Divina Faz | Composición

Divina Faz

Divina Faz

Divina Faz

Marcha de Procesión compuesta por Modesto Rebollo Pata. Se desconoce la fecha de su composición, aunque se la sitúa de los años 20 del pasado siglo. Su partituras se editaron por «Unión Musical Española, Editores» con el número de registro 18439.

Guión de la marcha «Divina Faz»

 

Modesto Rebollo Pata (Hinojosa de Duero, Salamanca, 1891 – Madrid, 1970)

Ascendió a músico mayor de 3ª el 30 de abril de 1918. Posteriormente fue destinado al Batallón Cazadores de Montaña Antequera Nº12. El citado Batallón fue creado con el nombre de “Compañía fija de Melilla”. En el año 1926 su Plana Mayor estaba ubicada en Ciudad Rodrigo (Salamanca).

En Mayo de 1928, D. Modesto es destinado a La Coruña como Músico Mayor de la Banda de Isabel La Católica, en sustitución del mindoniense Lodeiro Piñeiroa. Es autor de: “La dulzaina del charro”, “Las curvilíneas”, “La Voz de Galicia”, “Añorando”, “Cangas”, “Horizontes”, “Siempre glorioso”, “La moza del coitadiño”, “Largorinem”, “Toros en Ronda”, “La Mañica”, entre otras.

Tambien estubo destinado en el Regimiento de Infantería Zaragoza Nº12, también conocido como “El Glorioso” fue creado en 1579. Su Plana Mayor estaba ubicada en Santiago de Compostela.

El Jueves 23 de Junio de 1932 en el Teatro de La Latina de Madrid, se estrenó la zarzuela «La Dulzaina del Charro», obra del compositor Modesto Rebollo Pata, con un libreto de Adolfo Torrado.
La zarzuela «La Dulzaina del Charro» está dividida en dos actos; la acción transcurre en el ficticio pueblo salmantino de Peñascal del Camino y en la Plaza Mayor de Salamanca.
Se le conoce otra marcha procesional titulada «Cristo de la Misericordia» y como subtítulo «Marcha lenta sobre un motivo popular» dedicada al Patrón de su localidad natal, Hinojosa de Duero, El Santo Cristo de la Misericordia y que compuso en 1919.

Remató su vida profesional dirigiendo la Banda de Aviación de Madrid.

Otro de sus destinos militares fue el Batallón de Cazadores de Montaña número 12 de Antequera con guarnición en Ciudad Rodrigo (Salamanca).

En 1924, el Directorio de Miguel Primo de Ribera trasladaba el Batallón a Ciudad Rodrigo. Unos 50 militares de graduación, con sus familias, y alrededor de 500 soldados se asentarían en Ciudad Rodrigo a partir de septiembre, todo un revulsivo para el futuro de Ciudad Rodrigo. Las hablillas y la oficialidad estimaban que el batallón estaría integrado por un teniente coronel, dos comandantes, siete capitanes, catorce tenientes, un médico, un músico mayor, un maestro armero, un profesor de equitación, un bastero, siete suboficiales, veintiocho sargentos, dieciséis músicos, trece soldados de primera, cuatrocientos cuarenta y cuatro de segunda y una compañía de ametralladoras con treinta y seis caballos y mulos.

Era evidente la ilusión que se impregnaba en la prensa de la zona. Era también palmario que Ciudad Rodrigo había depositado en la llegada y estancia de este Batallón unas esperanzas para afianzar la recuperación social y económica que se había diluido en los últimos años. El Batallón de Antequera era, sería, un revulsivo para Ciudad Rodrigo.

Dentro de esa relevancia general, en particular, casi de forma inmediata, empezó a cobrar protagonismo la Banda de Música del Batallón, dirigida por el músico mayor Modesto Rebollo Pata. Fue tal la integración conseguida por la Banda de Música del Batallón, que desde el primer momento subyugó a los munícipes de turno que vieron en esta agrupación musical una oportunidad para llenar la oferta cultural de Ciudad Rodrigo programando una serie de conciertos públicos durante todo el año y que sería también un aliciente para la formación de futuros músicos mirobrigenses.

Banda de Música del Batallón en la Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo.
Foto: rodericense.blogspot

 

Partitura para trompa de la marcha «Divina Faz»

 

«Divina Faz» es una marcha con un estilo muy solemne y original en algunos momentos por el colorido armónico.  Muy sencilla en apariencia pero con una gran armonización.

Partitura para flauta de la marcha «Divina Faz»

 

En cuanto a su posible dedicatoria es toda una incognita. En aquellos años era bastante frecuente encontrar algunas marchas de procesión de forma genérica, es decir, sin dedicatoria expresa. Modesto Rebollo, tambien estubo destinado en lugares como Santiago de Compostela y La Coruña y no sería descabellado poder pensar en la Santa Faz gallega, que se conserva en el Convento de las Clarisas de Monforte de Lemos… pero no existe ningún dato que nos aclare dicha dedicatoria.

Partitura para trombón de la marcha «Divina Faz»

 

Partitura para caja de la marcha «Divina Faz»

 

El 10 de Marzo de 2018, se recupera históricamente esta marcha a cargo de la Unión Musical Segoviana, en un concierto celebrado en la Iglesia de San Miguel y organizado por la Junta de Cofradías de Segovia.

Divina Faz

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido esta protegido