cuando esta Hermandad brotó, fruto, en buena parte, del entusiasmo de un grupo de amigos pertenecientes al círculo mercantil. El primer acto oficial de la Cofradía fue un miserere solemne, oficiado por la capilla de música de la ciudad. La Semana Santa del año siguiente se le consagró un solemne quinario que comenzó el Viernes de Dolores.

El Jueves Santo de ese mismo año, día del amor fraterno, y de acuerdo con las sagradas reglas que habían de regir la Hermandad, los miembros de ésta prepararon y sirvieron la comida a doce personas necesitadas. El número de personas acogidas en este almuerzo de Jueves Santo aumentaría de forma exponencial con los años; siendo los miembros de la Hermandad los que hacían las veces de camareros y ayudantes de cocina, no faltando en ésta los cocineros, que solían ser amigos que se ofrecían voluntarios.

El Cristo de la Sangre empezó a hacer estación de penitencia en un trono espléndido que fue comprado a la Archicofradia malacitana del Stmo Cristo de la Sangre. Son muchos los testimonios de cómo llegó el trono a Lucena – «Pesaba tanto-refiere Carmen Pérez de Espada- que su padre, Hermano Mayor de la Cofradía, había regresado con la camisa ensangrentada y adherida a la piel, al extremo de tener la esposa que cortarle el tejido dejando un trozo pegado a la herida.

El trono fue completamente reformado, y acortado, quedando su aspecto aún más impresionante.

El Santísimo Cristo de la Sangre comenzó haciendo Estación de Penitencia como un paso de misterio con la actual Mª Stma de la Amargura (Que actualmente realiza estación de penitencia el Miércoles Santo con la cofradía de Ntro. Padre Jesus del Valle) y Mª Magdalena (actual Santa fe, que realiza estación de penitencia el Jueves Santo, precediendo a todas las escenas pasionistas del Sacro Cortejo).

No sería hasta el año 1959 cuando la imagen de Mª Stma. del Mayor Dolor llega a Lucena, de manos del insigne imaginero Sevillano D. Antonio Castillo Lastrucci, pasando primeramente a procesionar en el mismo trono que el Stmo Cristo de la Sangre.

Unos años después pasaría a procesionar con su propio paso: un precioso trono de palio color burdeos con bordados dorados. A finales de los 80 comenzó una etapa de gran esplendor en la cofradía; hasta finales de los 90, el cortejo nazareno era tan numeroso, que se realizaba Estación de Penitencia con dos cortejos completamente distintos: alumbrando el camino del Santísimo Cristo de la Sangre iban nazarenos con capirote cordón y botonera morados, túnica y capa blanca; bajo la mirada de María Santísima del Mayor Dolor, un cortejo de nazarenos vestía misma túnica y capa que los del Cristo, con capirote cordón y botonera burdeos. Era impresionante ver los dos inmensos cortejos de nazarenos que realizaban penitencia con la cofradía.

Fuente del texto: Cofradía del Stmo. Cristo de la Sangre

Cofradía la Sangre

SEO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies