Hermandad de San Francisco (Huelva)

Hermandad de San Francisco

Hermandad de San Francisco

Real e Ilustre Hdad. Sacramental de San Francisco, Pura y Limpia Concepción de Ntra. Sra. y Cofradía de Nazarenos del Stmo. Cristo de la Expiración, María Stma. del Mayor Dolor, San Juan Evangelista y Ntra. Sra. de la Esperanza Coronada

Huelva

Hermandad de San Francisco

Hermandad de la Esperanza
Fotografía: M. Vizcaya

Estación de Penitencia: Miércoles Santo

La Hermandad fue fundada a fines del siglo XIX, entre los años 1893 y 1894, en la antigua Iglesia Conventual de San Francisco.

El antecedente histórico más remoto en relación a la creación de la Hermandad se halla en la antigua asociación piadosa que rendía culto a San Telmo, Patrón de los Mareantes. No es de extrañar, por tanto, que sus fundadores y primeros hermanos fueran los marineros y pescadores que habitaban las calles del viejo barrio de San Francisco.

Muy pronto, la Cofradía, cuyas primeras Reglas fueron aprobadas por el Arzobispo de Sevilla, Don Marcelo Spínola y Maestre, alcanzó grandes cotas de devoción entre los vecinos del barrio y su popularidad se extendió rápidamente por toda la ciudad, que profesaba un singular fervor hacia su Titular, la Santísima Virgen del Mayor Dolor, una imagen venerada en San Francisco desde el siglo XVII, cuya belleza y valía artística son constantemente ensalzadas en cuantos documentos conservados a Ella se refieren.

Desahuciadas una y otra vez, las Sagradas Imágenes hallarían temporal hospedaje en una humilde vivienda, generosamente cedida al efecto, mientras que en el corazón del barrio de San Francisco comenzaba a levantarse, gracias a la devoción, cariño y fervor del Pueblo de Huelva, una pequeña Capilla donde la Cofradía hallaría definitivo asiento.

En el año 1979 se bendice la nueva Capilla y con su llegada a ella la Hermandad conoce un periodo de esplendor y desarrollo nunca antes conocido, tanto es así que muy pronto el pequeño templo resulta incapaz para acoger la intensa vitalidad desplegada por la Cofradía. De este modo, en 1992 y nuevamente gracias a la generosidad de sus miembros, es bendecida por el Obispo de Huelva la nueva Iglesia de Santa María de la Esperanza, un templo capaz, con nobleza constructiva, que ha venido a beneficiar la imagen urbana de la ciudad y que dispone, además, de distintas dependencias auxiliares en las que se desarrollan continuamente actividades de apostolado y formación.

Entre ambas fechas, concretamente en el año 1984, la Hermandad obtiene el carácter Sacramental, solicitado por la Junta de Gobierno de aquel entonces al amparo del que fuera nuestro Capellán y Director Espiritual, Reverendo Don Carlos Nuñez Vega, de feliz memoria para todos nosotros, con el único objetivo de que, desde la Hermandad, propietaria ya en aquel entonces de una Capilla, se intentase recuperar el culto Divino al Santísimo Sacramento, ya que la Parroquia estaba muy limitada por la ubicación temporal en la Capilla Conventual de las Hermanas de la Cruz, la cual no contaba con muchas posibilidades de propiciar el Culto Eucarístico.

El 4 de junio de 1994, con motivo de la celebración del I Centenario Fundacional de la Hermandad, el Excelentísimo Ayuntamiento concede e impone la Medalla de Oro de la Ciudad a Nuestra Señora de la Esperanza, en un acontecimiento realmente vivido y participado por la Ciudad y sus onubenses.

Tal es así, que, tras ello, y Coronada Canónicamente ya la primera Imagen Mariana de la Ciudad de Huelva, la Santísima Virgen de la Cinta, el Cabildo de Oficiales de Gobierno de la Hermandad acomete ilusionado y decidido la solicitud de la Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Esperanza, petición ratificada , por un histórico Cabildo General de Hermanos celebrado el 11 de febrero del año 1997.

En estos avatares, la Hermandad recibe una distinción altamente valorada por nosotros: la Cruz al Mérito Naval, concedida por Su Majestad el Rey Juan Carlos I a la Hermandad el 2 de enero de 1997, como reconocimiento a sus importantísimos vínculos con la Armada, que datan prácticamente desde los orígenes de la Cofradía, y que hoy se mantienen estrechos y absolutos, tal que la Marina Española está dignamente representada en todos los acontecimientos extraordinarios que la Hermandad celebra. El 18 de diciembre del mismo año, en la Función dedicada a Nuestra Señora de la Esperanza, el Reverendísimo Señor Obispo de la Diócesis, Don Ignacio Noguer Carmona, anuncia que acepta por primera vez en nuestra Diócesis la solicitud realizada por la Hermandad de Coronar Canónicamente a una Imagen de la Virgen Dolorosa.

El miércoles Santo de 1999, el Señor Obispo, en su acostumbrada visita de la mañana, anuncia la fecha de la Coronación para el día 3 de junio de 2000. La Hermandad, que ya venía desarrollando actos y cultos preparatorios para este único acontecer, inicia un programa final para afrontar por último la ansiada Coronación de Nuestra Señora de la Esperanza. Entre ellos, cabe destacar de manera especial la visita de Sus Majestades los Reyes de España a la Exposición “Esplendores de Esperanza” y el regreso de la Virgen al Templo Catedralicio, veinte años después de haberlo abandonado, para la celebración del solemne triduo preparatorio de la Coronación.

El día 3 de junio del año 2000, tal y como estaba proclamada, el Excelentísimo y Reverendísimo Señor Don Ignacio Noguer Carmona, Obispo de la Diócesis, corona Canónicamente a Nuestra Señora de la Esperanza.

Entre 2008 y 2009 se realizaron unas obras de ampliación de la Iglesia, así como las obras de reforma y ampliación de la Casa de Hermandad y demás dependencias anejas. Con ello se produjo la unión de la Iglesia actual más la planta baja de la primitiva Capilla. Con esta unión, la Iglesia o el espacio destinado al culto en la actualidad incrementó en 80 m2, aproximadamente, ganando el templo una nave más en su lado izquierdo.

IMÁGENES

Pinchar sobre las imágenes para ampliar

Hermandad de San Francisco

Santísimo Cristo de la Expiración
Fotografía: Josué Correa

Santísimo Cristo de la Expiración. El misterio representa el momento justo de la expiración de Cristo.

Talla de Ramón Chaveli Carreres, de 1939. María Magdalena realizada por Ángel Álvarez en 1870 y San Juan Evangelista obra de Joaquín Gómez del Castillo.

Nuestra Señora de la Esperanza

Nuestra Señora de la Esperanza

Fotografía: Jesús Muñoz

Nuestra Señora de la Esperanza

Nuestra Señora de la Esperanza

Fotografía: Pichi

Nuestra Señora de la Esperanza Coronada. Joaquín Gómez del Castillo, 1939. Antonio León Ortega se encarga de su restauración en los años 60. En 2012, se procedió a una nueva restauración por parte de los Talleres de Nuestra Señora de la Almudena (Madrid).

PASOS PROCESIONALES

Pinchar sobre las imágenes para ampliar

Hermandad de San Francisco

Paso de Misterio
Fotografía: M. Vizcaya

Paso de Cristo. Neobarroco, de perfiles románticos. Fue tallado por Miguel Llácer (1953) y restaurado y dorado por los Talleres de Nuestra Señora del Carmen (1983). Se alumbra con candelabros de guardabrisas.

La Virgen del Mayor Dolor lleva saya y manto de terciopelo cereza y negro, respectivamente, obras atribuidas a Juan Manuel Rodríguez Ojeda (1912) y pasadas y restauradas por Piedad Muñoz (1992). San Juan Evangelista y Santa María Magdalena poseen vestiduras bordadas en hilo de oro por Maya (2005) y el Taller de Bordados de la Hermandad (2008), respectivamente. Cantoneras e INRI de plata dorada, cincelados por Orfebrería Villarreal (1987). Llamador en metal dorado, también de Villarreal (1984).

1

Fotografía: M. Vizcaya

2

Fotografía: M. Vizcaya

Paso de Palio. La peana y los candelabros de cola (1965) son de Jesús Domínguez Vázquez.Paso de Virgen: De estilo neorrocalla, posee parte de la orfebrería en plata de ley, con llamador y jarras (2000-2003) de Orfebrería Ramos y relicario de Sor Ángela de la Cruz (1990) de Hijos de Juan Fernádez, con óleo de Francisco Llonis. El resto es plateado, con respiraderos de Villarreal (1982-1983) y jarras (1979) y candelería (1989-1990) de Hijos de Juan Fernández.

Bambalinas bordadas en oro sobre terciopelo verde y malla del mismo metal por las Madres Trinitarias (1940). Fueron adquiridas a la Cofradía de San Roque (Sevilla) y pasadas y restauradas en el Taller de Fernández y Enríquez (1993-1994). Techo de palio bordado por el Taller de Bordados de la Hermandad bajo la dirección de Enrique Bendala Azcárate (2000), autores también de la saya bordada en hilo de oro y sedas de colores sobre tisú de plata (2000).

La Gloria del techo, que representa la Coronación de la Virgen, posee orfebrería en plata de Ramos y policromía del pintor e imaginero Mario Ignacio Moya Carrasco. El manto, bordado en hilo de oro y sedas de colores sobre tisú verde con hilos dorados, es obra igualmente del Taller de Bordados de la Hermandad (2001-2008) según un diseño de Bendala.

HÁBITO

Hábito

Hábito

En tramos de Cristo, capirote de terciopelo morado, al igual que la botonadura y el cíngulo en el Cristo y verdes en tramos de palio. En ambos pasos la túnica, al igual que la capa son de sarga blanca.


Hermandad de San Francisco. Redes Sociales.

 

 


TEMPLO

Capilla Santa María de la Esperanza

Hermandad de San Francisco

Hermandad de San Francisco

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies