Archicofradía Virgen de los Desamparados (Valencia)

Actualizado el lunes, 10 diciembre, 2018

Madre de Dios de los Desamparados

Madre de Dios de los Desamparados Coronada

Real Archicofradía de Nuestra Señora de los Inocentes Mártires y Desamparados | Patrona de Valencia

Valencia
Madre de Dios de los Desamparados

Foto: Manolo Guallart

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFundación:  1 de Agosto de 1414

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngImagen:  La Imagen, que se diseñó en tamaño natural y con dorso plano con el propósito de poderse acomodar sobre el féretro de los cofrades fallecidos en posición yacente, aunque en fiestas y solemnidades aparecía en posición vertical y con un manto de sedas, origen del actual, para disimular esta circunstancia.
Aparece representada con una azucena en una mano y con el niño Jesús portando la cruz, en sus brazos. La imagen se caracteriza por tener una ligera inclinación hacia adelante; por dicho motivo se le conoce cariñosamente entre los valencianos como La Geperudeta (La Jorobadita). La Imagen es muy bella y mide siete palmos valencianos de altura.
El rostro es hermoso y maternal, risueño y acogedor. También el del Niño que lleva en su brazo izquierdo, es lindo y gracioso. En su mano derecha lleva una rosa de plata, sobre la que también se cuentan hermosas leyendas. Bajo su rico manto se cobijan dos niños, con una herida en el cuello, símbolo del título de Desamparados.
La Imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados, de 1 metro y 33 centímetros de altura, fue realizada en 1966 por el escultor Octavio Vicent, por encargo del capellán mayor de la Basílica, con el fin de que la imagen original no saliese de su camarín para recorrer las calles y los pueblos en peregrinación salvo suprema necesidad, en aras de su mejor conservación. A tal efecto se diseñó un vehículo adaptado especialmente para sus traslados, conocido popularmente como «El «Maremòbil», marcado con la matrícula V – 0075-GP, el 75 aniversario de la coronación, cuando se hizo el vehículo, el cariñoso sobrenombre valenciano a la Mare de Déu.

Foto: Andrés Quijano de Benito

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngSede:  Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados de Valencia.

Cimentada sobre el enlosado del foro romano, forma junto con su plaza el punto neurálgico de la ciudad. Arquitectónicamente es una pieza trapezoidal construida toda ella en un espléndido barroco grecorromano.
El espacio central ovalado guarda, bajo la bóveda pintada al fresco por Palomino, la singular imagen gótica de la Mare de Deu dels Desamparats. Esta magnífica talla en madera y mampostería es como un libro abierto donde queda escrita, a modo de plegaria, nuestra historia local y personal; por eso se ha convertido en uno de los signos de identidad del pueblo.
En 1652 comenzó la construcción de la capilla adecuada al creciente culto tributado a la imagen de la Cofradia de “Nostra Dona Sancta Maria dels Ignocents”, proyecto que fué encargado al arquitecto requenense Diego Martinez Ponce de Urrana. La misma quedó acabada en el 1667.
En la construcción de la capilla intervinieron los maestros José Artigues y José Montoro y en 1667 pudo trasladarse la imagen desde la catedral.
El camarín de la Virgen se comenzó en 1685 más no se concluyó hasta 1694 aunque su construcción ya se encontraba presente en los planos originales de la capilla.
Aunque exteriormente la Basilica pueda dar la sensación de tratarse de un templo de forma ovalada, nada mas lejos de la realidad, se trata de una planta de forma trapezoidal cuya cúpula descentrada de su eje tiene eso si forma ovalada, que aunque no extraño en templos católicos, si lo es en la ciudad de Valencia, cuyas cúpulas suelen ser en su gran mayoría circulares.
Lo más destacable desde el punto de vista arquitectónico de la Basílica es su monumental cúpula de planta oval de 18,75 metros de anchura, la articulación entre el recinto oval y el camarín, y los frescos de Antonio Palomino de la bóveda. La bóveda pintada al fresco por Palomino en realidad es una falsa bóveda de ladrillo que fue construida ex-profeso para albergar las citadas pinturas. Entre esta falsa bóveda y el techo de la bóveda original existe un espacio libre bien conocido por los restauradores que recientemente se han hecho cargo de la restauración de las pinturas de Palomino.
La Basílica tiene dos puertas en la misma plaza, y una tercera que va a dar al pasaje que separa la basílica de la Catedral, unidas ambas por un arco superior. En esta tercera puerta hay una ventanilla enrejada a través de la cual puede contemplarse el interior cuando la basílica se encuentra cerrada y puede contemplarse la Virgen iluminada.
A destacar los bronces del escultor Octavio Vicent de factura moderna que relatan diversos hechos relacionados con la historia de la Virgen de los Desamparados.
En el interior de la Basílica la decoración es de corte clasicista, pilares, capiteles, frontones, ventanas, todo es de un clasicismo formando una sola unidad estilística.
Sant Vicent Mártir (patrón de Valencia) y Sant Vicent Ferrer (patrón de la Comunidad Valenciana) custodian permanentemente a la Virgen en el interior de la basílica, en forma de estatuas de mármol blanco, obras de Esteve Bonet, del siglo XIX. La imagen de la Virgen se encuentra depositada en el altar mayor y, a través de un mecanismo, gira hacia el camarín, accesible por una escalera, donde puede ser venerada.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngCoronación Canónica:  12 de Mayo de 1923

