Hermandad del Santo Vía-Crucis (Guadix)

Actualizado el martes, 23 enero, 2018

Santo Vía-Crucis

Santo Vía-Crucis

Hermandad del Santo Vía Crucis, en las advocaciones del Stmo. Cristo de los Favores, Ntra. Sra. de la Humildad, Ntro. Padre Jesús de la Sentencia y Dulce Nombre de Jesús

Fundación:1.979 (precedentes s. XVI)
Santo Vía-Crucis

Stmo. Cristo de los Favores
Fotografía: Manuel López

Francisco Pinto Berraquero (1964)

Ntro. Padre Jesús de la Sentencia
Fotografía: M. Gómez

Manuel Martín Nieto (2012)

Pasos:Tres
Día de Salida
  • Miércoles Santo
Hábito:     Túnica y capillo negros, capa beige (colores del hábito en similitud al hábito dominico), escudo en capillo, capa y fajín.

Paso Misterio
Fotografía: Torcuato Fandila

Misterio
Fotografía: Ana Dotes

Ntra. Sra. de la Humildad
Fotografía:

Torcuato Ruiz del Peral (s. XVIII)

Sede CanónicaIglesia de San Miguel

Hermandad del Via-Crucis
Fotografía: Ana Dotes (color)

Santo Vía-Crucis

 

Breve Reseña

Para situarnos en los antecedentes de esta hermandad, nos tendríamos que trasladar más de 500 años atrás. Antes de la reconquista, los PP. Dominicos se instalan en la ciudad de Guadix y construyen a extramuros el Convento de Sto. Domingo. En el año 1500, un 17 de Enero el Rey Fernando el Católico, ennoblece el mencionado convento concediéndole aguas y el titulo de Real. Los PP. Dominicos fundan vanas hermandades, entre ellas la de la Santa Cruz y Divino Crucifixo, en la que los Mendoza militaban. También en recientes estudios, se ha sabido, que antes de la invasión musulmana, en la Iglesia de la Sta. Cruz (actual placeta de la Cruz), ya existía la Hermandad de la Sta. Cruz.

En 1537, en el viaje de vuelta del nuevo mundo, nuestro adelantado D. Pedro de Mendoza fallece antes de llegar a puerto, probablemente por este hecho su padre D. Fernando de Mendoza, manda construir la capilla del Sto. Crucifijo (actual capilla del Stmo. Cristo de los Favores), a expensas de la hermandad, ya que los Mendoza eran unos de los artífices de la misma. Los Mendoza bien pudieron ser los fundadores de la hermandad, pues conocida era su especial devoción a la Sta. Cruz.

Los Mendoza eran grandes aventureros, por ejemplo, D. Pedro de Mendoza participó activamente en el célebre saqueo de Roma (1526-1527), donde enriqueció su patrimonio de forma notable, empleándolo en su expedición a las Indias. También pudo ser quien trajera la bula de creación de la hermandad, expedida por el colegio de cardenales de Roma, y que está fechada el 13 de septiembre de 1526, así como la sagrada reliquia del Lignum Crucis que poseía la hermandad. La bula antes mencionada, demuestra que la Hdad. de la Sta. Cruz y Divino Crucifixo era la más antigua de cuantas existían en la ciudad. Este dato se confirma, cuando en el año 1707 se entabla un pleito entre la Archicofradía de la Virgen del Carmen, y la de la Sta. Cruz y Divino Crucifixo, para aclarar cual de las citadas hermandades era la más antigua, y así en actos que coincidieran las dos, saber la posición de cada una de ellas.

Otro Mendoza, D. Bernardino, capitán general de las galeras de España, equipa a sus expensas o a las de la hermandad, un barco con el nombre de Sto. Crucifijo, capitaneado en un principio por Francisco de Mendoza, y la tripulación gente de la Hdad. participando en importantes misiones y batallas, como la de Lepanto, participa en la armada Invencible, y se hunde en el desastre de la Herradura el 19 de octubre de 1562. Probablemente sea de este naufragio de donde se salva milagrosamente el crucificado, que en estas campañas solía ir en el barco acompañando a la tripulación. Como así cuenta una vieja leyenda popular que existía sobre el crucificado, asegurando su ascendencia marinera y su salvación de un naufragio.

La Hdad. sobre 1750 coincidiendo con el declive de los Dominicos, ya no aparece en estudios e inventarios, aunque si el crucificado de tamaño natural, con los ojos abiertos, que sigue apareciendo en inventarios posteriores, hasta la Guerra Civil española de 1936, en la que la imagen fue destruida. Después de este hecho y acabada la contienda se coloca en su sitio en la vieja capilla un cuadro de un crucificado con San Juan y María al pie (actualmente expuesto en el altar mayor de la parroquia de S. Miguel), y así estuvo hasta el 7 de Junio de 1964, cuando la familia Sánchez Briñas en homenaje a su madre recientemente fallecida dona, y es bendecida por el Obispo de la Diócesis, D. Rafael Álvarez Lara, la imagen del Stmo. Cristo de los Favores, obra de D. Francisco Pinto Berraquero, realizada a similitud del anterior crucificado, gracias a un viejo grabado que le facilita la familia.

Un Miércoles Santo de 1978, el Stmo. Cristo de los Favores sale en procesión (solemne Vía-Crucis), iniciando así una nueva andadura para esta hermandad. En el año 1981 se une la imagen de la Stma. Virgen de la Humildad (s. SVIII), excepcional imagen barroca de Torcuato Ruiz del Peral, que procede de la Iglesia del Convento de San Francisco. En 1985 sale un nuevo paso, el del Ecce Homo, el cual sólo sale un año, ya que posteriormente no se le vuelve a dejar a la hermandad la citada imagen. Como consecuencia la Hdad. adquiere la imagen de Ntro. Padre Jesús de la Sentencia (Obra contemporánea de Olot), el cual es portado por hermanas costaleras, en la que sería la 1″ cuadrilla de costaleras de la Semana Santa andaluza y española(1986). Más recientemente en el año 2006 la hermandad. incorpora la advocación del Dulce Nombre de Jesús, el cual es portado por niños y niñas y sale por las calles accitanas en la mañana del Domingo de Resurrección.

Fuente del texto: cofradiasdeguadix.blogspot.com.es

Santo Vía-Crucis

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies