Santa Ana (Las Palmas de Gran Canaria)

Santa Ana

Santa Ana

Santa Ana | Patrona de las Palmas de Gran Canaria

Las Palmas de Gran Canaria
Santa Ana

Foto: filterarrow

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngOrígenes:  1478.
El 24 de Junio de 1478, desembarcó en la isla de Gran Canaria un grupo de militares enviados por los Reyes Católicos para la conquista de la ciudad. La expedición militar levantó su campamento en el lado derecho del barranco Guiniguada, conocido hoy como el barrio de Vegueta. En ese mismo campamento se levanto una Iglesia conocida como la «Iglesia de los conquistadores» que más adelante será bautizada como Santa Ana, Madre de la Virgen.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngImagen:  Tallada por José de Armas en 1944, encargada por el Cabildo Insular para ser regalada y colocada en el Altar principal de la Catedral.
Tiene una altura de 125 centímetros y que se talló en un cilindro de madera de okola que fue expresamente traído desde la entonces Guinea Ecuatorial sobre el que José de Armas talló la magnífica Imagen concluida en 1944 y bendecida un año después sobre la que se dice que, a pesar de haberse inspirado en un lienzo del pintor Juan de Roelas, las connotaciones de esta escultura son más modernas, pues representa a Santa Ana sedente en un taburete, vestida de hebrea, dando lecciones a la Virgen Niña ataviada con túnica blanca.

Foto: José Ubay

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngSede:  Catedral de Santa Ana de las Palmas de Gran Canaria.

Situada en el casco histórico de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, en el barrio de Vegueta, junto a la Plaza Mayor de Santa Ana.
Empezó a construirse hacia 1497 por mandato de los Reyes Católicos, sin embargo, por falta de fondos se tuvieron que paralizar las obras en 1570. La larga historia del templo hace que en él se combinen estilos tan distintos como el Gótico tardío de su interior y el Neoclásico del exterior. Su fachada es el elemento más característico. La Catedral tuvo dos grandes fases constructivas, una desde el año 1497 hasta 1570 y la otra desde 1781 hasta la actualidad.
Desde su construcción hasta principios del siglo XIX, Santa Ana fue la única catedral de las Islas Canarias ya que en 1819 se crea la Diócesis de San Cristóbal de La Laguna con jurisdicción para las islas de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro y con sede episcopal en la Catedral de San Cristóbal de La Laguna en la isla de Tenerife. En 1974, la Catedral de Santa Ana fue declarada monumento histórico-artístico de carácter Nacional.
La fachada de la Catedral es de estilo neoclásico. El edificio consta de tres naves, siendo la del centro la más ancha y las laterales, a su vez, bordeadas por trece capillas independientes.
El templo tiene planta de cruz latina con crucero no muy saliente, coronado por un cimborrio. El Altar Mayor está presidido por la Imagen titular de la Catedral y patrona de la ciudad, Santa Ana, obra de José de Armas Medina, tallada en el año 1944.
El material utilizado para la construcción del edificio es la cantería azul procedente de las canteras de San Lorenzo, que se utiliza para los arcos, nervios de la cubierta y soportes, con el color gris que la caracteriza.
En las zonas donde predomina la cantería destacan sobre el fondo blanco del yeso de los muros o paños de las cubiertas. Estas son de poco espesor, realizadas con material volcánico (piedra pómez), muy porosa, ligera y de poco espesor.
El muro, realizado con mampostería, aparece articulado en dos niveles con pequeñas aberturas y ventanales sobre los arcos formeros de las capillas laterales.
Las ventanas están concebidas como huecos en el muro y no como amplios ventanales.
Se aprecian dos tipos de soportes: por un lado, columnas exentas, diez en total, que separan las naves laterales, y con forma cilíndrica. El otro grupo de soportes discontinuos lo forman la veintena de pilares adosados a los muros laterales. Son cruciformes, con capiteles corridos. Aparecen pilastras de orden clásico en el interior de las naves y columnas renacentistas, embebidas de orden corintio en la capilla de Santa Teresa de Jesús.
Los arcos de las capillas laterales son apuntados. Los de las bóvedas aparecen rebajados y van perdiendo su apuntamiento gótico. Las cubiertas están realizadas con bóvedas de crucería en las naves centrales y laterales.
El cimborrio situado en el crucero y que da paso a la capilla mayor, tiene un tambor con ventanales, cúpula y linterna. Los arbotantes presentan menor desarrollo debido a que no cumplen su función de descarga en las naves laterales. Las naves son de la misma altura. Los nervios de las bóvedas, con líneas semicirculares, se abren a modo de palmeras en la parte superior de los soportes.

