Hermandad de Jesús Atado a la Columna (Medina de Rioseco)

Actualizado el miércoles, 10 junio, 2020

Jesús Atado a la Columna

Hermandad de Jesús Atado a la Columna

Hermandad de Jesús Atado a la Columna

Hermandad de Jesús Atado a la Columna

Fundación: Siglo XVI
Pasos: Uno
Día de Salida Jueves Santo
Hábito: Túnica de paño negra. Careta negra. Cíngulo de algodón y guantes ambos en color negro.
Santo Cristo de la Pasión| Hermandad del Ecce Homo | Nazareno de Santa Cruz | Hermandad de la Desnudez
Sede Canónica Iglesia de Santiago Apóstol

Redes Sociales

Hermandad de Jesús Atado
Fotografía: Fernando Fradejas de Castro

Jesús Atado a la Columna

Atribuída a Gregorio Fernández (s.XVII)

Hermandad de Jesús Atado
Fotografía: Ignacio Santamaria

Jesús Atado a la Columna

Imaginero

Hermandad de Jesús Atado a la Columna
Fotografía: Excmo. Ayuntamiento

Hermandad de Jesús Atado a la Columna

Breve Reseña

La Hermandad de Jesús Atado a la Columna de la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco nace al amparo de la orden franciscana en el siglo XVI, en cuyo convento tenia la sede la cofradía hasta la desamortización de bienes eclesiásticos acaecida en el siglo XIX. Pocos datos se conocen de este periodo inicial. La documentación vincula su pertenencia a la Cofradía Penitencial de la Pasión, fundada en los últimos años del siglo XVI en el Convento de San Francisco, en cuyo recinto se rendía culto a la imagen de un Jesús Atado a la Columna. En 1653 Bartolomé Arango compra la Capilla de San Andrés, en donde la cofradía veneraba la imagen de titular. Se cree que puede ser dicha talla la que ha llegado hasta la actualidad y que, con posterioridad, fue trasladada y colocad en el altar de la capilla que se encontraba a los pies del templo, a principios del siglo XVIII. Un grupo de hermanos, encabezados por Pedro Hernández del Pulgar, refundan la cofradía en 1689, con el fin de proporcionar ayuda y asistencia a los hermanos y necesitados.

Hasta 1834 permaneció en la iglesia conventual de San Francisco, seguramente hasta la exclaustración, siendo trasladada a la parroquia de Santa Cruz, en donde se emplaza, la imagen en la hornacina central del banco del retablo barroco del Cristo de la Pasión.

Encabezaba la Procesión de la Pasión el Viernes Santo por la mañana desde la iglesia parroquial de Santa Cruz  y recorría los diferentes templos y las principales calles de Rioseco junto a las cofradías del Ecce Homo, Nazareno, Desnudez y la Pasión. En 1958   la Procesión de la Pasión se une a la Procesión del Dolor del Jueves Santo por la tarde y nace la Procesión del Mandato. Desde entonces y hasta la actualidad desfila en tercer lugar en la procesión que emerge de la iglesia parroquial de Santiago Apóstol.

La hermandad tiene como única imagen procesional la talla de Cristo (de tamaño inferior al natural) atado a una columna baja del tipo Senta Práxedes, por lo que es llamado popularmente “Eceomico o Ceomico”. Las manos permanecen superpuestas y atadas a la parte superior de la columna con un cordón de oro que emerge del cuello. Ello obliga a una flexión del cuerpo hacia delante, con el pie izquierdo que avanza, generando un mayor dinamismo, siguiendo los modelos de Gregorio Fernández. La espalda desnuda muestra el desgarro provocado por los flagelantes durante el camino del Calvario. El rostro oculta el dolor en una mirada conmovedora.

Fuente del texto: Semana Santa de Medina de Rioseco

Jesús Atado a la Columna

SEO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies