Juan de Mesa y Velasco

Juan de Mesa

Juan de Mesa y Velasco

 

mesa_imagen

Nace en Córdoba en 1.583. Es bautizado en la iglesia de San Pedro de esta ciudad el 26 de junio de este mismo año.

Juan de Mesa

Contrato de aprendizaje de Juan de Mesa con Juan Martínez Montañés
Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico

En el año 1606 se traslada a Sevilla, e ingresa en junio en el taller del afamado imaginero Juan Martínez Montañés, donde realiza o completa su formación, firmando un contrato de formación por cuatro años el 7 de noviembre de 1607 (en el que se declaraba huérfano), y de quien se convertiría en su yerno al contraer matrimonio en 1613 con su hija María de Flores. (imagen contrato)

Fue uno de los escultores más relevantes del barroco andaluz.

Se estableció en su propio taller en 1615 que monta en la collación de San Martín. En la metrópolis hispalense crea lo mejor de su valiosa producción artística, en una vida profesional intensa pero corta, ya que muere en esta ciudad con sólo cuarenta y cuatro años de edad, víctima de la tuberculosis.

En la actualidad, Juan de Mesa está considerado como uno de los representantes más importantes del realismo sevillano. Se dedicó casi en exclusividad a las imágenes procesionales, realizando numerosos estudios anatómicos de figuras humanas reales, vivas y muertas, para luego plasmarlas en sus obras con gran realismo. Ésta fue su gran aportación.

Su primera obra, en 1615, seria la imagen de San José con Jesús de la mano, obra concertada con fray Alonso de la Concepción para realizar en blanco, pues su policromía corresponde a una actuación posterior del siglo XVIII, para la iglesia de Santa María la Blanca de Fuentes de Andalucía.

Juan de Mesa

San José con Jesús de la mano

Después de algunas obras menores, comienza y se consolida su etapa más importante como gran imaginero de imágenes procesionales, que va de 1618 a 1623.

En 1618 comienza el Cristo del Amor, finalizandolo en 1620. imagen de 1,81 m de alto realizada para la Hermandad del mismo nombre que radica en la iglesia del Salvador de Sevilla. Este es el primero de un total de diez Crucificados que llegó a realizar, y que se contrató haciendo contar en escritura notarial que la haría “por mi persona sin que en ella pueda entrar oficial alguno…”.

Juan de Mesa

Santísimo Cristo del Amor

Del año 1618 es el retablo del altar mayor del hospital de San Bernardo, denominado popularmente “De los Viejos”, hoy desaparecido; y del año siguiente la imagen del Cristo del Buen Ladrón de la Cofradía de la Conversión del Buen Ladrón de la capilla de Monserrat, también de Sevilla, obra de cierto barroquismo con el que comienza sus creaciones de carácter realista. Con 1,92 m de altura, en este Cristo se aparta aún más de la obra de su maestro Martínez Montañés, aumentando aquí su claroscuro y acentuando una mayor fuerza pasional.

Juan de Mesa

Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón.
Foto: Lito Álvarez

De 1620 es su soberbio Cristo de la Buena Muerte, creada para una Hermandad de sacerdotes ubicada en la Casa Profesa de la Compañía de Jesús, y actualmente titular de la Cofradía Universitaria que radica en la calle San Fernando.

Juan de Mesa

Cristo de la Buena Muerte

En ese mismo año, 1620, De Mesa realiza su obra más conocida, el portentoso Cristo del Gran Poder para la sevillana Hermandad del mismo nombre, hoy convertido en todo un símbolo de la ciudad; obra de un marcado barroquismo que consigue reflejar como ninguna otra las tremendas secuelas del sufrimiento humano en un rostro que aparece vejado y como envejecido por los daños soportados.

Juan de Mesa

Nuestro Padre Jesús del Gran Poder

De sus últimos años es el San Ramón Nonnato que realizara para el convento de la Merced de Sevilla, conservado actualmente en el Museo de Bellas Artes de la ciudad. Y ya del año mismo de su muerte, 1627, es el grupo iconográfico que realizara para la iglesia de San Pablo de Córdoba conocido como Virgen de las Angustias.

Juan de Mesa

San Ramón Nonato

Muere en esta ciudad el 26 de noviembre de 1627, con cuarenta y cuatro años de edad, víctima de la tuberculosis. Fue enterrado en la iglesia de San Martín de Sevilla, según se hace saber a través de una lápida conmemorativa existente en el exterior del muro lateral de esta iglesia, y que fue colocada a instancias de la ciudad y la Academia de Buenas Letras de Sevilla, en el año 1937.

Juan de Mesa

Lápida conmemorativa

Se erige el 18 de febrero de 2005 un monumento a Juan de Mesa, en la plaza de San Lorenzo hispalense, obra de Sebastián Santos Calero, en el que se le representa de cuerpo entero durante la talla de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder.

Juan de Mesa

Monumento a Juan de Mesa

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies