Cofradía Santa Eulalia de Mérida (Oviedo)

Santa Eulalia de Mérida

Santa Eulalia de Mérida

Cofradía de Santa Eulalia de Mérida. Patrona de la Ciudad de Oviedo

 

Santa Eulalia de Mérida

Foto: Ray Porres

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFundación:   1617

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngImagen:   Obra de Alejandro Carnicero, siglo XVII

Foto: Ramón Escobar

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngSede:   Catedral de San Salvador de Oviedo.

Tiene sus orígenes en la basílica mandada construir por el rey Alfonso II el Casto (791-842) bajo la advocación de San Salvador. Fue edificada sobre las ruinas de una iglesia anterior levantada por su padre Fruela I, en el año 765 y destruida treinta años después por los árabes. Este mismo monarca propició la construcción de la Iglesia de Santa María y el palacio regio, situados al Norte y Sur, respectivamente, de la primitiva basílica de San Salvador.
Durante el siglo XIV comienza la construcción de la Catedral Gótica, demoliéndose la anterior basílica románica y prerrománica. Siendo Obispo Gutierre de Toledo (1377-1389), la obra recibe un impulso definitivo. La construcción se finaliza a mediados del siglo XVI, con el remate de la torre, ya en un gótico tardío. Es decir, casi tres siglos dura la construcción del templo. Y todavía fue necesario trabajar durante otros cien años en la construcción de las capillas y panteones que hoy vemos adosados a las naves laterales. Por lo tanto, la construcción de la actual catedral dura unos cuatrocientos años, con especial intensidad durante el siglo XV, época en que domina el estilo conocido como gótico florido o flamígero, en el que puede incluirse nuestra catedral.
El edificio se distribuye en tres naves, la central mayor y las laterales con capillas entre los contrafuertes, precedidas por un pórtico. El destacado crucero imprime forma de cruz latina a la planta, coronada por una cabecera poligonal en la que se inserta la girola. La articulación vertical del muro, mediante arcos apuntados para separar las naves, un triforio ciego y un claristorio con vidrieras decorativas. Todo el templo (naves y capillas) está cubierto con bóvedas de crucería, entre las que destacan las ochavadas de la nave mayor.
Las sucesivas ampliaciones de la catedral acabaron por absorber ambas construcciones, integrando en la nueva arquitectura la antigua capilla palatina, La Cámara Santa.

Foto: Mariluz Rodríguez

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngLa Capilla:  Es una capilla barroca de planta de cruz griega rematada por una gran cúpula con profusa decoración barroca.
Fundada en el siglo XVII por orden del obispo Simón García Pedrejón y ejecutada por la familia Menéndez Camino (padre e hijo) contiene un baldaquino barroco obra de Domingo Suárez de la Puente con reliquias de la santa.
En la capilla se encuentran enterrados varios obispos, entre ellos su fundador.

Foto: Jenaro Arturo Suárez

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngLa Medalla de la Hermandad

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFestividad:   10 de Diciembre

Foto: Oviedo de Pasión

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngProcesión de las Reliquias:   Se realiza desde la Capilla de Santa Eulalia al Altar Mayor. El Arca de Plata que contiene las reliquias de la Mártir emeritense, patrona de Oviedo desde el año 1630 y de toda la Diócesis desde 1639.
El Arca sobre unas pequeñas andas es llevado hasta el Altar por varias cofrades de las diferentes penitenciales de Oviedo. La cubierta de plata que envuelve el Arca de madera original fue mandada construir según la tradición por el rey Alfonso VI en 1075 cuando el Arca fue trasladada a Oviedo.

Foto: Oviedo de Pasión

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngReseña Histórica:

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngSanta Eulalia de Mérida, sufre el martirio en la ciudad de Emérita Augusta (Mérida) el 10 de diciembre del 304 a la edad de 12 años en tiempos de las persecuciones de Diocleciano, según se cree. Mártir cristiana hija del senador romano Liberio, recibió la doctrina cristiana del presbítero Donato y la educación romana por parte de su familia. En el año 303 Maximiliano y Diocleciano publican los edictos por los que se persigue a los cristianos, al profesar una fe contraria al Imperio Romano. El prefecto Calpurniano, lugarteniente de Daciano, mandó que todos los de la ciudad asistiesen a un solemne sacrificio que quería hacer a los dioses. Acompañada Eulalia de una doncella de su edad, llamada Julia, se presentó al prefecto, reprendiéndole su proceder con los cristianos, o, según otros, el prefecto mandó apresarla en su casa. Hiciéronla sufrir los tormentos más crueles que entonces se daban a los mártires, y después de haber sido azotada con látigos armados de plomo, echaron aceite hirviendo sobre sus heridas. Al fin fue echada en un horno, donde murió, sin quemarse su cuerpo. Añade Aurelio Prudencio que en el momento de expirar se vio salir de su boca su bendita alma en figura de blanca paloma, que voló hacia el cielo, de cuyo prodigio fueron testigos todos los circunstantes. Sufrió su martirio el día 10 de diciembre del año 304, y los autores refieren que hallándose desnuda, cayó una copiosa nevada para cubrir su desnudez.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngLa devoción a las cenizas de la mártir ya fue muy grande durante la época hispanorromana, y su culto se continuó posteriormente. Los godos veneraron en gran manera el templo y la túnica de Santa Eulalia. El rey Pelayo se mandó enterrar en una iglesia de esta santa, llamada Santa Olalla de Velanio, por haberla llamado en su favor cuando peleaba con los moros y vencídolos. Teniendo el rey Teodorico de los godos cercada a Mérida, se dice que Santa Eulalia la socorrió y la libró de que fuese asolada, mandando en sueños al rey que levantase el cerco, y así lo hizo; y otras victorias y buenos sucesos se cuentan haber recibido los cristianos con el patrocinio de esta virgen, por lo que en España se la tiene gran devoción, y muchas mujeres toman su nombre y aun algunos pueblos en el reino de Toledo y Andalucía. Gregorio Turonense escribe un milagro que cada año se solía hacer en el día de su martirio: de algunos árboles que estaban sobre su sepulcro y le cubrían, y con estar desnudos y sin hojas (por ser el mes de diciembre), aquel día florecían y producían unas flores que tenían figura de paloma, de suave olor, por las males según el tiempo en que salían, la gente entendía si el año siguiente había de ser próspero o estéril.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngTras la muerte de Aurelio le sucedió Silo en el reino. Llegó a la ciudad que llaman Mérida y sacó a la Santísima virgen Eulalia, que había sido allí muerta por el prefecto Calpurniano y sepultada por los cristianos, del sepulcro en el que yacía y la metió en una caja que él mismo había mandado hacer. Y halló también la cuarta parte de la cuna de esta Virgen la cual, con la virgen Santa Eulalia, trajo consigo a Asturias, al territorio de Pravia. Después de unos años, el Rey Alfonso el Casto trasladó la ya nombrada virgen Eulalia y la antedicha parte de su cuna a la iglesia de San Salvador de la sede de Oviedo, que él mismo había establecido, y la colocó en el tesoro de San Miguel Arcángel, colgando la caja con Santa Eulalia de la cadena de hiero que pendía sobre el Arca, en la que se esconden las varias y numerosas prendas de los santos. La parte de la cuna era costumbre llevarla al coro, para veneración de los fieles en el día de su festividad.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngEn 1617 se constituyó una cofradía con el fin de atender al culto y a la celebración religiosa en honor a la Santa, además de organizar las fiestas populares.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngEsa tradición de venerar la cuna, habitual ya en el siglo XII, mutó por la costumbre de llevar ante el altar la arqueta que contiene las reliquias de la santa, en una celebración en la que solían participar los miembros de la Corporación Municipal; no en vano, Santa Eulalia de Mérida ostenta el patronazgo de la ciudad, de la provincia de Asturias y de la Diócesis ovetense desde el 16 de febrero de 1639 por concesión pontificia del Papa Urbano VIII, siendo Obispo de Oviedo don Antonio Valdés.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngLa devoción popular creía que un paseo de los restos de la Santa por la ciudad de Oviedo atraía las lluvias, por lo que entre 1630 y 1639 el obispado de Oviedo llevó a cabo los trámites necesarios para convertir a la benefactora climatológica en patrona oficial. Cuando esto sucedió Santa Eulalia ya tenía su cofradía.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngEl obispo García Pedrejón inició la construcción de una capilla para la Santa en la catedral gótica de Oviedo, capilla que fue terminada en 1697.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngHasta el siglo XIX se realizaban grandes festejos en el aniversario de la Santa, el 10 de diciembre. Desde el año 2004 se celebra una misa mozárabe en honor de Santa Eulalia y durante el trascurso de la misma los concejales del Ayuntamiento portan el arcón con los restos de la santa en una pequeña procesión hasta el altar.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngTambién es patrona de la policía local de Oviedo.

Fuente de información: Carlos Fernández

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies