Hermandad del Nazareno del Amparo (Badajoz)

Hermandad de Santo Domingo

Hermandad de Santo Domingo

Hermandad de Santo Domingo

Pontificia Hermandad y Cofradía de Penitencia del Dulce Nombre de Jesús, Nuestro Padre Jesús Nazareno del Amparo, Santísimo Cristo de la Fe, Nuestra Señora de la Piedad y Maria Santísima del Mayor Dolor

 

Fundación:1.603
Hermandad de Santo Domingo

Nuestro Padre Jesús Nazareno del Amparo

Anónimo s.XVI-XVII

Santísimo Cristo de la Fe
Fotografía: Sixto Galán

Anónimo s.XIX

Pasos:Cuatro
Día de Salida:Miércoles Santo
Hábito:Cristo del Amparo

Túnica blanca con ribetes y botonadura morada; capirote morado con el escudo de la Cofradía a la altura del pecho; capa blanca con el escudo del cordero; cíngulo amarillo y guantes blancos.

Cristo de la Fé

Túnica negra con ribetes y botonadura rojos; capirote rojo con el escudo de la Cofradía y capa del mismo color con el escudo del cordero; cíngulo rojo y guantes blancos.

Virgen del Mayor Dolor

Túnica blanca con ribetes y botonadura morada; capirote azul con el escudo de la Cofradía a la altura del pecho; capa blanca con el escudo del cordero; cíngulo amarillo y guantes blancos.

Paso de Misterio
Fotografía: Hoy

Paso de Misterio
Fotografía: S/D

Nuestra Señora de la Piedad
Fotografía: Sixto Galán

Anónima s.XVI-XVII

Maria Santisima del Mayor Dolor

Antonio Castillo Lastrucci (1936)

Paso de Virgen
Fotografía: 48horas Badajoz

Paso de Palio
Fotoggrafía: S. García

Sede Canónica:Iglesia de Santo Domingo
Iglesia de Santo Domingo
Hdad de Santo Domingo

Hermandad de Santo Domingo

web2facebook2twitter2
Hermandad de Santo Domingo

 

Breve Reseña

Esta Cofradía, posiblemente la más antigua de las que actualmente procesionan en la Semana Santa pacense, tiene su sede en la Iglesia de Santo Domingo, que pertenecía al antiguo Convento de Santo Domingo, fundado en 1556. Este Convento era de grandes dimensiones, pues llegaban sus instalaciones hasta la avenida de Ramón y Cajal, cubriendo el actual Parque de Castelar. Asimismo poseía bastantes propiedades y casas, y entre los destacados religiosos que impartían diversas cátedras en ente centro, destacó Fray Luis de Granada, quien escribió aquí su “Guía de Pecadores”.

Sin embargo, la desamortización y la consiguiente exclaustración de los monjes en 1822 hizo desaparecer el Convento, quedando la iglesia de Santo Domingo como parroquia, regentada desde 1927 por los Padres Paules. Esta iglesia ha sido muy castigada por las guerras, sufriendo grandes pérdidas en la Guerra de la Independencia y sobre todo en la Guerra Civil, donde se destruyeron retablos y alrededor de veinte tallas, entre ellas la de la Virgen del Mayor Dolor, y dañando algunas otras, como la del Cristo Nazareno del Amparo, titulares de la Cofradía.

Se conoce de la existencia de tres Cofradías establecidas antiguamente en Santo Domingo: la de Nuestra Señora del Rosario, fundada en 1567 y de la que a pesar de su desaparición, se conserva su imagen titular, que ha sido unida al paso del Cristo del Amparo, que pertenece a la actual Cofradía, fundada en 1603 y que fue la segunda Cofradía establecida en esta iglesia. La tercera Cofradía que se conoce con sede en Santo Domingo se fundó en 1695,bajo el nombre del Santísimo Cristo del Rosario, más conocida como la del Coronado de Espinas, y que fue una de las más importantes en su época.

La Cofradía que nos ocupa fue fundada por el Gremio de los Oficiales de Sastre en 1603 bajo el nombre del Dulce Nombre de Jesús, con la intención de reparar los agravios y blasfemias que se cometían contra el santo nombre de Jesús, siendo su titular una imagen del Niño Jesús, como lo sigue siendo actualmente. Esta Cofradía consiguió numerosos privilegios papales gracias a las sustanciosas concesiones que otorgaron a las Cofradías con el título del Dulce Nombre de Jesús los pontífices Pío IV, San Pío V, Gregorio XIII, Clemente VIII y el Beato Inocencio XI, obteniendo la Cofradía del mismo modo el carácter de Pontificia.

Al poco tiempo de su fundación, y para gastar las rentas sobrantes, se solicitó licencia para sacar en procesión el Viernes Santo a Jesús Nazareno y a Nuestra Señora del Mayor Dolor, de lo que se deduce que casi desde un primer momento ya se poseían estas dos imágenes.

En el S. XVIII, hay documentos que acreditan que la Cofradía procesionaba con varios pasos el Viernes Santo, donde salían los pasos de Nuestro Padre Jesús Nazareno, acompañado por Simón de Cirene y dos Sayones, Virgen del Mayor Dolor, la Magdalena, la Verónica y San Juan, precedidos de la celebración de la “Sentencia” y del sonido de trompetas que anunciaban su salida. Estos pasos eran llevados por hermanos, que pagaban una limosna por ello, al igual que por llevar las insignia y guiones de la Hermandad, las varas de palio, trompetas, ciriales y la Cruz de Guía. También del S.XVIII existen varios inventarios en los cuales se hace una minuciosa descripción de los enseres y de los ricos ajuares y vestidos que llevaban las imágenes, realizados, seguramente por los maestros y oficiales de sastre pertenecientes a la Hermandad. De este inventario se deduce la riqueza e importancia de la Cofradía, pues son muy numerosos los objetos de culto, y especialmente las vestiduras de las imágenes, de gran riqueza y variedad.

Del S.XIX, la información relativa a la Cofradía es escasa, pues se interrumpe en 1808 por la Guerra de la Independencia, aunque probablemente mantuviera su actividad tras la toma de la ciudad en 1812 hasta la desamortización y exclaustración de los monjes del Convento de Santo Domingo en 1822, momento en el que la Hermandad quedaría obligada a interrumpir las manifestaciones externas de culto, manteniendo muy probablemente su actividad en torno a las imágenes , pues éstas siguieron expuestas en la iglesia de Santo Domingo hasta 1939, año de su refundación, en el que se aprueban las nuevas reglas y estatutos por el Ilmo. Sr. Obispo, D. José María Alcaraz y Alenda, bajo el título de Hermandad y Cofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesús del Amparo, Dulce Nombre del Señor y María Santísima del Mayor Dolor.

Nótese que donde debería decir “Dulce Nombre de Jesús” dice “del Señor”, y lo mismo ocurre con la imagen de “Nuestro Padre Jesús Nazareno”, que ve su título sustituido por el de “Nuestro Padre Jesús del Amparo”, posiblemente como acción de gracias por la protección recibida durante la guerra civil.

Así pues, la Cofradía reanuda sus salidas procesionales en 1939, con gran asistencia de público. En 1941 se lleva a cabo la restauración del Cristo del Amparo, ya que esta imagen había sido dañada durante la guerra civil, por lo que posiblemente en los dos años anteriores desfilase en bastante mal estado y con algún arreglo temporal. En 1945, durante el desfile procesional cayó una gran tormenta que deterioró todos los atributos e insignias, pasos, túnicas, capas, capirotes, etc., quedando inservible parte de todo ello, lo que impidió a la Hermandad participar en la Semana Santa de 1946, reponiendo poco a poco en los sucesivos años todo lo perdido.

En los años 50 ya hacía la Hermandad estación de penitencia a la cárcel de la ciudad,lugar donde se reproducían emocionantes escenas al paso de la Virgen del Mayor Dolor, a la que muchos reclusos dedicaban saetas y oraciones. En 1953 comenzó también a celebrarse el Vía Crucis a las 12h. del Viernes Santo con el Cristo de la Fe, recorriendo la barriada y parándose en las casas con enfermos, así como en el hospital Provincial. Este Vía-Crucis se sigue celebrando actualmente en este mismo día y a esta misma hora.

En los años sucesivos, la Cofradía fue aumentando poco a poco su patrimonio así como su número de hermanos. En 1957, por primera vez, al hacer estación de penitencia a la cárcel, el director de la prisión entregó las llaves de la misma y fueron liberados cuatro reclusos detenidos por arresto gubernativo. Esta costumbre se convirtió en tradición y continuó celebrándose cuando la prisión se trasladó a la zona de Pardaleras, donde hacía estación la Hermandad, entrando en el centro algunos nazarenos para liberar a un preso, que salía vestido con el hábito de la Cofradía, ocultando así su identidad. Desgraciadamente, esta tradición se perdió al ser trasladado el centro penitenciario a las afueras de la ciudad.

En 1994 desfiló por primera vez el paso de La Piedad, magnífica obra del S. XVI o XVII,que se encontraba olvidada en la iglesia de Santo Domingo, y a la que gracias al interés y a la dedicación del vocal artístico de la Hermandad, D. Juan Manuel Expósito, se ha revitalizado de manera que ya son más de ciento cincuenta hermanos los que tiene esta imagen, que ha prendido con enorme fuerza entre los pacenses.
 

Fuente: Agrupación de Hermandades y Cofradías Ciudad de Badajoz

Hermandad de Santo Domingo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies