Cofradía de El Descendimiento (Valladolid)

El Descendimiento

Cofradía de El Descendimiento

Cofradía de El Descendimiento y Santo Cristo de la Buena Muerte

Fundación 1.939
Cofradía de El Descendimiento (Valladolid)

El Monte Calvario
Foto: Daniel G. Comendez

Pedro de Sierra (1738)

Pasos Tres
Día de Salida Jueves Santo
Tunica Túnica y capirote morados, cíngulo y capa blancos, guante blanco y zapato negro.

Cristo Yacente
Foto: Luis Fernandez

Gregorio Fernández (1630)

El Descendimiento
Fotografía: Jesusario

Gregorio Fernández (1623) 

 Sede canónica Iglesia Parroquial de San Miguel y San Julián
El Descendimiento

Cofradía de El Descendimiento

 

Breve Reseña

El 26 de Marzo de 1939 un grupo de cofrades, reunidos en la sacristía de la Iglesia de San Miguel y San Julián, funda la Cofradía de El Descendimiento, para alumbrar el paso del mismo nombre, propiedad de la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz.

En el año 1940 desfilan por primera vez, vistiendo los cofrades un peculiar hábito, compuesto por túnica verde y capa encarnada terciada, a semejanza de San Juan Bautista, cubriéndose con un turbante trenzado en verde y rojo del que surgía un velo negro que ocultaba el rostro de los penitentes. Desde 1941, desfilan con el hábito actual.

Cofradía El Descendimiento En el año 1954 se produce la fusión con la Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, que alumbraba el Cristo Yacente atribuido a Gregorio Fernández, y venerado en la Real Iglesia de San Miguel y San Julián.

La Cofradía desfila el Jueves Santo en la Procesión de Nuestra Señora de la Amargura, alumbrando el paso “El Monte Calvario”, atribuido a Pedro de Sierra, hacia 1738. En la madrugada del Viernes Santo, en la procesión denominada “Cristo al Humilladero”, acompaña la imagen de “Cristo Yacente” (Gregorio Fernández, h. 1630). En la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor del Viernes Santo, desfila con su paso titular “El Descendimiento”, realizado por Gregorio Fernández en 1623.

En el año 1941 el paso “El Descendimiento” se ganó el apelativo de “El Reventón” al ser aplastado un hombre, en un descuido de los portadores, al introducir el monumental conjunto en la Iglesia de la Vera Cruz. También este paso fue el primero en salir en una plataforma con ruedas en la Semana Santa de nuestra ciudad.

Fuente del Texto: Junta de Cofradías

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido esta protegido