La Coronación de la Virgen tuvo lugar en el Puente del Real. Hasta allí, la Imagen acudió con una diadema de flores, discurriendo por las calles engaladas de la ciudad. Acudieron al acto el rey Alfonso XIII y su esposa, la reina Victoria Eugenia, así como el nuncio del papa Pío XI, Federico Tedeschini, y el arzobispo de Burgos, de origen valenciano, el cardenal Benlloch.

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngPatronazgo y Condecoraciones:  Es Patrona de la Ciudad de Valencia desde 1646 cuando una epidemia que asolaba la ciudad, atacó al mismo virrey, el Conde de Oropesa, quien se encomendó a la Virgen de los Desamparados y cesó la epidemia. Esta gracia determinó consagrarla Patrona de la ciudad y del Reino. El 8 de Mayo de 1954 el Ayuntamiento de Valencia otorga el Título de Alcaldesa Honoraria Perpetua de Valencia

El 6 de Marzo de 1810, el general Caro, Capitán General de Valencia (máxima autoridad del reino de Valencia), pidió al Arzobispo Company que permitiera que la Virgen de los Desamparados fuera nombrada “Generalísima de nuestros Ejércitos», como muestra de gratitud por haberles permitido salir victoriosos en el primer asalto napoleónico de Valencia.
El General Caro, en ceremonia realizada en la Catedral de Valencia, le entregó el fajín de Generala y el bastón de mando, y se dispuso que cuando saliera la imagen el día de su fiesta, se le rindieran los honores militares de ordenanza “y se disparara la artillería del Baluarte”.
Estas órdenes fueron reiteradas por la Capitanía General de Valencia el 18 de marzo de 1854 y por el Jefe de Estado español en 1947.​ Finalmente le fueron concedidos los honores militares, así como el título de Alcaldesa Perpetua de la ciudad de Valencia; razón por la que lleva el fajín de Capitana General y el bastón de mando, respectivamente.

Foto: Fili Navarrete

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFestividad y Procesión:  Segundo Domingo de Mayo

Foto: Real Maestranza de Caballería de Valencia

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngAcompañamiento Musical:  Banda de cornetas y tambores del Regimiento NBQ (Defensa contra agresivos de carácter Nuclear, Biológico y Químico) «Valencia» Nº1, con guarnición en Paterna.

Otros acompañamientos musicales es la Banda Municipal de Música de Valencia o las Bandas de cornetas y tambores de Mislata y la de Nuestra Señora del Redentor de La Coma de Paterna.

Foto: Fili Navarrete

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngReseña Histórica:

  • En la mañana del primer Domingo de Cuaresma de 1409, cuando se dirigía a predicar en la homilía de la Misa mayor en la Catedral de Valencia, el religioso de la orden mercedaria, Fray Juan Gilabert Jofré, amigo de San Vicente Ferrer, observó, durante el trayecto, que un grupo de muchachos maltrataba cruelmente a un pobre loco. Intervino el buen fraile en socorro del desgraciado deteniendo y reprendiendo a los jóvenes.Tan impresionado quedó del suceso que modificó el contenido de su sermón incluyendo en él una emotiva llamada a la caridad y a favor de los “ignoscentes” que abandonados a su miseria por las calles, eran sujeto de toda clase de abusos y, asimismo, proteger a los ciudadanos de sus inconscientes acciones.
  • Entre los presentes se encontraba un mercader, llamado Lorenzo Salom, ilustre ciudadano junto a unos nueve amigos suyos, los cuales hicieron voto jurado de obligarse a trabajar gratuitamente al servicio y cuidado de los pobres dementes que vagaban por las calles de la ciudad, y fundar un asilo donde poder recogerlos y cuidarlos como correspondía. Consultaron estos este pensamiento con el P. Jofre Gilabert y al cual le pareció muy buena idea y aprovechando la visita del Rey de Aragón y de Valencia, Martin I el Humano, a la Ciudad de Morella, se presentó ante él y presentándole la propuesta al serenísimo Rey, el cual les concedió el Real privilegio que solicitaron el 27 de Agosto de 1409. Este Real privilegio acordaba la creación del Hospital de Folls (siendo este el primer Hospital del mundo de locos y dementes). El 26 de Febrero de 1410, el Papa Benedicto XIII, respaldó el privilegio Real otorgado por el Rey y concedió el beneplácito Papal para la fundación del hospital y dio por titulares a los Santos Inocentes Mártires.
  • La junta rectora de este hospital promovió la creación de una Cofradía que colaborara con los fines caritativos de la institución. Con esta finalidad el 1 de Agosto de 1414 se constituyen la Cofradía de la Virgen de los Inocentes Mártires y Desamparados. Esta Real Cofradía tenía como objetivos asumir el costo del mantenimiento del hospital, amparaba, ayudaba y servía a todos los desamparados, dementes, niños expósitos, es decir, niños recién nacidos abandonados por la madre, huérfanos, presos, acompañaba a los reos de muerte hasta el cadalso, ayudaba a las doncellas pobres, protegiendo incluso a las fembres pecatrius del bordell que tenían sus burdeles en el barrio del Carmen hasta finales del siglo XVIII y principios del XIX. Esta Real Cofradía además de amparar, ayudar y servir a los dementes, daba ayuda médica, enterraba a los cadáveres de los ajusticiados y de los desconocidos dándoles cristiana sepultura, daba cobijo y alimentos a los desconocidos, peregrinos, pobres y vagabundos.
  • El Rey Alfonso V de Aragón y III de Valencia, apodado el Magnánimo, el día 5 de Octubre de 1416 a la Santísima Virgen María le concede el Titulo Real de Nuestra Sra. De los Desamparados, como el más propósito y análogo a las obras piadosas de esta Cofradía, concediendo el Rey el Título que tomó para sí y sus sucesores el de Protector de la Cofradía y la protección, el amparo y la obediencia de la Santísima Virgen, otorgando también la Licencia para que por todo el Reino de Valencia pudiesen pedir limosna y esta sirviera para realizar mejoras en el hospital, en la Cofradía y en la casa de hospicio.
  • Al principio la Santa Imagen de la Virgen de los Desamparados se guardaba en casa de los clavarios de la Cofradía y en la Ermita, donde la tradición documenta que fue hecha por cuatro peregrinos que a no saber quiénes eran los llamarón Ángeles (Angels), asistiendo esta en el mercado en un altar que entonces se adornaba con ramos de flores y luces cada vez que ajusticiaban a algún delincuente, llevándola también a las casas de cualquier cofrade o persona que estuviese enfermo o difunto.
  • Desde 1417 existe documentación que notifica la existencia de la Imagen de la Virgen María perteneciente a la Real Cofradía que acompaña a los difuntos a darles cristiana sepultura y a los reos de muerte hasta el cadalso.
  • En el año 1493 el Rey Fernando II el Católico revalida todos los Privilegios Reales de la Santísima Virgen de los Desamparados y le otorga el Privilegio Real de que a partir de ese momento sea instituida e intitulada Perpetua como Nostra Dòna dels Desamparats.
  • En el mes de Diciembre de 1706 el ArchiDuque Carlos Rey de España y de Valencia en la Real Basílica de Nuestra Señora de los Santos Inocentes, Mártires y Desamparados junto con los tres estamentos juraron defender a la Virgen de los Desamparados y a su Real Basílica.
  • Tras finalizar la guerra de independencia Española en 1814 Fernando VII Rey de España y de Valencia, en reconocimiento al bravo levantamiento que tuvo la Ciudad de Valencia y su Reino y a la valentía de los valencianos, siendo esta la primera Ciudad de España que se levantó contra Napoleón, otorga el Título Real de Generalísima Perpetua de todos los ejércitos de España a Nuestra Señora de los Santos Inocentes, Mártires y Desamparados.
  • El día 21 de Abril del año 1885, Su Santidad el Papa León XIII concedió una bula pontificia por la que nombra Patrona de Valencia y madre de todos los valencianos a la excelsa Virgen de los Desamparados.
  • El 15 de Octubre de 1921 Su Santidad el Papa Benedicto XV concedió el privilegio para la Coronación de la Virgen de los Desamparados como Reina perpetua del Reino Valenciano.
  • El 12 de Mayo de 1923, Sábado, tuvo lugar la ceremonia de la Coronación de la Virgen de los Desamparados en el puente del Real. Hasta allí, la Imagen acudió con una diadema de flores, discurriendo por las calles engalanadas de la ciudad. Acudieron al acto el Rey Alfonso XIII y su esposa, la Reina Victoria Eugenia. Mientras era colocada la Corona sobre la cabeza de la Virgen, sonaron las 21 salvas de honor Real que fueron disparadas por los cañones del Regimiento de Artillería, la Reina Victoria Eugenia le hizo entrega de la Vara de Reina mientras se entonaba el Himno Nacional. Para esta ocasión se creó el Himno de la Coronación de la Mare de Deu dels Desamparats.
  • El 8 de Mayo de 1954 el Ayuntamiento de Valencia otorga el Título de Alcaldesa Honoraria Perpetua de Valencia a la Santísima Virgen María de los Inocentes, Mártires y Desamparados.

Fuente de información: Archicofradía de Ntra. Sra. de los Desamparados de Valencia

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngEntre su Patrimonio Musical encontramos el «Himno de la Coronación de la Madre de Dios de los Desamparados» compuesto en 1923.

Cuentan las crónicas que en las solemnes fiestas celebradas en Valencia con motivo de la Coronación Pontificia de Nuestra Señora de los Desamparados, se convocó un concurso para la presentación de letras para el Himno Oficial. Para tomar parte en el concurso fue condición indispensable haber nacido en alguna de las actuales provincias de Alicante, Castellón y Valencia, que constituían el Antiguo Reino de Valencia. La composición, con libertad de metro, habrá de estar escrita en lengua valenciana.
Fueron presentadas 51 composiciones. El jurado eligió el trabajo que llevaba por lema “Arquebisbe Reig”, cuyo autor era el mestre en gay saber per Lo Rat Penat, José María Juan García, nacido en Valencia en 1884, autor de numerosas obras de teatro y poemas diversos.

Con la letra en su poder, el comité encargado, convocó ahora concurso para adoptar y premiar la música del Himno Oficial. Los músicos concurrentes podían haber nacido en cualquiera de las regiones españolas. ”Para las tres estrofas de un mismo metro destinadas al coro, se escribirá una misma y sola melodía que ha de ser necesariamente unisonal. La música destinada a las estrofas que sirven de copla, será la m,isma en ambas y se escribirá a cuatro voces mixta, pero de tal manera que la parte superior pueda cantarse por el pueblo sin auxilio de las tres voces restantes. Debiéndose cantar el himno en su totalidad por el pueblo, los concursantes procurarán contenerse en su composición dentro de los límites extremos de Do hasta Mi bemol y tendrán en cuenta que toda la obra ha de cantarse seguida de principio a fin y sin intermedio alguno en el acompañamiento.
Un total de 33 composiciones musicales fueron presentadas a concurso. En el jurado se encontraban Eduardo López Chavarri, Amancio Amorós, Juan Bautista Pastor, Vicente Ripollés y el jesuita padre Baixauli. La convocatoria llevaba fecha de 29 de Diciembre de 1922 y el fallo fue hecho público el 22 de Marzo del año siguiente. Las 750 pesetas del primer premio correspondieron a la obra presentada bajo el lema ”Rosa Mística”, cuyo autor fue el sacerdote organista de la catedral de Vich, Luis Romeu.

Madre de Dios de los Desamparados

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies