Hermandad Virgen del Sagrario (Toledo)

Nuestra Señora del Sagrario

Nuestra Señora del Sagrario Coronada

Hermandad Esclavitud de Nuestra Señora del Sagrario | Patrona de Toledo

Nuestra Señora del Sagrario

Foto: Alberto García Soto

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFundación:   La Hermandad mas antigua se fundó en 1571 con el nombre de “Hermandad de Nuestra Señora del Sagrario y Señor San Eugenio”.
En 1613 existía una Congregación de Nuestra Señora del Sagrario, establecida en la Iglesia parroquial de San Ginés, de la Corte.
El Domingo 17 de Febrero de 1924 se inaguraba la actual Hermandad Esclavitud de Nuestra Señora del Sagrario.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngImagen:  La Imagen está tallada en madera de níspero hacia el año 1200. Está toda ella, excepto la cabeza y manos, recubierta de plata con un galón de oro engastado de pedrería.
Sentada en un trono, con el Niño en su regazo, vestida de manto sobre doble túnica y velo en la cabeza. Lleva doble túnica, manto y velo; la corona era independiente. Como todas las imágenes de esta época, concebidas en los albores del goticismo, el plegado de los paños tiene bastante rigidez y el rostro muestra cierta expresión hierática tradicional, derivada del tipo bizantino, llena de apacible dulzura, pero muy distante todavía de la clara sonrisa que había de dar al tipo de la Virgen el naturalismo gótico francés.
Lo que da aspecto de gran riqueza a la escultura de la Virgen del Sagrario, es el chapeado de plata que la cubre enteramente y sobre todo la magnifica fimbría de oro, con engastes de piedras preciosas, que bordea las distintas piezas del ropaje, y el broche de la misma clase que sumula sujetar el manto. Iguales caracteres ofrece la efigie del Niño Jesús, en cuanto a su arte y riqueza.
La Imagen de la Virgen ocupa un trono de plata sobredorada, obra maestra del orfebre florentino Virgilio Fanelli, realizada por orden del Cardenal Arzobispo don Baltasar de Moscoso, entre 1654 y 1674.
La Imagen tuvo una preciosa corona, labrada por Gregorio de Baroja, perdida a causa de un robo en 1869.
Esta imagen no era venerada con el título de hoy en los siglos inmediatos a sus construcción. Se le llamó “Santa Maria de Toledo” o “Santa Maria de la Catedral de Toledo” como consta en multitud de documentos. Probablemente estaba en el Altar Mayor y entrado ya el siglo XV, fue trasladad a la puerta del relicario o Sagrario, donde se custodiaban las reliquias, poniéndola en un nicho abierto sobre el dintel.

Foto: facebook de la Hermandad

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngSede:  Catedral Primada de España. Santa Iglesia Catedral de Santa María de Toledo.

La Santa Iglesia Catedral comienza a construirse en el año 1227 bajo el reinado de Fernando III el Santo y las últimas aportaciones góticas se dieron en el siglo xv cuando en 1493 se cerraron las bóvedas de los pies de la nave central, en tiempos de los Reyes Católicos sobre los cimientos de la Catedral visigoda del s. VI y que a su vez fue utilizada como mezquita. Está construida con piedra blanca de Olihuelas.
La construcción es de estilo gótico con una clara influencia francesa. La planta del templo es, pues, de cruz latina, llamada de salón, por estar inscrita en el plano de un rectángulo. El alzado marca la cruz, creando una forma vertical triangular, ya que la nave central y el transepto tienen mucho mayor anchura y altura que las naves laterales, siendo las naves exteriores las más bajas. Mide 120 m de largo por 60 m de ancho. Está compuesta por 5 naves, sostenida por 88 columnas y 72 bóvedas. Las naves laterales se prolongan por detrás de la Capilla Mayor rodeando el presbiterio y creando una girola con un doble pasillo semicircular. Su primer arquitecto es el maestro Martín, de origen francés, a quien se deben las trazas de la planta y los comienzos de la obra en la cabecera del templo.
Hasta el siglo XIV no se pudieron cerrar las naves laterales y es en este mismo siglo cuando se construye, en el costado norte, el claustro bajo con sus dependencias, siendo la más notable la Capilla de San Blas.
En el siglo XV, se levanta la capilla de San Pedro junto a la entrada del claustro y al finalizar este siglo, en 1493, se cierra la última bóveda dándose por concluida esta magna construcción.
En el siglo XVI se construye el retablo, parte alta del coro y rejas. En la primera mitad del siglo, se cierran todas las vidrieras y se realizan diversas modificaciones de planta como son la sala capitular, capilla Mozárabe y la capilla de los Reyes Nuevos.
La torre que es visitable mide noventa metros de altura, fue terminada con el último cuerpo octogonal, rematado con el alcuzón de pizarra y las tres coronas por el maestro Hanequin de Bruselas en el siglo XV.
La fachada principal cuenta con tres puertas de acceso, la del Perdón o de los Reyes en el centro, la de las Palmas o del Infierno al lado de la torre y la de los Escribanos o del Juicio lindando con la Capilla mozárabe. Otras dos son la mencionada puerta del transepto norte, llamada de la Feria, de la Chapinería, del Niño Perdido o del Reloj, colocado éste por encargo del cardenal Lorenzana, a finales del siglo XVIII para marcar las horas canónigas, de ahí que sólo tiene una manecilla. Y, finalmente la Puerta de los Leones, del transepto sur, combinando las esculturas góticas y barrocas, todas de excelente calidad.
Hasta aquí se cumple el trazado gótico ortodoxo. Sin embargo, la catedral toledana posee más entradas, dos la comunican con el claustro, la de Presentación y la de Santa Catalina, y la última, insólita por su ubicación en el muro sur, la neoclásica Puerta Llana, la única que no tiene escalones. Esta modesta puerta «de servicio» que durante siglos dejaba entrar toda la cantería y esculturas para el templo se convirtió en el noble pórtico para el paso de la famosa Custodia, cuando sale majestuosamente en procesión del Corpus Christi. Actualmente es también la puerta de entrada para los visitantes. Al claustro se entra por la Puerta de Mollete y hay otras cinco puertas auxiliares en las paredes de las estructuras añadidas al templo.
En el interior, la capilla mayor es uno de los lugares de la Catedral que alberga más obras de arte. Cerrada originalmente por una rejería tallada en piedra, de la que aún se conserva una parte, atesora un gran número de estatuas. En los dos pilares que dan acceso a la capilla contemplamos, a la izquierda, al legendario pastor Martín Alhaja, que dió información muy relevante para ganar la batalla de las Navas de Tolosa. En la derecha, el Alfaquí, retrato de Abu Walid, musulmán que llevó un mensaje de tolerancia a Alfonso VI, apostando por la convivencia de árabes y cristianos.
En el interior hallamos la rejería, de gran calidad, y el gran retablo, cumbre del gótico florido y última manifestación del mismo antes de la llegada del Renacimiento. Como contraposición al mismo, el sepulcro del cardenal Mendoza, atribuido al italiano Antonio Sansovino, es una de las primeras manifestaciones del arte renacentista en Castilla.
La capilla mozárabe tiene especial interés por haber sido designada por el cardenal Cisneros para restaurar el rito mozárabe en Toledo. Esta forma de celebrar la misa se había conservado entre los cristianos que vivieron en territorio musulmán, desde la dominación visigoda. La cúpula de la capilla es obra del hijo de El Greco, Jorge Manuel Theotocópuli, el altar de bronce y mármol de varios colores, de Juan Manzano, y la rejería gótica de Juan Francés, de 1524.
La capilla de los Reyes Nuevos, hoy sin culto, forma una pequeña iglesia, cuyo vestíbulo es del arquitecto Alonso de Covarrubias. Llamada así en honor de la nueva dinastía Trastámara reinante en Castilla, alberga numerosos sepulcros de sus reyes, con interesantes tallas.
Entre las capillas de la girola, destaca el acceso a la Sala Capitular, con rica ornamentación plateresca, y los retratos de todos los arzobispos toledanos. Sobre ellos, uno de los grandes conjuntos de pintura al fresco española, obra de Juan de Borgoña.
La Catedral Primada de Toledo alberga el mayor número de vidrieras medievales conservadas, como las del rosetón del crucero, las de la capilla mayor y las de grandes figuras de santos y apóstoles en el lado este.
El llamado Transparente es la gran obra maestra del escultor Narciso Tomé, finalizada en 1732, y realizada en mármoles genoveses, jaspe y bronces. Concebido como un retablo, e iluminado por los tragaluces del ábside, presenta numerosas figuras y composiciones representando pasajes de la Biblia.

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngCoronación Canónica:   30 de Mayo de 1926.

Fue coronada en la Plaza de Zocodover por el Nuncio de Sumo Pontífice Pío XI, monseñor Tedeschini, en presencia del cardenal primado, Enrique Reig; Don Alfonso de Borbón, Príncipe de Asturias, que ostentó en ese momento la representación del rey Alfonso XIII; el alcalde Fernando Aguirre, varios ministros del gobierno y una multitud de fieles que abarrotaron las calles de la ciudad.

Foto: Rodríguez

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngPatronazgo:  No se conocen datos desde que época fue declarada Patrona de Toledo. La medalla de la Ciudad Imperial, fue concedida el 10 de Agosto de 1929.

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFestividad y Procesión:  15 de Agosto.

Realiza una Procesión claustral por las naves de la Catedral.
Únicamente en casos muy extraordinarios la procesión ha salido a las calles:

  • El 1 de Mayo de 1529 llegó a la ermita de San Eugenio, al parecer para pedir que lloviese.
  • El 27 de Abril de 1530 hasta el monasterio de San Juan de los Reyes por la salud de la reina.
  • El 18 de Agosto de 1566 fue hasta el monasterio de San Juan de los Reyes por el mismo motivo que la anterior.
  • El 11 de Mayo de 1542 y el 4 de mayo de 1578 bajó a la basílica de Santa Leocadia o del Santísimo Cristo de la Vega para que acabasen grandes pertinaces sequías.
  • 30 de Octubre de 1616, con motivo de la inauguración de su capilla.
  • El 15 de Junio de 1823, Nuestra Señora salió a la calle, suplicando el pueblo y el clero por la «conservación de los días» de rey Fernando VII.
  • 3 de Agosto de 1834 por una tremenda epidemia de cólera.
  • 3 de Agosto de 1868 para implorar que acabase una prolongada sequía.
  • El 23 de Agosto de 1885 y 28 de Agosto de 1890 para acabar con una larga epidemia de cólera, se trasladó a la imagen a la plaza de Zocodover.
  • 30 de Mayo de 1926, con motivo de su Coronación en la plaza de Zocodover bajo el Arco de la Sangre.
  • 8 de Septiembre de 1929 recibió en la plaza del Ayuntamiento a las imágenes de la Santísima Virgen más veneradas en Toledo y ermitas de los alrededores de la ciudad.
  • 28 de Septiembre de 1939, para ser recoronada después de la profanación que sufrió durante la guerra civil.
  • La falta de lluvia hizo que el pueblo toledano la sacase a la plaza de Zocodover el 2 de Mayo de 1945.
  • El 30 de Mayo de 1948 volvió a la emblemática plaza de Zocodover para recibir a la Nuestra Señora de Fátima en su recorrido por ciudades de España.
  • El 31 de Octubre de 1954, con ocasión del Año Mariano, presidió la mayor concentración mariana que ha habido en la Imperial Ciudad.
  • 30 de Marzo de 1975, la Patrona de Toledo recorrió la plaza del Ayuntamiento. Salió para celebrar el Año Mariano.
  • 1976, con motivo del 50 aniversario de la Coronación Canónica, la venerada imagen de la Virgen del Sagrario llegó desde la plaza de Zocodover hasta la plaza del Ayuntamiento.

Foto: Alberto García Soto

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngAcompañamiento Musical:  Al ser una Procesión claustral, no lleva acompañamiento musical.

En las ocasiones extraordinarias que ha salido en la calle fue acompañada musicalmente por Bandas como Banda de Música del Patronato Musical;  Banda de Música del Colegio Provincial y Banda de Música de la Academia de Infantería de Toledo.

