Consagración

Consagración

Doble vinilo de 1973 dedicado a la Imagen del Señor Sepultado de la Iglesia de Santo Domingo (Guatemala).

La Hermandad del Señor Sepultado del Templo de Santo Domingo fue fundada en el año de 1852. La historia refiere que la Sagrada Imagen pertenecía a Catalina de Aragón (hija de los Reyes Católicos). La leyenda cuenta que al ser repudiada por Enrique VIII, no quiso Catalina que sus joyas quedaran en Inglaterra y fueron embarcadas, camino de regreso a España.

El navío fue apresado por piratas que lo retubieron durante años, hasta que zozobró y El Santo Cristo fué encontrado flotando en el Mar Caribe, cerca del puerto de Trujillo y posteriormente llevado a la capital de Guatemala.

Consagración

Señor Sepultado de Santo Domingo

El vinilo está interpretado por la Banda Marcial de Guatemala. Esta banda fué creada el 30 de Octubre de 1871, por disposición del presidente de la República General Miguel García Granados.

Una Compañía de Opera europea actúo en el «Teatro Carrera» (Tea- tro Nacional de la época), la cual, traía como director de Orquesta al Maestro italiano Pedro Vissoni. El Gobierno de la República,  basado en experiencias del pasado, consideró oportuno contratar los servicios profesionales de dicho Maestro para que fusionara y dirigiera las dos Bandas de Música Militar que existían, ordenando para ello, que con Acuerdo del 25 de septiembre de 1,871 fuera creada e institucionalizada la hoy Centenaria «Banda Sinfónica Marcial», para cumplir con la misión de exaltar los valores cívicos, militares y culturales del Ejercito y de Guatemala en general.

Vissoni realizó los estudios necesarios para crear un establecimiento específico que formara a los futuros integrantes de la Banda Sinfónica Marcial, di giriendo así la (también Centenaria)»Escuela de Substitutos», posteriormente «Escuela de Músicos Militares» y actualmente Escuela Militar de Música «Maestro Rafael Álvarez Ovalle» (en honor al insigne Maestro ex alumno de esta Escuela y creador de la música de nuestro bello «Himno Nacional»), la cual en 1995 pasa a ser parte del sistema formal de Educación de Nivel Medio y cuya función específica es la de preparar a jóvenes guatemaltecos, de los dos sexos, para la ejecución profesional de un instrumento musical de viento o de percusión paralelo al título de Bachiller en Ciencias y Letras, teniendo éstos la oportunidad de ingresar a cualquiera de la Universidades a continuar estudios superiores.

Entre los dos vinilos contienen un total de 17 marchas fúnebres guatemaltecas, entre las que curiosamente se encuentra la Marcha Fúnebre de Chopín.

Un documento sonoro de grandísimo valor sobre este género musical declarado Patrimonio Cultural intangible de la Nación, por el gobierno de Guatemala en 2011.

Consagración

Consagración

Consagración

Consagración

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido esta protegido