Hermandades y Cofradías de Cuenca

Hermandades y Cofradías de Cuenca

Hermandades y Cofradías de Cuenca

Junta de Cofradías de Semana Santa de Cuenca

 

 

La Semana Santa de Cuenca tiene su origen probable en el segundo tercio del siglo XVI y va ligada, como en toda España, al culto de la Vera Cruz y la Pasión de Cristo. En torno a esa época, surgen en Cuenca cofradías de disciplina y penitencia que rememoran el sufrimiento de Cristo y que empezarán a tener más auge en el último tramo del siglo, estimuladas por la contrarreforma y el Concilio de Trento, cuyas últimas sesiones tienen lugar en 1563, el cual favorece la dimensión didáctica de las imágenes religiosas en oposición a la vertiente iconoclasta de la reforma protestante.

Inicialmente son los franciscanos, tradicionales guardianes de los Santos Lugares, los que difunden la veneración de la Cruz y la Sangre de Cristo, a través de cofradías con hermanos de luz, que alumbran con sus cirios y hermanos disciplinantes o de sangre, que suelen salir en procesión la noche del Jueves Santo detrás del clérigo que porta un crucifijo, sobre todo a partir de 1570.

Particularmente en Cuenca, el origen de la Semana Santa va ligado al consuelo espiritual de los reos de muerte que se encomienda al antiguo Cabildo de Nuestra Señora de la Misericordia, fundado hacia 1525, para enterrar a pobres y ajusticiados. En fecha no conocida a lo largo del siglo XVI, este cabildo se funde con el de la Vera Cruz y unifica su origen asistencial con el cometido penitencial de nuestros días.

Geográficamente, el eje de esta primera Semana Santa en Cuenca lo compone la Ermita de San Roque, donde se custodian las imágenes, y el Convento de San Francisco, situado en el Campo del mismo nombre, donde tenían lugar las ejecuciones de los reos civiles y de los condenados por el Santo Oficio.

En cuanto a las imágenes que procesionaban, no hay datos seguros ya que todas se han perdido, pero se sabe que existía un Jesús Nazareno con la Cruz a cuestas con anterioridad a 1580, pues la talla fue punto de referencia y sirvió de modelo a tantos otros nazarenos que se elaboraron a partir de esa fecha por los Cabildos de la Vera Cruz que surgieron en la época en varios pueblos de la provincia de Cuenca. En todos estos cabildos se repite la imagen de una Virgen, que en el caso de Cuenca, se denomina Nuestra Señora de la Misericordia y de la Santa Vera Cruz, antecedente directo de la Soledad. Específicamente en Cuenca, se tiene constancia de otros dos pasos en esta procesión del jueves, una Oración en el Huerto que poseía el Cabildo, y un Ecce-Homo con las manos atadas, que si bien en la mayoría de los desfiles de la zona puede ser identificado con el Cristo amarrado a la columna, parece que fue reemplazado en Cuenca por el de Jesús con la Caña, imagen que está documentada a partir del siglo XVII, pero que bien pudo aparecer a finales del siglo XVI. Estos cuatro pasos eran custodiados durante el año en diferentes capillas dentro de la Ermita de San Roque y salen en procesión en el segundo tercio del siglo XVI, precedidos por un crucifijo portado por una sola persona cuya denominación pudo ser la de Cristo de la Misericordia, que era el que en otras ocasiones confortaba en su trance final a los reos de muerte y a los hermanos difuntos.

El segundo de los cortejos procesionales que conforman la Semana Santa de Cuenca en sus orígenes surge a partir del Cabildo de Nuestra Señora de la Soledad, fundado en 1565, y desde esa fecha desfiló en la noche del Viernes Santo con las imágenes de una Virgen de la Soledad arrodillada ante la cruz y un crucificado sobre una peña, el cual será después sustituido por el Cristo yacente. La sede del Cabildo era la iglesia de el Salvador y el desfile se iniciaba a las diez de la noche procesionando hacia la Catedral durante dos horas.

El tríptico histórico de la primitiva Semana Santa de Cuenca se cierra con la procesión de la madrugada del Viernes Santo que recorrió las calles de la ciudad por vez primera en 1616, organizada por el Cabildo de San Nicolás de Tolentino, con sede en el convento de San Agustín, y se iniciaba al salir el sol con las imágenes de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Nuestra Señora de la Soledad y San Juan Evangelista.

Fuente del texto: Wikipedia

Hermandades y Cofradías de Cuenca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies