Hermandad de Cristo Resucitado (Zaragoza)

Hermandad de Cristo Resucitado

Hermandad de Cristo Resucitado

Real Hermandad de Cristo Resucitado y Santa María de la Esperanza y del Consuelo

Fundación 1.976
Hermandad de Cristo Resucitado

Cristo Resucitado
Fotografía: Jorge Sesé

Jorge Albareda Agüeras (1977)

N. S. de la Esperanza y del Consuelo
Fotografía: Oscar Puigdevall

Anónima

Pasos Tres
Día de Salida
  • Jueves Santo
  • Viernes Santo
  • Sábado Santo
  • Domingo de Resurrección
Hábito Túnica agustiniana blanca con el escudo de la Orden bordado en el brazo izquierdo, que ciñe con correa agustiniana del mismo color. Tercerol azul celeste de gala de Calanda

Paso de Misterio
Fotografía: Facebook Hdad.

Paso de Virgen
Fotografía: Sofía del Arco Gracia

Cristo del Buen Amor
Fotografía: Jorge Sesé

Sede Canónica Iglesia de Santa Rita

Hermandad de Cristo Resucitado

 Hermandad de Cristo Resucitado

 

 

Breve Reseña

La Real Hermandad de Cristo Resucitado y Santa María de la Esperanza y del Consuelo nace de la inquietud de un pequeño grupo de personas vinculadas al Colegio San Agustín y a la Parroquia Santa Rita de los PP. Agustinos que, junto con varios sacerdotes de esta comunidad, ven la necesidad de celebrar la Resurrección del Señor en las calles de Zaragoza igual que se celebra su Pasión y Muerte.

Este pequeño grupo está encabezado por Juan Luis Jiménez Gardeta, verdadero impulsor de este proyecto y auténtico luchador contra viento y marea para sacar adelante una idea que contó con importantes rechazos en sus comienzos. Nuestro querido y añorado Juan Luis, no sólo fue clave en los inicios sino que fue el primer Hermano Rector entre los años 1976 y 1984 y posteriormente volvió a asumir este cargo desde 1989 hasta su fallecimiento en 1991.

La idea de la fundación rondaba ya por sus cabezas desde 1975 pero se concretó el Sábado Santo, 17 de abril, de 1976. Un arduo proceso llevó a la aprobación por el arzobispo de Zaragoza, D. Pedro Cantero Cuadrado, el 13 de julio de 1976 de los primeros estatutos de la Hermandad, con lo cual, quedaba erigida canónicamente sin necesitar ningún otro requisito.

Esto suponía una gran novedad ya que hacía más de veinticinco años que no se constituía ninguna cofradía nueva en la ciudad. Poco a poco se van dando los primeros pasos, son muchos los asuntos por decidir y el tiempo avanza acercándose la primera Semana Santa; el hábito tenía un capirote azul celeste como prenda de cabeza y no se cuenta todavía con un paso propio. La primera procesión en la que participa la Hermandad fue la del Santo Entierro del Viernes Santo, 18 de abril, de 1977 desfilando en primer lugar como cofradía invitada.

El Domingo de Resurrección se realizará, tras la celebración eucarística, una sencilla procesión testimonial por el patio delantero del Colegio. A destacar que desde este primer año la Hermandad fue mixta y contó con su propia sección de tambores y bombos. El siguiente año marca unos estrenos muy importantes, los hermanos de la sección de instrumentos sustituyen el capirote por el tercerol. Éste será una de las señas de identidad características de la Hermandad y acabará siendo en pocos años la prenda obligatoria para todos los hermanos. Pero, sin lugar a duda, es el estreno de la imagen del Señor Resucitado, obra de Jorge Albareda Agüeras, la gran novedad del segundo año de la Hermandad.

Fuente del Texto: Web de la Hermandad

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido esta protegido