Fotografía: Alejandroclemente

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngPatronazgo:   Cuando en 1478 las tropas castellanas desembarcaron en los arenales del puerto de La Isleta, buscando un lugar adecuado en donde asentar su campamento y comenzar la conquista en la isla de Gran Canaria, se les apareció una anciana de apariencia aborigen, aconsejándoles el altozano, que se encontraba al otro lado de la desembocadura del barranco de Guiniguada. Y con la misma rapidez que apareció, se marchó. El deán Juan Bermúdez, sevillano, en aquel momento atribuye la rápida visita de la anciana a la presencia de la patrona del barrio de Triana de Sevilla, Santa Ana.
Desde entonces es considerada, como patrona de la ciudad y de la sede episcopal. Santa Ana es también la patrona de la isla de Gran Canaria como bien lo expone una lápida en la capilla de Santa Catalina en la Catedral de Canarias, dicho texto pertenece a Cairasco de Figueroa, Príncipe de las Letras Canarias y dice así:»Gran Canaria puede llamarse siempre bien afortunada pues a Santa Ana el Cielo le concede por Titular, Patrona y Abogada». El patronazgo sobre Gran Canaria se cita también en el Himno de Santa Ana en la siguiente frase: «…de Gran Canaria nuestra protectora».

Foto: misagregorianagrancanaria

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFestividad y Procesión:   26 de Julio.

Debido a las dimensiones de la obra el enorme peso de la talla, se saca a la calle del antiguo barrio de Vegueta, solo de forma excepcional.
Normalmente procesiona el grupo escultórico de la «Sagrada Parentela», compuesto por Santa Ana, San Joaquín, San José y la Virgen Niña, obras de la Lorenzo de Campos, siglo XVII.

Foto: Diócesis de Canarias

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngAcompañamiento Musical:  Tambores y Cornetas del Lasso.

Foto: José Carlos Guerra

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngReseña Histórica:

  • Cuando en 1478 las tropas castellanas desembarcaron en los arenales del puerto de La Isleta, buscando un lugar adecuado en donde asentar su campamento y comenzar la conquista en la isla de Gran Canaria, se les apareció una anciana de apariencia aborigen, aconsejándoles el altozano, que se encontraba al otro lado de la desembocadura del barranco de Guiniguada. Y con la misma rapidez que apareció, se marchó. El deán Juan Bermúdez, sevillano, en aquel momento atribuye la rápida visita de la anciana a la presencia de la patrona del barrio de Triana de Sevilla, Santa Ana.
  • Desde entonces es considerada, como patrona de la ciudad y de la sede episcopal. Santa Ana es también la patrona de la isla de Gran Canaria como bien lo expone una lápida en la capilla de Santa Catalina en la Catedral de Canarias, dicho texto pertenece a Cairasco de Figueroa, Príncipe de las Letras Canarias y dice así:”Gran Canaria puede llamarse siempre bien afortunada pues a Santa Ana el Cielo le concede por Titular, Patrona y Abogada”. El patronazgo sobre Gran Canaria se cita también en el Himno de Santa Ana en la siguiente frase: “…de Gran Canaria nuestra protectora”.
  • La Catedral de las Palmas de Gran Canaria está bajo el patronazgo de l Ayuntamiento de Las Palmas y contaba solo hasta la primera mitad del pasado siglo XX con una representación escultórica de la Madre de la Virgen desde que en 1673 el escultor palmero Antonio Lorenzo Campos realiza el que hoy llamamos retablo de la capilla del Santísimo en el primero de cuyos tres cuerpos incluyó una talla de Santa Ana con la Virgen Niña y a sus lados, más pequeñas, las de San Joaquín y San José, incorporadas un año después, retablo que fue restaurado en 1802 por Luján.
  • Una Imagen de Santa Ana salía en procesión por las callejuelas que circundaban el primitivo templo a mediados del siglo XVI por acuerdo del Cabildo Catedral de 26 de Julio de 1539, tradición que recuperó siglos después la misma corporación religiosa en 2008 procesionando ahora por el interior del templo la pequeña talla de la Madre de la Virgen de Lorenzo de Campos antes comentada.
  • En 1941 el escultor José de Armas recibe de la corporación insular el encargo de tallar una Imagen de la Madre de la Virgen para ser regalada y colocada en el Altar principal de la Catedral, y que se talló en un cilindro de madera de okola que fue expresamente traído desde la entonces Guinea Ecuatorial sobre el que José de Armas talló la magnífica Imagen concluida en 1944 y bendecida un año después sobre la que se dice que, a pesar de haberse inspirado en un lienzo del pintor Juan de Roelas, las connotaciones de esta escultura son más modernas, pues representa a Santa Ana sedente en un taburete, vestida de hebrea, dando lecciones a la Virgen Niña ataviada con túnica blanca.
  • Las fiestas de Santa Ana en la Catedral se caracterizaban por su esplendor. La víspera de la patrona, el 25 de Julio, se escuchaba el constante replique de sus campanas y se hacía procesiones claustral después de los solemnes Maitines y había fuegos. El día 26 era el más importante, al que asistían los curas de todas las Iglesias de la Isla, acompañando al Cabildo catedralicio. La procesión era presidida por el Obispo y las campanas repicaban durante todo el recorrido. El acto finalizaba con una Misa y la Imagen de la Patrona, elaborada en el siglo XVII por el escultor Campos, recorría las calles donde se sitúa el Obispado, el Ayuntamiento, para regresar, finalmente, al templo catedralicio. Esta procesión fuera de la Catedral, comenzó a salir por todas las calles de la ciudad, gracias a un acuerdo el 26 de Julio de 1539 entre el entonces Cabildo catedralicio y la Catedral de Canarias.
  • Esta procesión se siguió celebrando hasta 1821 cuando el Cabildo catedralicio decide suspenderla, a la misma vez que se acuerda que continúe la procesión por las calles con las candelas encendidas: «En los Maitines de Santa Ana se suspenderá la procesión después de Laudes, día 25 de Julio». «El día de la Patrona con el mismo aparato de siempre y procesión a la plaza con candelas».
  • Durante muchos años Santa Ana fue la patrona del Archipiélago, pero 1914 se nombró a la Virgen del Pino patrona principal de la Diócesis de Canarias.
  • En 2011 el Cabildo Catedral decide en capítulo extraordinario que la Imagen sea sacada en procesión cuando su festividad tenga lugar en Domingo, cosa que tuvo lugar en 2015 cuando la festividad de la patrona tuvo lugar el Domingo, 26 de Julio. De ordinario protagoniza la procesión el grupo escultórico la “Sagrada Parentela” de Santa Ana y Virgen María niña realizado en el siglo XVII por el escultor Lorenzo de Campos (1634‑1693) y que se venera en la hornacina superior del tabernáculo de la seo canaria.

Fuente de información: La Provincia, Diario de Las Palmas

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngPatrimonio Musical.   Desde el año 2008 cuenta con el «Himno a Santa Ana», compuesto por el musicólogo y compositor canario Lothar Siemens Hernández. Recupera una forma de música paralitúrgica muy antigua y muy tradicional que hunde sus raíces, nada menos, en las cantigas de Santa María del Rey Alfonso X el Sabio. En estas cantigas, el rey Sabio supo trasladar a loor divino el amor cortés que había practicado en su juventud como trovador, cambiando la forma de la canción trovadoresca. El loor a Santa María sólo podía expresarse adecuadamente, según el rey, después de haber escuchado las maravillas de sus milagros. La cantiga consistía, por tanto, en la recitación versificada del milagro, la cual era interrumpida intermitentemente por un canto o himno de loor.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido esta protegido