Cofradía de Jesús Atado a la Columna (Medina del Campo)

Jesús Atado a la Columna

Cofradía de Jesús Atado a la Columna

Cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús atado a la Columna

Fundación 1.943
Jesús Atado a la Columna

Ntro. Padre Jesús atado a la Columna
Fotografía: s/d

Domingo Beltrán (1565)

La Borriquilla
Fotografía: Fran Jiménez

Talleres de Olot (1945)

Pasos Cinco
Día de Salida
Hábito Túnica negra, capirote y cíngulo rojos. Capa negra

Santo Cristo de la Agonía
Fotografía: Fermín Rodríguez

Domingo Beltrán (1565)

Cristo de la Penitencia
Fotografía: Facebook de la Cofradía

Anónimo (s.XVI)

Cruz Desnuda
Fotografía: semanasantamedina.es

Ricardo Flecha (1994)

Sede Canónica Iglesia de Santiago el Real

Cofradía de Jesús Atado a la Columna

 Jesús Atado a la Columna

Breve Historia

Con motivo de unas misiones que se realizaron en el año 1942, un grupo de feligreses de la Iglesia Parroquial de Santiago el Real durante el Vía Crucis realizado por la Santa Misión sacaron en Abril de 1943 en procesión la imagen de “Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna”, que se venera en dicha Iglesia, hecho que se repitió días después en la Semana Santa. A raíz de estas salidas e invitados por el Sr. Cura Parroco de Santiago el Real pronto surgió la idea de formar una Cofradía Penitencial, para tributar el mayor culto posible a dicha imagen, y poco después, el 9 de Mayo se reunieron 103 feligreses para constituir la cofradía, siendo el 23 de Mayo cuando se aprobaban los estatutos en Cabildo General nombrando como primer Presidente de la hermandad a D. Mariano Rodríguez Martín, y el 11 de noviembre lo hacía el Arzobispado de Valladolid. Así nace la Cofradía Penitencial de N.P. Jesús Atado a la Columna.

En estos primeros estatutos se marcaron las directrices de la cofradía, en las que primaba la hermandad entre los miembros, el culto a la imagen titular y la seriedad en los desfiles procesionales. También se organizaba la cofradía en varias clases de hermanos según su función dentro de la misma y exponía los miembros que debían componer la Junta de Gobierno. Se instauró el triduo a nuestra imagen titular y el juramento de ingreso a la cofradía, que con el paso de los años se ha perdido. Son los primeros años los de mayor esplendor y entusiasmo, trabajando con mucha ilusión por ir consiguiendo todo el material necesario para sacar el paso en procesión, tarea más difícil entonces, pues los medios económicos eran muy escasos.

Es entonces, en la Semana de Pasión de 1944 cuando la Cofradía instaurará una procesión propia llamada “De Caridad”, que actualmente es una de las más antiguas e importantes dentro de la Semana Santa Medinense. La misma partía en un principio de la Iglesia de San Martín y posteriormente desde la iglesia de Santiago el Real, haciendo paradas en el Hospital de Simón Ruiz, en el Asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados (actual Residencia 3ª edad “San José”) y centros dolientes de la parroquia para dirigirse a la “cárcel”- Palacio Testamentario-, donde se indultaba a un preso,. En un principio la imagen que se procesionaba portada a hombros era la realizada en el siglo XVI por el imaginero Domingo Beltrán de Otazu, la talla de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna.

En 1945 y por suscripción popular, la imagen de “La Borriquilla” es adquirida principalmente gracias a las aportaciones de los niños de las catequesis y de fieles que contribuyeron económicamente. Fue ubicada en una capilla de la Iglesia Parroquial de Santiago, porque desde el primer momento este templo promovió las colaboraciones para conseguirla y mostró su disponibilidad para darla cobijo. Como consecuencia de esta adquisición se creó la procesión de las Palmas, actualmente llamada “de la Borriquilla”, y un triduo con los niños de Medina en honor al Divino Maestro entrando triunfante en Jerusalén, organizados ambos por nuestra cofradía.

Pasados los primeros años de consolidación de la Cofradía, en el cabildo general del 21 de Marzo de 1949, se decide por unanimidad construir un nuevo paso para esta Cofradía que se denominará “Lignum Crucis” o “Santa Cruz”. Fue construida en madera, colgando de ella un sudario blanco, como se hizo constar en el acta de aquel cabildo. Se decidió que cuando estuviera terminado, seria escoltado en principio por cofrades de la hermandad, más tarde por la O.J.E. y actualmente los hermanos de nuestra Cofradía lo cubren de nuevo. Diversos avatares sufrió este paso a lo largo del tiempo, guardándose en una capilla colateral de la Iglesia Parroquial de Santiago el Real de Medina del Campo.

En los años 50 se produce la segunda gran época de la Cofradía, si bien es cierto que desde su fundación en el año 1943 no había dejado de crecer.

Ya comenzada la década de los años 50, la cofradía disponía de dos pasos: Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna y la Santa Cruz. Será una época de esplendor para la Cofradía y la Semana Santa medinense.

Un nuevo paso se sumará a los dos que ya disponía la Cofradía, el “Santísimo Cristo de la Agonía” (1563 – 1565, Domingo Beltrán de Otazu). Fue encontrado junto a una de las paredes de la torre del campanario de la Iglesia Parroquial, no se conoce la fecha con exactitud pero existen referencias sobre él en el primer Reglamento de la Cofradía de 1943. Debido a su pésimo estado de conservación y pese a los escasos medios económicos de los que disponía la cofradía, se decidió en noviembre de 1951 su restauración, y en 1953 tras la aprobación del Arzobispado, fue trasladado al taller del escultor Francisco González Macías, en Madrid, donde se procedió a su reparación y policromía, realización de la cruz y tallado del paño de pureza, ya que no disponía del mismo.

Fuente del Texto: Web de la Cofradía

Jesús Atado a la Columna

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies