Los Empalaos de Valverde de la Vera

Empalaos

Los Empalaos de Valverde de la Vera

Los Empalaos de Valverde de la Vera

Foto: Bolg conmiautocaravana

Valverde de la Vera (Cáceres), está enclavado al noreste de la provincia, a los pies de la Sierra de Gredos. Su casco urbano, se encuentra en un estado de conservación que lo hace digno representante de la arquitectura tradicional de la Comarca de la Vera.
Los Empalaos, de Valverde de la Vera constituye una de las tradiciones más conmovedoras, dentro del rito penitencial de la Semana Santa. Tiene sus orígenes en el Medievo, cuando los penitentes recorrían los caminos, villas y ciudades infiriéndose castigos corporales, como el de empalarse, e implorando el perdón de sus pecados, acuciados por los sermones de predicadores que movían al arrepentimiento y proclamaban el fin inminente del mundo, basados en los castigos de pestes y calamidades que azotaban a la humanidad y ellos achacaban a la Divina Justicia.
El mismo Goya lo reflejó en uno de su cuadros, encargado por Carlos IV, titulado “Los Disciplinantes” (Museo de la Real Academia de Bellas Artes), sin duda evocando a los empalados de esta población, debido a la indumentaria, forma de empalar y a que este pueblo fue el único que continuó con la tradición, aunque sin azotamientos.

El Rito de los Empalaos de Valverde de la Vera, se lleva a cabo todos los años, en la noche de Jueves Santo a Viernes Santo y fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en el año 1980.

La Cofradía

Cofradía de la Pasión de Jesucristo y Hermanos Empalados

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngOrígenes:  Se tiene conocimiento desde el año 1522, cuando eran conocidos por “Cofradía de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo”, más tarde denominada “Cofradía de la Pasión de Jesucristo y de la Vera Cruz” (1580). La nueva Cofradía, constituida en 1963, se llamó “Hermanos Empalados” y en 1990, tras la aprobación de nuevos estatutos se denomina “Cofradía de la Pasión de Jesucristo y Hermanos Empalados”.

Foto: desdemirefugio

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngEl Rito:   Noche de Jueves Santo a Viernes Santo. Después, cuando el reloj de la Plaza de España anuncia las doce horas, comienza el Vía Crucis de los Empalaos de Valverde de la Vera, que les lleva a realizar un recorrido a través de 14 Estaciones. A lo largo de la noche van saliendo diferente empalaos. La duración del Vía Crucis de cada empalado es alrrededor de 45 minutos.

Antes de media noche, los empalaos han permanecido recogidos en las viviendas de Valverde bajo el silencio y el anonimato, debido a que nadie sabe con anterioridad quiénes son los penitentes que salen en desfile, al tratarse de una promesa o «manda» ante Dios.
Poco a poco el empalado recorre las Estaciones del Vía Crucis; la ermita, el castillo, la Iglesia…. en un absoluto silencio de penitencia y fe.
Una vez finalizado el Vía Crucis, el empalao retorna al lugar dende fue vestido, para ahora ser desnudado.

Foto: Paco Fuentes

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngLa vestimenta y enseres de Penitencia:  El proceso de vestir al empalao es complicado y debe ser relizado con mucho cuidado para no dañar ni provocar heridas en el cuerpo.

El Empalao, desnudo, solamente en calzones, se viste unas enaguas ceñidas a la cintura que han de sobrepasar las rodillas. Una soga de labor de unos 70 metros, comienza entonces a cubrir desde la cintura su torso ascendiendo en espiral sin dejar hueco alguno al descubierto. Esta operación es especialmente delicada, ya que no puede dejarse parte sin ceñir, pues produciría heridas, ni ceñir demasiado, que ocasionaría el corte de respiración y la asfixia. Cuando la soga alcanza la parte alta del tronco, a la altura de los brazos, se coloca sobre los hombros atravesado un palanco o timón de arado de dos metros aproximadamente de largo; doce centímetros de diámetro y cinco kilos de peso, sobre el que extienden sus brazos en forma de cruz, que son cubiertos igualmente por la soga, incluidas las manos. Unos paños finamente bordados cuelgan a modo de sudarios, de los brazos o ambos lados del timón.
Colgando de los brazos en cruz penden unas cadenas o brazaderas «vilortas» que significan el encadenamiento penitencial y avisan con su sonido característico del paso de los diversos empalados por las calles de la población. Un velo blanco transparente cubre la cabeza y tapa el rostro con el fin de mantener el anonimato del penitente empalado; y sobre este velo se coloca una corona metálica de pinchos. Finalmente, por la parte de atrás, sujetas a las espaldas, se cruzan dos espadas en forma de aspa, cuyas puntas sobresalen por encima de la cabeza, hacia el cielo.
En el curso del Vía Crucis, tienen que arrodillarse ante cada Cruz del recorrido y ante cada penitente que se encuentran.
Una vez finalizado el Vía Crucis, cada empalao, regresa al punto de donde salió para desvestirse. Una vez quitada toda la soga del cuerpo, lo primero que hay que hacer es frotarlo con alcohol de romero para que la sangre recupere su normal circulación.

Foto: Paco Fuentes

Foto: Comarca de la Vera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngAcompañantes:  Rodeados de misterio y anonimato el empalao acompañado del Cirineo que le alumbra y ayuda en caso de que caiga al suelo, los empalaos recorren en absoluto silencio los diferentes lugares como el castillo, la iglesia o la plaza así como las típicas calles de Valverde.
El Cirineo, tapado con una capa o manta,  porta un farolillo de luz alimentado con aceite de oliva, al igual que lo llevaban antiguamente los Hermanos de la Luz, nombre por el que también es conocido. Además, le suelen acompañar otros familiares o amigos que se ocultan también con mantas para no ser reconocidos, y alumbran de la misma forma con faroles el camino del penitente hasta llegar al Calvario.
Las mujeres se visten con una tela morada una cruz de espinas en la cabeza y cogen una cruz de madera, al igual que los empalaos, van descalzas y efectúan el mismo recorrido que los empalaos.

Foto: Paco Fuentes

Foto: Turismo de Extremadura

 

Foto: fotelias

El empalao es la mas perfecta representación iconográfica de Cristo Crucificado y de su Pasión. Un penitente cuyo atuendo son sus útilies del día a día en donde vive, con su sogas, timón, cadenas… y su propio pueblo es el escenario de su ritual en cumplimiento de su promesa o «manda».
Impresiona su doloroso silencio que sólamente es anunciado por el tintineo de las vilortasy el recogimiento de las personas que lo acompañan. Es el ritual para quien lo vive, del penitente con la Pasión del Nazareno en la noche del Jueves Santo.

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngEn el mes de Mayo de 2003 se inaguró el Museo del Empalado. Se trata de una muestra dedicada a una figura emblemática que cada madrugada del Jueves al Viernes Santo, desde hace cinco siglos, recorre en penitencia las calles de esta localidad cacereña. La creación de este museo fue demandada desde hace tiempo por los propios vecinos, conocedores de los misterios de los empalaos, al objeto de llenar ese vacío de información que existe en torno a esta tradición.
El Museo del Empalao está situado en una casa tradicional de Valverde, se rehabilitó respetando sus formas originales, con el fin de mostrar las funciones típicas de una casa verata. Este museo aborda un rito profundo y complejo: «El Empalao», sobre el que existen varias interpretaciones sobre su origen y significado, por ello y para ser respetuoso con todas ellas ha propuesto un espacio para la reflexión, en el que quepan las diferentes visiones. El proyecto refleja muy especialmente los sentimientos de los valverdanos, a través de sus testimonios y de su implicación en el museo y en sus actividades.

 

 

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido esta protegido