Las Mortajas en Bercianos de Aliste

Las Mortajas

Las Mortajas en Bercianos de Aliste

Las Mortajas

Foto: Turismo Castilla León

 

Bercianos de Aliste es un pueblo de la provincia de Zamora y que pertenece al Municipio de San Vicente de la Cabeza y que cuenta con apenas 150 habitantes.
Situado en un pequeño hoyo, se compone de casas apiñadas, toscas, con techumbre de pizarra y levantadas con piedra o ladrillo, típicas de la arquitectura alistana. La celebración de su Semana Santa fue declarada de Interés Turístico Regional hace años y actualmente se la protege como Bien de Interés Cultural.
Se trata de una celebración austera y lúgubre alrededor del perímetro delimitando la Iglesia y su entorno, el Calvario y el cementerio. Los hombres mayores, viudos o personas no cofrades visten la tradicional Capa Alistana de uso pastoril. El día de Viernes Santo los cofrades visten la “mortaja” con la que los bercianos serán amortajados cuando mueran fue una promesa que hicieron cuando el pueblo se libró de una peste. Pero la función más destacada de la Hermandad de la Cruz es la del enterramiento de los cofrades que la componen, en los que se incluye al propio Cristo porque se le considera miembro de la Cofradía. La congregación se organiza jerárquicamente, situándose en la cabeza el cura, que tiene inmediatamente después al juez, cargo que se adquiere por rotación de los miembros y al mayordomo. Pueden formar parte de la misma los hombres y mujeres nacidos en el pueblo o los casados con gentes del lugar.

La Cofradía

Cofradía del Santo Cristo de la Cruz o del Santísimo Entierro

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngOrígenes:  En la sacristía de la Iglesia de San Mamés hay una bula que se refiere con una doble transcripción a la Cofradía. Expedida el 7 de enero de 1536, incluye unas potestades concedidas por la Santa Sede que resaltan que el acto más importante que lleva a cabo es el de la procesión de Viernes Santo.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngSede:  Iglesia Parroquial de San Mamés.

Del siglo XVII, ubicada en la zona alta, con espadaña barroca, guarda en el interior de la sacristía la bula firmada por el cardenal Francisco en 1536 que otorga indulgencias a los miembros de la Cofradía de La Vera Cruz que participen en la procesión del Santo Entierro con espíritu penitente. También aloja la urna de cristal y madera policromada en la que se traslada el Cristo, La Virgen del Rosario y objetos litúrgicos vinculados a la insigne celebración religiosa popular. El retablo mayor barroco integra al patrón, San Mamés, y el lateral a San Antonio de Padua.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngProcesiones y Rituales:

  • Jueves Santo:  Tras la celebración de los Oficios en la parroquia de San Mamés, los cofrades de la Cruz (sólo hombres), vestidos con la capa parda o alistana y dispuestos en fila de a uno, salen en procesión desde la Iglesia hasta el Calvario que se levanta a las afueras de la localidad, en la misma puerta del cementerio. Durante todo el recorrido de ida y vuelta un grupo de cofrades (en latín) y de mujeres (en castellano) entonan el Miserere, mientras el resto de participantes guarda un respetuoso silencio. El desfile lo abren dos enormes pendones portados con gran dificultad por jóvenes de la localidad. Al llegar al Calvario, la comitiva se detiene y se entona allí el Cántico de las Cinco Llagas, muestra exquisita del rico folklore religioso berciano.

Foto: solienses

Foto: facebook de la Cofradía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Viernes Santo:

Desde las primeras horas de la mañana se coloca en la Plaza del pueblo el Cristo que es articulado, lo que le dota la capacidad de disponer las posturas de Crucificado y Yacente. En ambos lados se sitúan dos escaleras para que los ministros puedan desenclavar sucesivamente el cartel de “Inri”, los brazos y los pies siguiendo el Evangelio de San Juan. En frente se sitúa la Virgen Dolorosa, vestida de luto y con los brazos en posición de acogida. Tras ella, la Urna, donde Cristo será depositado una vez descendido de la Cruz para ser conducido después al Calvario, simbolizado por las tres Cruces que descansan a las puertas del cementerio.

Llegan las 16:30 horas, momento fijado por la Cofradía de la Cruz para dar comienzo al acto. Todo el pueblo acude a la explanada sin haber recibido un aviso previo, no son necesarios los sonidos que produce el badajo del campanario para que la gente sea consciente del acto. Los mayores o viudos, así como los que todavía no son miembros de la cofradía, portan la capa de chiva. También, si así lo solicitan, la pueden llevar los que estén de luto. El resto se enfunda las mortajas.

Comienza el acto con las palabras del sacerdote, que pide respeto entre los asistentes. Después da paso al acto del Descendimiento. Los ministros desenclavan los clavos progresivamente, al son de las palabras que relatan el hecho. A los pies de Cristo le espera un cofrade, que será el encargado de introducirlo en la urna que le conducirá hasta el Calvario. Pero antes ha de presentárselo a su Madre, que se encuentra justo delante de la Cruz. Una vez metido en la Urna, y al son del Miserere, comienza la procesión de más de un kilómetro hasta las tres Cruces que simbolizan el Calvario. Cuatro mozos ataviados con pañuelos de colores en la cabeza y con lanzas se encargan de escoltar la Urna durante todo el trayecto. Se desfila en fila de a uno, encabezando el cortejo los amortajados, después los que portan las capas de chiva y, finalmente, las mujeres y mozas del lugar que dan paso al público asistente. Preside la procesión un pendón que alude a la Cofradía de la Cruz.

Foto: Mirian A. Montesinos

Foto: Chany Sebastián

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto: Félix Marbán

A un ritmo lento pero seguro se acerca al cementerio. Una vez allí, un cofrade posa la cruz del Cristo de la Cofradía, con el que se desfilaba el día de Jueves Santo. Los cofrades dan la vuelta alrededor de las tres Cruces para ganarse la indulgencia y después todos se arrodillan para rezar cinco Padres Nuestros a las cinco llagas del Señor. Tras esto y al mismo ritmo se regresa a la Iglesia.

Foto: Chany Sebastián

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngTúnica:  Los cofrades visten la llamativa mortaja de tela de lino blanca con un capucho romo que dice la tradición que las mujeres tejían para sus maridos y que antiguamente se le ponía también al Cristo; los hombres mayores, viudos o personas no cofrades visten la tradicional Capa Alistana o de chiva de uso tradicional pastoril, y cuatro hombres con pañuelos en la cabeza y lanzas estilo romano escoltan la Urna policromada del Cristo, ahora Yacente, mientras las mujeres cierran la comitiva.

Foto: facebook de la Cofradía

Foto: facebook de la Cofradía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente de información:  Oscar Delgado Barrientos

Foto:facebook Semana Santa Bercianos

Semana Santa de Bercianos de Aliste uno de las tradiciones religiosas más significativas no sólo de la provincia de Zamora, sino de todo el país. Los ritos de la Semana Santa en Bercianos se remontan a la Edad Media. De entonces data la primera prueba escrita del ritual, la bula que, en 1536, concedió el papa Pablo III a los cofrades de Bercianos, hombres y mujeres, a quienes otorgaba, entre otros privilegios, indulgencias plenarias y absolución de censuras como recompensa por su ferviente representación de la Pasión y Muerte de Cristo. Antes o después, en algún momento sin identificar, los cofrades decidieron desfilar la tarde del Viernes Santo con su propia mortaja, una muestra de gratitud por haber sobrevivido el pueblo a una epidemia de peste, según relata la tradición oral en la zona.
Desde entonces, apenas ha cambiado el ritual que año tras año repiten los varios centenares de hermanos de la Cofradía del Santo Entierro de Bercianos de Aliste.

Foto: El Norte de Castilla

Foto: twitter Bercianos

 

 

 

 

 

 

Las Mortajas en Bercianos de Aliste

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido esta protegido