Virgen de la Almudena de Madrid

Actualizado el lunes, 10 diciembre, 2018

Real de la Almudena

Santa María la Real de la Almudena

Corte de Honor de Santa María la Real de la Almudena | Patrona de Madrid

 

Real de la Almudena

Foto: foros de la Virgen

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFundación:   La Corte de Honor nace el día 25 de Marzo de 1912

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngImagen:  La primitiva Imagen de Santa María la Real de la Almudena pudo haber sido una figura sedente tal y como figura en el arca funeraria de San Isidro (hoy en la Catedral de la Almudena) que se cree desapareció en un incendio acaecido durante el reinado de Enrique IV (1454-1474).
La Imagen actual, entronizada en la Catedral de Madrid, es de autor desconocido aunque en opinión de algunos historiadoreso, pudo ser tallada por Diego Copin de Holanda, quien trabajó en la catedral de Toledo hacia 1500.

Foto: Alberto García Soto

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngSede:  Catedral de la Almudena de Madrid.

Su primer templo fuera aquella capilla situada en la Cuesta de la Vega, en la que se daba culto a “Santa María de la Vega en su Concepción Admirable”. Capilla que podría haber sido descubierta hace años en el hoy llamado Parque de Mohamed I, y cuya puerta de acceso puede verse actualmente tapiada en el muro que sustenta el talud que allí se encuentra.
Este lugar es el mismo en el que se cree apareció la imagen en 1085, ya que sólo el ancho de una calle lo separa de la pared de la Cripta de la Almudena, donde una Imagen de piedra colocada en una hornacina ha venido conmemorando el lugar del hallazgo.
El segundo templo fue la iglesia de Santa María, situada en la confluencia de las calles Mayor y Bailén (la primera de éstas llamada entonces “Real de la Almudena”), con categoría de Colegiata, erigida donde anteriormente podría haber estado una mezquita.
En esa iglesia recibió culto hasta que en 1868, tras el triunfo de la Revolución de Septiembre del mismo año, el primer Ayuntamiento popular mandó derribarla con motivo de nuevas ampliaciones en las calles.
Y ahí da comienzo la larga peregrinación de la Patrona de la capital de España por distintos templos madrileños -121 años de los cuales pasó 39 en la antigua Catedral de San Isidro- hasta su entronización definitiva en la que habría de ser Catedral de la Almudena, consagrada el 10 de Junio de 1993 por Su Santidad el Papa Juan Pablo II.
Las obras de la catedral comenzaron en 1883 según el proyecto neo-gótico del marqués de Cubas, y finalizaron en la fecha anteriormente citada, de acuerdo con el proyecto neoclásico de los arquitectos don Carlos Sidro de la Puerta (1911-1983) y don Fernando Chueca Gotia (1911-2004), quien logra concluir la Catedral, tras 110 años de espera.

Foto: greturviajes

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngProcesión:  9 de Noviembre

Foto: el pais

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngAcompañamiento Musical:  Banda Sinfónica Municipal de Madrid

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngPatronazgo:   El consejo de la Villa hizo voto hacia 1438 de guardar su fiesta, ayunar la víspera y hacer procesión en la octava.
El Papa Pío X declaró a Nuestra Señora de la Almudena, por soberano decreto de Agosto 1908, Patrona de Madrid

 

Foto: madrideasy

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngReseña Histórica:

  • Dice la tradición -que no la historia- que la primitiva Imagen de Santa María la Real de la Almudena fue traída a España por el apóstol Santiago, cuando vino a predicar el Evangelio, que la talló San Lucas y la pintó Nicodemus. Pero lo que sí es cierto es que en aquel pequeño villorrio visigótico, cuyo nombre ni siquiera ha llegado a nosotros, se veneraba una imagen bajo la advocación de “Santa María de la Vega en su Concepción Admirable”, posiblemente por estar enclavada su pequeña capilla en la ya denominada Cuesta de la Vega.
    Al producirse la invasión musulmana, los cristianos que le daban amoroso culto resolvieron ocultarla por temor a que fuera profanada. Según la leyenda una joven cristiana, de nombre Maritana, con inmenso amor lleno de ignorancia encendió dos velas a su lado para que la acompañaran en su soledad.
    Pasaron cerca de 400 años y en 1.085 al pasar el rey Alfonso VI por el pequeño poblado, al que ya los moros habían dado el nombre de Magerit, sus pobladores relataron al rey la historia de aquella Virgen escondida.

Interesó extraordinariamente al monarca el relato de los habitantes de la población y, postrándose de rodillas, hizo un voto solemne: “Si conquistamos Toledo, prometo buscar la imagen de Santa María de la Vega, hasta que consiga encontrarla”. Y aún hizo más. En tanto que aparecía la escondida Imagen, mandó pintar la figura de la Madre de Dios sobre los muros de la antigua mezquita, ya convertida en iglesia cristiana. Dándose el hecho de que el artista se inspiró en los rasgos de la reina Dª Constanza, hija del rey de Francia, por lo que puso en su mano una flor de lis, símbolo heráldico de la casa real francesa. Lo que naturalmente ha otorgado a esa Imagen el nombre de “la Virgen de la Flor de Lis”.
Toledo cayó ante el avance de las tropas de don Alfonso VI y, regresando a Magerit, se dispuso a cumplir su voto.
Pero Santa María de la Vega seguía sin aparecer. Agotados todos los recursos el rey decide recurrir a la solución infalible: la oración. Organiza una gran procesión, encabezada por él mismo, en la que figuran todos los estamentos sociales: autoridades eclesiásticas, nobleza, ejército, pueblo… Discurre en torno a la Almudayna, o fortaleza amurallada de Madrid (aquella “que al rey moro alivia el miedo”).
Al llegar al cubo de la muralla cercano a la Almudayna -o Alcazaba-, precisamente situado en aquel lugar de la Cuesta de la Vega en el que había sido venerada la imagen desaparecida, unas piedras se derrumban. El sol acaba de ponerse pero en la oscuridad de la noche se perfila un hueco iluminado: María de la Almudena está ahí. Pero no está sola. El prodigio se ha producido; prestándole guardia durante siglos, desafiando las leyes de la naturaleza y de la física, permanecen a su lado dos velas encendidas, sin consumirse, acompañándola, iluminando su encierro, prestándole calor de amor. “Sin ser tres siglos bastantes para mermarles la cera”*. Son las que encendiera Maritana. Las que fueran su primera Corte de Honor.

Era el 9 de Noviembre de 1.085.

  • En 1911 se inaugura la Cripta de la que habría de ser Catedral de la Almudena, trasladándose a ésta la imagen de la Patrona, que tras la demolición en 1868 de su templo, (la iglesia de Santa María, construida sobre la antigua mezquita) había ido padeciendo un largo peregrinar por distintos templos madrileños, hallándose en ese momento en la Iglesia de las Religiosas Bernardas, también llamada “del Santísimo Sacramento”, hoy Catedral Castrense.

S.A.R. la Infanta doña María Teresa de Borbón y Habsburgo-Lorena, hermana de S.M. el rey Alfonso XIII, tenía su palacio frente a la Cripta, en lo que hoy es Parque de Mohamed I, y acostumbraba a visitar diariamente a la Patrona de la capital, por la que sentía una particular devoción.
La Corte de Honor nace el día 25 de marzo de 1912. En una de las fechas de mayor trascendencia para la historia de la Cristiandad: la Encarnación del Hijo de Dios en las purísimas entrañas de María. Hay que añadir además que, en esos momentos, la infanta está embarazada, circunstancia que posiblemente influya en la elección de tal fecha.

Se establece, pues, una nueva cita anual para la celebración de un acto solemne en honor de Santa María la Real de la Almudena: la Fiesta Capitular, que reúne al Capítulo de Damas de la Corte, que tendrá lugar el 25 de marzo de cada año. Este día se une en el calendario a las otras dos fechas importantes en la historia de la Patrona de Madrid:

  • el 8 de Septiembre, conmemoración del Voto de la Villa y
  • el 9 de Noviembre, aparición milagrosa de la imagen en la muralla de Magerit.

En ellas acompañan a la Virgen y le rinden culto las otras dos Congregaciones de la Almudena: la Real Esclavitud (fundada en 1640) y el Santo Rosario Cantado (fundado en 1758).

  • Así llegamos a enero de 1971, cuando una Junta renovada se ocupará de dar nuevos bríos a su labor. Con la aprobación del Cardenal-Arzobispo de Madrid, Monseñor Vicente Enrique y Tarancón, el 20 de mayo de 1972 se resuelve ampliar la Corte de Honor a una gran Asociación de Damas en la que el Capítulo queda circunscrito a los cargos directivos, Damas Celadoras incluidas. Su misión consiste primordialmente en dar culto a Santa María la Real de la Almudena, y extender su conocimiento a todo Madrid. Ahora bien, recordando aquel triste momento en que hubimos de llamarla “la Gran Olvidada”.
    La Corte de Honor sigue su caminar histórico contando en la actualidad con más de 2.500 Damas y Niños/as, repartidos entre 100 Coros coordinados por una Dama Celadora.

Fuente de información:  http://cortedehonoralmudena.org
Real de la Almudena

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies