Cofradía del Santo Sepulcro (Palencia)

Cofradía Penitencial del Santo Sepulcro

Cofradía Penitencial del Santo Sepulcro

Cofradía Penitencial del Santo Sepulcro

Cofradía Penitencial del Santo Sepulcro, Archicofradía de las Cinco Llagas de San Francisco y Cofradía de San Juan Bautista

Fundación: 1.407

Santo Sepulcro
Fotografía: Jesusario

Ramón Nuñéz (1927)

La Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén
Fotografía: Fiestas de España

Víctor de los Ríos (1957)

Pasos: Ocho
Día de Salida
  •  Domingo de ramos
  • Jueves Santo
  • Viernes santo
Hábito:      Túnica blanca con botonadura roja y la cruz del Santo Sepulcro bordada en el pecho izquierdo; capillo blanco con la cruz del Santo Sepulcro bordado a la altura del pecho; capa blanca de tipo manteo con ribete rojo y la cruz del Santo Sepulcro bordada a la izquierda; cordón de lana blanca, guantes blancos y calzado blanco con hebillas rojas

El Descendimiento de Jesús
Fotografía: Hdad de la Escalera

Miguel Ángel Rojo (2002)

El Calvario del Señor
Fotografía: Jesusario

Miguel Ángel Rojo (2002)

Cristo del Desenclavo
Fotografía: Diarium

Miguel Ángel Rojo (2003)

Stmo Cristo del Perdón
Fotografía: Semana Santa Palencia

Miguel Ángel Rojo (2002)

Virgen Dolorosa o de los Siete Cuchillos
Fotografía: La Cofradía

Vicente Espinet (1906)

La Quinta Angustia
Fotografía: La Cofradía

Antonio de Amusco (1602)

Sede Canónica Capilla del Santo Sepulcro

Capilla del Santo Sepulcro

Cofradía del Santo Sepulcro
Fotografía: CofradiasTv

Cofradía Penitencial del Santo Sepulcro

 

Breve Reseña

La Cofradía del Santo Sepulcro tiene una tradición varias veces centenaria y su historia y evolución se confunde e identifica con los avatares que sufrió la ciudad de Palencia a lo largo de los siglos.

Las primeras referencias históricas datan de 1407, año de fundación de la Cofradía de San Francisco. No se conservan más documentos que muestren su actividad hasta 1563, año en que fue refundada por el escribano Melchor de Cisneros.

Esta Cofradía se hermanó, ya en el siglo XVI, con la Cofradía del Santísimo Sacramento y Cinco Llagas (resultante de la fusión de la Venerable Compañía del Santísimo Cuerpo de Cristo y la Archicofradía de las Cinco Llagas del Señor San Francisco), tal y como se cita en la bula concedida por Gregorio XIII en 1579. Ese mismo año se incorporaron los cofrades de la Quinta Angustia, lo que motivó que se redactara una nueva regla que será aprobada en 1585.

La Cofradía de la Quinta Angustia fue una de las dos penitenciales existentes en la ciudad de Palencia en el siglo XVI y la única penitencial mariana hasta la creación en 1657 de la Cofradía de la Soledad.

La Cofradía de la Quinta Angustia y San Francisco se fusionará, en 1585, con la Cofradía de la Caridad de los Pobres Presos de la Cárcel. Tras la redacción y aprobación de la nueva Regla de la Cofradía de la Quinta Angustia y San Francisco de 1585, se produce la realización de los pasos procesionales. Así en ese mismo año Bernardo Ortiz realiza el paso de la Entrada de Jesús en Jerusalén, policromado por Espinosa.

En el primer tercio del siglo XVII se encargaron varias imágenes necesarias para la celebración de la ceremonia del Desenclavo. La decadencia de todas las penitenciales de la ciudad en los años finales del siglo XVIII motivó que la ceremonia del Desenclavo o descendimiento dejara de realizarse, no recuperándose hasta el siglo XXI.

La sede de la Cofradía estuvo ubicada en un edificio construido a finales del siglo XVI en los alrededores del Monasterio de San Francisco, propiedad de ésta junto con un corral de comedias ubicado en los solares que la hermandad compró al convento de Santa Clara, y que utilizaba para realizar funciones teatrales de manera regular para generar fondos con los que ayudar a socorrer las necesidades de los presos e, incluso, a redimir a alguno.

La Cofradía se trasladó, en 1917, a la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Calle y posteriormente estuvo situada en la ermita de San Juan Bautista, hasta que fue derribada en 1967, y en cuyos solares se levantó el bloque de viviendas que acoge en sus bajos la sede actual, anexa a la cual se encuentra la Capilla de la Cofradía, donde se guardan las imágenes y pasos de la Cofradía.

Es precisamente a raíz de la marcha de los Padres Franciscanos de Palencia cuando, por la precaria situación de locales y debido a que la Cofradía de San Juan Bautista de Palencia, en otro tiempo de gran auge en nuestra ciudad, va reduciendo el número de cofrades, y tiene lugar la fusión de la Archicofradía de las Cinco Llagas y la de San Juan Bautista, pasando a ocupar la Capilla y Casa de esta Cofradía.

El hábito de la Cofradía fue negro con las cinco llagas de San Francisco sobre el pecho y un cordel ceñido a la cintura. En 1929 se empieza a utilizar el actual, compuesto de túnica y capillo blancos, con la cruz del Santo Sepulcro, en rojo, bordado en el pecho de la primera y en la parte baja del segundo. A partir de 1975 se añadió una capa, también blanca, con la misma cruz bordada en el hombro.

Fuente del texto: Semana Santa de Palencia

También te podría interesar..

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies