Hermandad de la Buena Muerte (Huelva)

Hermandad de la Buena Muerte

Hermandad de la Buena Muerte

Ilustre y Agustiniana Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Madre de la Consolación y Correa en Sus Dolores

Huelva

Hermandad de la Buena Muerte

Estación de Penitencia: Jueves Santo

A fines del siglo XIX, se establecieron en nuestra Huelva los Padres Agustinos, los cuales, mediante la correspondiente autorización del obispado, abrieron un colegio en la Calle Puerto de nuestra ciudad, ya que esta era la calle que se suponía como centro neurálgico de la misma, puesto que en ella se encontraba tanto el Ayuntamiento, como la Diputación Provincial.

La apertura del Colegio San Agustín, así como la llegada de los Padres, suponen todo un movimiento religioso en nuestra ciudad, y esto es lo que mueve a los sacerdotes a pensar sobre la idea de fundar una hermandad de penitencia.

La hermandad termina de quedar fundada gracias a la acción del Padre Gilberto Blanco el cual inculcó desde el año 1916 en sus alumnos el deseo de profesar culto externo a Maria Santísima bajo la advocación de Consolación, elección apoyada en una imagen existente en el Convento de las RR. MM. Agustinas de la misma ciudad a la que se le venían rindiendo cultos anuales.

Como toda nueva corporación sufre una serie de dificultades que son superadas cuatro años después, siendo hermano mayor José Urbano, quien decide dotar a la cofradía de una imagen de Cristo. Talla que no poseía gran calidad artística y además no se correspondía con la advocación fundacional, ya que la imagen Olotina representaba un Cristo expirante, todavía vivo en la cruz. Para procesionar con el cual, se encarga un nuevo paso a Gómez Basilio, al cual se traspasaría la Virgen, procesionando la nueva talla en el antiguo paso de la Señora. De esta manera sigue haciendo su salida procesional hasta el año 1931, año en el cual los Padres Agustinos se marchan de Huelva.

Tras este hecho, la hermandad se traslada a la Mayor de San Pedro, parroquia a la cual pertenecía el convento, desde donde sólo pueden procesionar con la imagen del Cristo, pues la Virgen pertenecía al convento y las hermanas no la dejan marchar. Durante la estancia en la nueva sede se traslada el día de salida al Lunes Santo y e cambiará también durante este periodo el color de las túnicas a negro manteniendo el azul en la capa y el antifaz. Así, la imagen vuelve a procesionar en el año 1935, salida que estuvo revestida de caracteres especiales ya que la situación política no aconsejaba los desfiles procesionales.

En el verano de 1939, la Junta de Oficiales toma la determinación de encargar dos nuevas imágenes a Joaquín Gómez del Castillo, el cual realiza la talla del cristo inspirándose en la Sevillana que bajo la misma advocación realiza en su día Juan de Mesa. Y la imagen mariana con la mirada al cielo, tal como la imagen fundacional de la cofradía.

IMÁGENES

Pincha en las imágenes para ampliar

Hermandad de la Buena Muerte

Santísimo Cristo de la Buena Muerte

Santísimo Cristo de la Buena Muerte. Jesús muere en la Cruz.

La Imagen del Cristo de la Buena Muerte es del imaginero Gómez del Castillo. La bendición tuvo lugar el 8 de abril de 1941 por el arcipreste Julio Guzmán López. Actuaron de padrinos el presidente de la Cámara Oficial del Comercio y Vicepresidente de la Excma. Diputación Provincial, Joaquín López Gómez, y su esposa María Rebollo. Terminada la bendición se cantó solemne «Te Deum», finalizando el besapié a la sagrada imagen. La primera salida tiene lugar el Jueves Santo de 1942, 9 de Abril.

Hermandad de la Buena Muerte

Nuestra Madre de la Consolación y Correa en Sus Dolores

Nuestra Madre de la Consolación y Correa en Sus Dolores. María mira hacia la cruz vacía tras el descendimiento de su hijo.

Talla de Joaquín Gómez del Castillo, fue bendecida el 18 de marzo de 1940 y restaurada en 2013 por Enrique García Carrasquilla.

PASOS PROCESIONALES

Pincha en las imágenes para ampliar

Hermandad de la Buena Muerte

Paso de Misterio
Fotografía: M. Vizcaya

Paso de Misterio. Obra de caoba americana realizada por Miguel Hierro Barreda, en 1957. La Cruz es de sección cilíndrica y arbórea, realizada por Soto Benavente. Los ángeles que sujetan los hachones son de Jesús Domínguez. El llamador en plata de ley, año 2004, es un obsequio de los hermanos costaleros por el XXV aniversario de la cuadrilla. El paso del Cristo presenta diferentes capillas (Calvario, Nacimiento, Entrada en Jerusalén, Crucifixión y Resurrección) y las figuras de San Agustín, San Juan Bautista, San Juan Evangelista, San Marcos, San Sebastián y la Virgen de la Cinta con cartela tallada por García Páez.

Hermandad de la Buena Muerte

Paso de Virgen
Fotografía: M. Vizcaya

Paso de Virgen. Obra de alpaca plateada de estilo renacentista realizada por Ramón León Peñuelas en 1991. Además, dispone de capillas con miniaturas policromadas del mismo autor. Se alumbra con candelabros de guardabrisas. El  Llamador es de bronce, realizado por Seco Velasco, de 1944.

HÁBITO

Hermandad de la Buena Muerte

Hábito
Fotografía: M. Vizcaya

Hábito. Túnica y capirote negro con botonadura azul y con correa agustina. Guantes negros.


Hermandad de la Buena Muerte. Redes Sociales

 

 


TEMPLO 

Iglesia conventual de Santa María de Gracia

Iglesia conventual de Santa María de Gracia

Iglesia conventual de Santa María de Gracia

La Iglesia Conventual de Santa María de Gracia, conocida popularmente por los onubenses como Las Agustinas. Fundado por Doña Elvira de Guzmán, y regentado desde sus inicios por las Reverendas Madres Agustinas, el edificio ha sido reformado en diversidad de ocasiones, pese a todo continua conservando su estructura barroca de torre y pequeña espadaña en el lado derecho.

Se accede al interior a través de un bonito pórtico situado en la mencionada calle sobre el cual se haya el escudo de la orden agustiniana tallado en piedra. Se observan también en el portón sendos escudos realizados en metal los cuales corresponden en el lado izquierdo al de la Hermandad que nos ocupa, y en el derecho al de la Orden Agustiniana, tan adherida a nuestra cofradía.

Consta el templo de una sola nave con retablos laterales y sendos coros, ocupando la trasera del altar mayor retablo dorado en el cual se haya la Inmaculada Concepción bajo la advocación de Santa María de Gracia, sobre el mismo, una representación calvarista, apareciendo escoltado el conjunto por diversidad de obras pictóricas de gran valor. A su vez, a cada lado del retablo sobre peana dorada se encuentran sendas imágenes de Santa Rita y Santa Mónica.

Posee el templo cúpula decorada con armónicos tonos celestes y alrededor de la misma diversos retratos de destacados personajes para la orden, recalcando entre los mismos a San Agustín de Hipona, Maria Santísima bajo la advocación de Consolación y Correa y San Alonso de Orozco.

Ocupan los retablos laterales de la nave una imagen icónica de Nuestra Señora del Buen Consejo, imágenes de arte cristiano tales como el Sagrado Corazón de Jesús. También se observa a San Agustín de Hipona ataviado con túnica de damasco azul, confeccionada por una madre del convento y hermandad de nuestra cofradía; además, una Imagen gloriosa de Nuestra Madre de Consolación, la cual ha estado gran cantidad de años en el claustro del convento.

Mención aparte merece el altar en el que se encuentran las Imágenes de nuestros Sagrados Titulares; el Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Madre de la Consolación y Correa en sus Dolores.

Hermandad de la Buena Muerte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido esta protegido