Foto: Alberto García Soto

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngReseña Histórica:

  • Según cuenta la leyenda la Virgen del Sagrario perteneció a los Apóstoles y que fue traída a Toledo por San Eugenio. También entra dentro de la leyenda el hecho de que fuera ocultada en época de los musulmanes y restituida después por el rey Alfonso VI.
  • Se Venera en el famoso lugar sagrado llamado Sacrarium, donde se guardaban las reliquias de los santos y los vasos sagrados de mayor valor, y donde se reservaba el Santísimo Sacramento de la Eucaristía. Luego se colocó en el exterior del Sagrario, en una hornacina encima de la puerta, y así estaba a principios del siglo XVI.
  • La Imagen de Santa María de Toledo, como se llama en las célebres cantigas de Alfonso X el Sabio, fue veneradísima desde su entronización, hacia 1226. Isabel la Católica se unió al fervor del pueblo, siendo muy devota de ella. Al menos desde entonces, todos los reyes de España la han visitado y venerado. Felipe III presidió en 1616 la inauguración de la nueva capilla de la Virgen iniciada por el arzobispo don Gaspar de Quiroga y terminada por el cardenal D. Bernardo de Sandova. Devoción particular le profesó la reina viuda Mariana de Austria, y su hijo Carlos II.
  • Las aguas de los pozos de Toledo son dadas al público gratuitamente el día y víspera de Nuestra Señora del Sagrario, patrona de Toledo (fiesta de la Asunción). Esta tradición parte del siglo XVII, cuando finalizadas las obras de la Capilla de la Virgen del Sagrario se realizaron ocho días de fiestas en acción de gracias. Referida a esta tradición existe también su propio mito o leyenda, que nos cuenta cómo hace siglos, gentes venidas de todos los pueblos de alrededor, formando un gran tumulto en esta conmemoración de la Patrona toledana, asistían a los ritos festivos y religiosos.
    Terminada la fiesta de la tarde, la multitud comenzó a desfilar lentamente fuera de la catedral, incrementando de forma notable la sensación de calor asfixiante propio de un 15 de Agosto.
    El hijo único de uno de los asistentes a tal acto, sufrió un repentino desvanecimiento por tales calores y apreturas, creyendo todos los que le vieron que había muerto por tal y como quedó. Corrieron algunos de los que allí estaban a por el agua de los pozos de la catedral, que fue arrojada de forma repentina sobre el muchacho, el cual recobró el aspecto habitual de forma inmediata.
    El pueblo “atribuyó el resultado a la pronta aplicación del agua, que llamaron de la Virgen, por esta causa, y por distribuirlo en la festividad mencionada”.
  • Hay también otra leyenda, más conocida por los toledanos, que cuenta cómo la Imagen de la Virgen del Sagrario, durante la reconquista de la ciudad por Alfonso VI en el 1085, fue rescatada del pozo del claustro donde allí fue escondida para protegerla de la invasión musulmana. Y a partir de aquel momento estas aguas han recreado numerosos milagros y curaciones para aquél que la consume.
  • El Domingo 17 de Febrero de 1924 se fijó la fecha de la inaguración de la Hermandad Esclavitud de Ntra. Sra. del Sagrario. A son de timbales y clarines, en compañía de los típicos alguacilillos, el Heraldo Municipal, conforme a la antigua usanza de la ciudad, hizo el Sábado 16 el anuncio de las fiestas. Por la tarde se hizo procesión entera por el interior de la Iglesia. La Virgen ostentaba el manto que la ciudad le regalara en fecha memorable. Y ninguna ocasión, ciertamente, para adornarla con él, como aquella en que la ciudad, recordando los mejores días de su pasado religioso, se congregaba en torno a Ella y quería con ella ligarse con vínculos de amorosa y perpetua Esclavitud.
  • El 30 de Mayo de 1926, Ntra. Sra. del Sagrario fue Coronada Canónicamente. Miles de personas abarrotaron las calles en el recorrido que la imagen hizo hasta la Plaza de Zocodover, ataviada con el famoso manto de las 50.000 perlas -obra de José Benito Montalvo y Matías Vello en 1762- adornado con el pectoral donado por el Cardenal Cisneros y su célebre topacio (en otros textos la cifra de perlas varía desde las 40.000 hasta las 80.000). Una vez en la plaza, el Cardenal Reig y el nuncio papal monseñor Tedeschini Coronaron la Imagen con la joya fabricada por Granda.

Fuente de información:  Esclavitud de Ntra. Sra. del Sagrario de Toledo

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngEn su Patrimonio Musical, nos encontramos con el «Himno de Coronación de la Virgen del Sagrario» compuesto en 1926 con motivo de dicha Solemnidad. La música es del Maestro Luis Ferré Domenech y la  letra de Rómulo Muro.

Nuestra Señora del Sagrario

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies