Francisco Angel Silva

Francisco Angel Silva

Francisco Angel Silva

 

La Obra de Francisco Angel Silva en la Exposición de Pintura

Valladolid, mayo 2.017

Un Rostro, Una Pasión, una Devoción

 

Stmo. Cristo de la Luz

Stmo. Cristo de la Luz

Stmo. Cristo del Perdón

Stmo. Cristo del Perdón

Virgen del Rosario

Virgen del Rosario

Virgen de las Angustias

Virgen de las Angustias

Jesús de la Humildad

Jesús de la Humildad

Ntro. Padre Jesús Nazareno

Ntro. Padre Jesús Nazareno

Ntro. Padre Jesús Atado a la Columna

Ntro. Padre Jesús Atado a la Columna

Jesús de Medinaceli

Jesús de Medinaceli

Ntra. Señora de los Dolores

Ntra. Señora de los Dolores

Stmo. Cristo de la Exaltación

Stmo. Cristo de la Exaltación

Yacente de Santa Ana

Yacente de Santa Ana

Cristo Yacente

Cristo Yacente

¡Sed Tengo!

¡Sed Tengo!

Ilmo. y Rvmo. Sr. D. Ricardo Blázquez

Ilmo. y Rvmo. Sr. D. Ricardo Blázquez

Stmo. Cristo Camino del Calvario

Stmo. Cristo Camino del Calvario

Stmo. Cristo Despojado

Stmo. Cristo Despojado

 

“Despojado”

Despojado

Despojado

Está solo, despojado.
Ausente va su mirada,
su aptitud resignada.
De todo le hemos privado,
gloria, honra, vestiduras.
Le obsequiamos de amarguras.
La vida le hemos robado.

Extiende manos divinas,
hacia el hombre despiadado,
que todo amor ha truncado
en fiera corona de espinas.
Aliviando va, nuestros caminos,
cuidando nuestros destinos,
y olvidando dos mil caídas.

Nuestro mundo vehemente,
no comprende Tus empeños,
hace Tu esfuerzo pequeño,
y se aparta intransigente,
de la fe y del recado de amor.
No tengas en cuenta, Señor,
el error de tanta gente.

Texto: Conchita Ayala

 

“Ntra. Señora de las Angustias”

Francisco Angel Silva

Ntra. Señora de las Angustias

Martes Santo:
Procesión del encuentro de la Virgen de las Angustias y el Santísimo Cristo
Camino del Calvario.

Rosas blancas de pureza
llevas de lecho a Tus pies,
y trunca en dolor Tu belleza,
cada espina que te atraviesa la piel.
Del templo sales gloriosa
sobre alfombra de romero.
Al aire, un lamento en prosa.
Sobre Tu rostro un lucero.
Ya la noche va avanzando
entre sonar de trompetas,
los tambores redoblando.
Luto, mantillas, peinetas.
Vas, Señora, temerosa
por ver sufrir a Tu hijo.
La Plaza está que rebosa,
gentes que quieren, ofrecerte cobijo.
Cargado con un madero,
llega ya, el hijo, Señora,
recorriendo, de dolor, un sendero.
Larga es la noche hasta la aurora.
El frio empapa Tus huesos,
y arden lágrimas de hielo.
Tú vas cubriendo de besos,
tantos años de desvelos.
Y se desgarra el corazón
por siete dagas hundidas,
de pena, de amor, de perdón,
y de angustia reprimida.

Texto: Conchita Ayala

 

“Cristo de la Exaltación” (Valladolid)

Cristo de la Exaltación

Cristo de la Exaltación

Mi ruego al Cristo de la Exaltación de Valladolid

Estando la noche fría,
y desde tu cálida cuna,
llegaste a nuestra Castilla.
Tierra de dura llanura.

Alzado en Tú Cruz, Señor
observas nuestras ofensas.
-Dime Cristo, ¿cómo piensas
que podemos aliviar tando dolor?

Nos, en Tú cuerpo Divino
volcamos nuestras injurias.
En Él, pusimos las culpas
de nuestro pecador destino.

Te miro Señor, te miro,
y no me canso de hacerlo,
y es que tengo de estraperlo
en mi corazón Tú espino.

Espino que me taladra
el alma y me lo lacera.
Nunca me iré de Tú vera
esperando estoy, Tú palabra.

Háblame Jesús y dime:
¿Qué he de hacer, pues lo que hago no basta
para sacarme esta pena que me oprime
el pecho, y el corazón me desgasta?

Texto: Conchita Ayala

 

Contacto:PACOSILVA@telefonica.net

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido esta protegido