Cofradía Virgen del Claustro (Tarragona)

Madre de Dios del Claustro

Madre de Dios del Claustro Coronada

Cofradía de Nuestra Señora del Claustro. Patrona de Tarragona

Tarragona
Madre de Dios del Claustro

Foto: Catedral de Tarragona

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngOrígenes:  Siglo XII

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngImagen:  La Imagen se cree que fue traída desde el Delfinado por el arzobispo Don Benardo Tort, esta es una obra del siglo XII.
Mide 0´90 metros de alto, pertenece a la escuela bizantina, está sentada sobre una silla de trono real y tiene su niño sobre sus rodillas y con su mano derecha le está dando el pecho izquierdo.
Su color es de madera oscura muy parecida al nogal, y ambos llevan vestiduras policromadas de oro.

Foto: abetobravo

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngSede:  Catedral de Santa Tecla de Tarragona.

El conjunto catedralicio se ubica en el lugar más elevado de la ciudad y sobre el solar que ocupó, en principio, un acuartelamiento de los ejércitos romanos en torno al cual se construyó, paulatinamente, la ciudad de Tarraco.
La edificación de la Catedral se inició a partir del año 1171, cuando Hug de Cervelló, arzobispo de Tarragona, legó en su testamento cierta cantidad de dinero para construirla.
En su construcción se utilizó el emplazamiento y algunos restos de la denominada área sacra de culto imperial romano, construida durante el siglo I d.C y que albergaba, según determinados arqueólogos, una gran plaza y el templo del emperador Augusto. Sobre este lugar, y a partir del año 475, debió erigirse la primitiva catedral visigótica de la que no existe vestigio alguno al ser demolida con ocasión de las invasiones musulmanas del año 711.
La Catedral fue consagrada el año 1331, siendo arzobispo de Tarragona y Patriarca de Alejandría, el Infante Juan de Aragón. Es considerada, por su grandiosidad y solidez, la primera catedral de Cataluña. Sus naves laterales alojan, entre los contrafuertes, capillas que muestran la evolución arquitectónica y estilística del recinto catedralicio.

Parece igualmente que la construcción inicial estaba prevista como una única nave, con un gran ábside, muros robustos y básicamente correspondiente a un estilo correspondiente al existente en su entorno por esas fechas, es decir, se trataría de una catedral románica, pensada además como elemento defensivo y, por ello mismo, provista de matacanes, almenas y camino de ronda, así como ventanas elevadas, fuera del alcance del enemigo (años después, con la seguridad ya garantizada, se abrirían bajo las anteriores tres nuevas ventanas en el ábside, de mayor tamaño y situadas más cerca del suelo).
Hacia el año 1195 se produjo un cambio sustancial en el planteamiento de las obras, magnificándolas, lo que produjo fuertes problemas de tipo social en la ciudad, al quejarse los ciudadanos de Tarragona de los elevados gastos que comportaban las obras, gastos que debían ser sufragados con los correspondientes impuestos, lo que hizo que en 1214 el arzobispo de Tarragona decretase la voluntariedad de las aportaciones a las obras.
Básicamente, el nuevo proyecto pretendía agrandar la catedral, para convertirla en un edificio formado por tres naves en planta basilical, con un crucero y cuatro nuevos ábsides secundarios, cubiertos con bóveda de crucería de estilo gótico. Por la disposición espacial anterior, el único lugar en el que era posible efectuar la ampliación era el punto en que se había dejado el patio destinado al futuro claustro, lo que hizo imposible la habitual alineación del crucero y los cinco ábsides. Por ello, los cuatro ábsides menores fueron escalonándose, por lo que la absidiola norte es de menor tamaño que la meridional.
Es un templo de transición del románico al gótico. La nave central tiene una altura de veintiséis metros más doce del cimborio, por 16,50 metros de anchura. Las naves laterales miden trece metros de altura por 8,25 de anchura. La longitud es de unos cien metros desde el hastial hasta la cabecera.
Consta de planta basilical de cruz latina con tres naves y transepto bien definido que sobresale de las naves pero con brazos desiguales debido al claustro que se haya en la parte septentrional así como la absidiola de este mismo lado también es desigual a su pareja del lado opuesto. La cabecera contiene tres ábsides semicirculares escalonados con presbiterios profundos, destacando el central. El ábside central tiene tres ventanas en su parte inferior y siete en la superior de forma apuntada.
Sobre el tramo siguiente al ábside del lado de la Epístola se halla ubicada la torre del campanario.
El presbiterio y el ábside central tienen un notable pavimento de la época románica, está formado por placas de piedra y mármol de diversos colores formando unos dibujos geométricos, en opus sectile en el que dominan los entrelazados sobresaliendo los colores, naranja, amarillo, blanco y negro. Es de una fabricación seriada y no totalmente artesanal ya que no hay gran variedad de piezas con formas diferentes.
El Claustro es de planta cuadrangular. Los arcos de medio punto, sostenidos por columnas gemelas, se agrupan de tres en tres bajo arcos de descarga apuntados. La escultura del Claustro es uno de los conjuntos más remarcables de la plástica románica en Cataluña y es de finales del siglo XII y principios del XIII. Los relieves se concentran en capiteles y cimacios, y se caracterizan por la gran riqueza del repertorio iconográfico, entre los cuales reseñamos la conocida «procesión de las ratas». Uno de los mejores conjuntos lo ofrece la puerta de comunicación entre la Catedral y el Claustro, de la primera mitad del siglo XIII. Obrada toda en mármol, el tímpano muestra el Cristo en Majestad rodeado por los símbolos de los cuatro evangelistas. La Capilla de la Virgen del Claustro, tiene en otro estilo. La modificación realizada en 1664 ,de la primitiva capilla gótica,en estilo renacentista fue destruida por una bomba durante la invasión francesa,de modo que la que vemos hoy es la reconstrucción de 1850, con un retablo de esa época obra de Bernat Verderol y Roig.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngCoronación Canónica:  9 de junio de 1911

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngPatronazgo:   La Virgen del Claustro, comparte el patronazgo de la Ciudad de Tarragona con Santa Tecla de Iconio, cuya fiesta se celebra el 23 de Septiembre.

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFestividad:  Segundo Domingo de Noviembre.
La Víspera se produce el el Rosario de Antorchas por el Claustro, con el traslado de la Santa Imagen hasta el Altar Mayor.
El día de la fiesta después de la solemne Misa se celebra una procesión con el retorno de la imagen a su Capilla.

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngReseña Histórica:

  • Con la caída del imperio romano (476) la ciudad pasó por una época de abandono; los godos de Eurico conquistaron la ciudad y revitalizaron un poco la ciudad que llegó a tener su propia Catedral, pero la llegada de Al-Hurr caudillo musulmán en el 713 acabó con la ciudad que prácticamente llegó a quedar despoblada. Su obispo metropolitano llamado Próspero huyó a Verona (Italia).
  • La tradición señala a Tarragona como lugar de la predicación de San Pablo en España. Las primeras noticias sobre la comunidad cristiana tarraconense se encuentran en las Actas del martirio de San Fructuoso (259), primer obispo de la ciudad, y de sus diáconos Augurio y Eulogio.
  • En 1129 la ciudad es conquistada por el conde de Barcelona Ramón Berenguer III (1096-1131). En 1146 es elegido el francés Bernat Tort (1146 – Londres 1163) como arzobispo de la ciudad (será el primer arzobispo que resida en la ciudad de manera permanente). Será de la mano de este arzobispo cuando se construya una nueva iglesia de pequeñas dimensiones bajo la advocación de Santa Tecla.
    En 1154 se funda la comunidad canónica, con monjes regulares de San Agustin a la que el mismo arzobispo Tort pertenecía. Desde este momento la iglesia catedralicia se erige en canónica agustiniana, hasta el siglo XVI en que desaparece tal condición.
  • El día 9 de Junio de 1911 se produjo la Coronación Canónica de Nuestra Señora del Claustro y les fueron puestas las coronas en homenaje y en desagravio por la profanación de la imagen y saqueo de la capilla en la guerra de la Independencia. Estas eran riquísimas y fueron costeadas por todos los tarraconenses.
    Todo fue aprobado por el Rvdmo, Sr. Arzobispo don Tomás Costa y el Excmo. Cabildo y bendecido por el Santo Padre Pio X, y patrocinado por la congregación mariana dirigida por los padres Jesuitas.
  • En 1947 la Imagen que era de «tez negra» fue despintada.
  • En 2011 y con motivo del centenario de la Coronación, se celebra la exposición «Theotocos» en el Museo Bíblico Tarraconense, organizado por la Cofradía de la Virgen del Claustro, siendo presidenta de la corporación Gloria Chopitea.
  • La Virgen del Claustro comparte patronazgo de la Ciudad de Tarragona con Santa Tecla. Las Fiestas de Santa Tecla se iniciaron el año 1321 cuando llegó a la ciudad de Tarragona la reliquia del brazo de Santa Tecla, procedente, por intercesión real, de las tierras orientales de Armenia. El año 1370 el documento de las Ordenaciones del arzobispo de Pere Clasquerí establece la secuencia ritual para los dos días centrales de las fiestas, los días 22 «Víspera»  y 23 de septiembre. Este ritual se ha mantenido en sus rasgos esenciales hasta la actualidad.
  • Para algunos actos de peregrinaje que se celebran, existe una «copia» de la Imagen obra del escultor Eustaquio Vallés. La preciosa reproducción de Nuestra Señora del Claustro mide unos 40 ctms.

Principal fuente de información: Catedral de Tarragona

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies