Luis Salvador Carmona

Luis Salvador Carmona

Luis Salvador Carmona

Luis Salvador Carmona

Luis Salvador Carmona (Nava del Rey, Valladolid, 1708 – Madrid, 1767).
Nacido en el seno de una familia modesta. Parece que pronto manifestó vocación y aptitudes artísticas, por lo que su familia lo envió primero a Segovia, y al poco a Madrid, donde comenzó su aprendizaje en el taller de Juan Villaabrille y Ron, destacado escultor barroco. Allí formó su estilo, colaboró en diversos encargos, y seguidamente pudo independizarse y abrir su propio taller en 1731.

En sus primeros años de trabajo, Carmona realizó distintos trabajos en piedra para edificio públicos y participó en la serie de esculturas para la decoración del Palacio Real de Madrid (1750-1753). En la Corte madrileña, se relacionó con círculos de la naciente Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, y desde su apertura en 1752 ostentó el cargo de teniente-director de escultura, junto a Juan Pascual de Mena. El arte de Carmona gozó de una gran estima y éxito; prueba de ello son los numerosísimos encargos que recibía, no sólo del foco madrileño donde estaba establecido, sino en toda Castilla, en Guipúzcoa, Sevilla, Navarra o incluso las Indias.

La incesante actividad tanto educativa como artística de Luis Salvador Carmona tuvo que verse reducida a partir de 1764 por graves problemas de salud. En ese año, según fuentes contemporáneas, se encontraba «tan poseído de melancolía que apenas puede dar golpe».2 Ese estado depresivo, agravado por la ceguera, parece no haberle abandonado hasta su muerte en 1767, de modo que tuvo que renunciar prácticamente a su trabajo, estando jubilado por enfermedad de su puesto en la Academia desde 1765.

Carmona no golpeaba la madera, sino que la acariciaba con mimo y habilidad. Su obstinación por conseguir un esmerado refinamiento de las vestiduras le llevó a inventar un «maniquí» para estudias los pliegues y caídas de losropajes. Maniquí que donó a la Real Academia de San Fernando para mejor práctica de sus alumnos. Se comprede así la perfección de los pliegues de las ropas de sus imágenes, tan delgados y qubrados, tan profundos y tan naturales, que se hace complicado discernir si se trata de un trabajo en madera o de auténticas telas.

La mayor parte de su producción se centra en la imaginería religiosa, con claras referencias barrocas, si bien se perciben en su obra tendencias neoclásicas.

Arcángel San Rafael (1755 – Nava del Rey)

Trabaja las figuras otorgándolas una apariencia de delicadeza, serenidad y gracia; emplea casi siempre postizos (ojos de cristal, pestañas, telas) como se hacía en el Barroco, preocupándose de la apariencia veraz de los tipos humanos, aunque mostrándolos afables e idealizados. Da mucha importancia a la función expresiva de las vestiduras y paños, que trabaja con minuciosidad, en ocasiones mediante finísimas láminas de madera. Continúa, en definitiva, con la tradición escultórica castellana a grandes rasgos, pero sus piezas ganan en simplicidad, apartándose del carácter grotesco o trágico que en ocasiones había predominado en la escultura barroca hispana.

Virgen de la Expectación (1740 – Medina de Rioseco)

Listado de alguna de sus Obras:

– Cristo Crucificado y Santa Librada. Museo Nacional de Escultura de Valladolid.
– El Milagro de san Isidro y San Dámaso recibiendo a san Jerónimo. Palacio Real de Madrid.
– Santa Inés, Santa Rita, Cristo del Perdón, San Mateo. Parroquia del rosario de la Granja (Segovia).
– Nuestra Señora de la Asunción. Serradilla (Cáceres).
– Nazareno. La Bañeza (León).
– Virgen de la Espectación. Medina de Rioseco (Valladolid).
– Nuestro padre Jesús Nazareno, San Francisco de Paula, San Francisco de Asís, San Juan Bautista, la Sagrada Familia, San Joaquín y San Antonio. Estepa (Sevilla).
– Piedad; Jesús recogiendo sus vestiduras y Virgen de los Dolores (Salamanca).
– Retablo mayor de la parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción. Segura (Guipúzcoa).
– Cristo Crucificado. Torrijos (Toledo).
– Piedad. Iglesia de San Martín de León.
– Cristo del Perdón. Hospital de Santa Ana de Atienza (Guadalajara).
– María Stma. del Dulce Nombre. Chiclana de la Frontera (Cádiz).
– Ntra. Sra. de la Amargura. Parroquia de San Benito Abad de Puerto Real (Cádiz).
– La Divina Pastora. Convento de los Sagrados Corazones de Nava del Rey (Valladolid).
– San Isidro labrador. Iglesia Santa María del Castillo de Nuevavilla de las Torres (Valladolid).
– San Juan Nepomucceno. Iglesia de San Miguel y San Julián de Valladolid.

La Divina Pastora (1747 – Nava del Rey)

Algunas de sus obras:

Virgen Dolorosa

Virgen Dolorosa

Cofradía de Esclavos de la Virgen Dolorosa de El Real de San Vicente (Toledo)

 

La Piedad

La Piedad

1.760. Catedral de Salamanca

Fotografía: nazarenos del Tormes

Cristo Crucificado

Cristo Crucificado

1.740. Museo Nacional de Escultura de Valladolid

Fotografía: Dumus Puzale

Jesús Flagelado

Jesús Flagelado

1.760

Fotografía: Oscar García

Cristo del Perdón

Cristo del Perdón

1.755.  Nava del Rey (Valladolid)

Ntra. Señora de la Piedad

Ntra. Señora de la Piedad

1.750. Cofradía de Minerva y Vera Cruz (León)

Fotografía: Moisés García

San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel

Parroquia de Santa María de Vergara (Guipúzcoa)

Fotografía: Yolanda Pérez

Cristo de la Fe y del Perdón

Cristo de la Fe y del Perdón

Siglo XVIII. Cofradía de los Estudiantes (Madrid)

Fotografía: La Hermandad

 

Luis Salvador Carmona

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido esta protegido