Notas jesuíticas en la S. S. de Segovia

NOTAS JESUÍTICAS EN LA SEMANA SANTA DE SEGOVIA *

(*) Colaboración de Daniel Cuesta Gómez para tabernacofrade de su artículo publicado en “El adelantado de Segovia” en 2010.

escudo_jesuitaEs muy conocida la gran aportación que hicieron las Congregaciones Marianas (asociaciones de laicos vinculadas a la Compañía de Jesús) a la Semana Santa de la ciudad de Segovia. Sin embargo en este artículo no voy a centrarme en ellas, sino en dos de los pasos que procesionan hoy por nuestras calles: el Cristo de San Marcos, de la Cofradía del mismo nombre, y El Calvario, al que acompaña la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad. Ambas Imágenes, aunque hoy se presenten con estos nombres, en su día fueron conocidas con el nombre de Cristo y Calvario de la Buena Muerte y estuvieron vinculadas de un modo u otro a la Compañía de Jesús.

 

san_marcos_03

Cristo de San Marcos o de la Buena Muerte.

sg_piedad_06Calvario de la actual Cofradía de Ntra. Sra. de la Piedad.

 

Las Congregaciones de la Buena Muerte fueron una asociación de fieles que nacieron en el entorno de los Jesuitas en la ciudad de Venecia. Sin embargo su establecimiento canónico no tuvo lugar hasta el año 1648, cuando el Padre General Vicente Carafa, fundó en la Iglesia del Gesù de Roma la Asociación de Nuestro Señor Jesucristo agonizante y de la Santísima Virgen Participando en Sus Dolores, confirmada canónicamente por Benedicto XIII. A esta Cofradía de Roma se fueron después asociando otras en las diferentes ciudades en las que la Compañía estaba establecida. Dichas asociaciones estaban formadas por personas adultas, procedentes mayoritariamente de las Congregaciones Marianas. El motivo de su existencia era la participación en los Dolores de Jesús en la Cruz, y la preparación para la muerte mediante la confesión y la comunión.

En España estas congregaciones tuvieron gran éxito, y solían contar con un Altar propio en las Iglesias de los Jesuitas. Es probable que en la antigua iglesia de la Compañía de Jesús de Segovia (actual Iglesia del Seminario), existiese un Altar dedicado a la Buena Muerte. ¿Pudo ser la Imagen titular de esta capilla la que actualmente se venera en la iglesia de San Marcos? El incendio por el cual se perdieron los archivos de esta parroquia en el siglo XIX nos impide conocer con certeza la procedencia de esta imagen. El que fuera conocida durante tanto tiempo con el nombre de Cristo de la Buena Muerte y acompañada años después en procesión por las Congregaciones Marianas, puede hacernos sospechar sobre ello. Sin embargo, esta conclusión no es más que una sencilla hipótesis, (a la misma altura que la de la posible procedencia del monasterio del Parral o de la desaparecida iglesia de San Gil). La falta de documentación impide saber cuál fue su verdadero origen.

Lo que sí se sabe con certeza es que las imágenes del paso de El Calvario estuvieron vinculadas a la Congregación de la Buena Muerte, establecida en la iglesia de San Sebastián. Éste era el templo que los Jesuitas tenían en nuestra ciudad tras la restauración de la Compañía. En los archivos aparece documentada la existencia de una Congregación de la Buena Muerte en esta Iglesia al menos desde el año 1924. Su director era el Padre Modesto Soto, y se sabe que sus miembros eran numerosos. Solían reunirse de modo ordinario un domingo al mes para celebrar sus cultos, y de forma extraordinaria durante el mes de Noviembre, en el cual se celebraba una novena por los fieles difuntos. Dicha congregación vuelve a aparecer después de la Segunda República y la Guerra Civil, siendo su director el Padre Félix Fernández Achiaga. En el año 1952, con la marcha de los Jesuitas de la ciudad de Segovia, la Congregación comenzará a perder fuerza hasta su desaparición.

san_sebastian_segoviaIglesia de San Sebastián. Última sede de los Jesuitas en Segovia.

Afortunadamente hoy, gracias al esfuerzo de las Cofradías segovianas, podemos contemplar estos pasos por las calles de nuestra ciudad. Han pasado los años, sus nombres han cambiado, su historia no se conoce muy bien, pero siguen cumpliendo la misma función para la que fueron concebidos: representar la muerte del Señor en la Cruz y reavivar así la fe de los creyentes.

 

san_marcos_01

calvario_segovia

Santo Cristo de San Marcos (arriba) y El Calvario (abajo) durante su recorrido procesional en la Semana Santa de Segovia.

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido esta protegido