Soledad al Pie de la Cruz (Segovia)

Actualizado el jueves, 6 febrero, 2020

Soledad al Pie de la Cruz

Soledad al Pie de la Cruz

Soledad al Pie de la Cruz

Cofradía de la Soledad al Pie de la Cruz y del Santo Cristo en su Última Palabra

Año de Fundación: 1.930

Aprobación de Estatutos: 31 de diciembre de 1.930

Primera salida procesional: Jueves Santo de 1.930

Sede Canónica: Iglesia de San Millan

Imágenes titulares:
Ntra. Sra. de la Soledad al Pie de la Cruz  (Aniceto Marinas – 1.930)
Santo Cristo en su Última Palabra  (Aniceto Marinas – 1.947)

Domicilio Social: Travesía de los Pelaires, 1. 40001. Segovia

TEMPLO

Iglesia de San Millán

Soledad al Pie de la Cruz

Si nos situamos en 1072, nos encontramos con una Segovia al mando de Sancho II recién asediada por Almanum, rey de Toledo quién daña al monumento emblema de la ciudad destrozando 36 de sus arcos, restaurados en época de los Reyes Católicos por el jerónimo del Parral Fray Juan de Escobedo.
Los escritos del cronista segoviano Don Diego de Colmenares fijan la toma de la ciudad por parte de los cristianos en 1079, basándose en una inscripción de una pequeña ermita de Palazuelos.
Segovia, por tanto es probable que fuera repoblada en junio de 1075 con gentes de Galicia, Asturias y montañeses de León y La Rioja por parte del yerno de Alfonso VI, el conde Raimundo de Borgoña casado con doña Urraca de Castilla.

Lo que nos encontraríamos entonces, serian pequeñas poblaciones en las cuencas de los ríos Clamores y Eresma, que dividen y fragmentan la gran mole en donde se asienta el Alcázar. Así, en la vertiente que riega el río Eresma, se encuentran dispuestas alrededor de la iglesia- Catedral de San Gil, las iglesias cristianas de San Marcos, Santiago, San Blas y San Lorenzo.

Soledad al Pie de la Cruz

Por la otra vertiente, la que baña el Clamores, en el llamado arrabal Mayor tendríamos un grupo de mozárabes que ocupaban las sinuosas calles de la Morería. En el alto, un recinto “amurallado”, con unas murallas destrozadas, totalmente despoblado; tal era el estado de despoblación que hasta en el siglo XIII se conceden privilegios a las familias que habitaran allí. Para restaurar las murallas se utiliza todo lo que pueda contener cualquier elemento constructivo, hasta lápidas.
Dentro del arrabal Mayor, hallaríamos un sistema económico dedicado a la artesanía, albañilería y a las huertas del Clamores, que se repartirían alrededor de una vieja iglesia mozárabe de la que hoy podemos disfrutar su torre.
Hay dos teorías para la advocación resultante a la está dedicada a esta iglesia: Por una parte durante los siglos X y XI hubo mucha veneración a dicho santo eremita; la otra, el fruto directo de la repoblación (Raimundo de Borgoña repobló Segovia con riojanos entre otros; quizás fuera la devoción de este último pueblo al pastor Emiliano de esa región).

La fecha que marcará y guiará las trazas en el desarrollo del arte segoviano románico es el enlace en segundas nupcias de Doña Urraca con Alfonso I de Navarra y Aragón en 1109 tras la muerte del conde Raimundo en la batalla de Uclés. El aragonés desde ese momento se intitula emperador de España.
El sobrenombre del Batallador jacetano, con el que pasa a la historia este monarca se lo gana a conciencia con grandes gestas como la batalla de Candespino, cerca de Sepúlveda en abril de 1111; lo que le hizo entrar en Toledo como rey de León, de Castilla y de Toledo o la entrada en Zaragoza instalándose el Palacio Real de la Aljafería en diciembre de 1118.
Este matrimonio fue muy desdichado y así como doña Urraca era apoyada por la nobleza y el alto clero, Alfonso era apoyado por la burguesía. De hecho, fue declarado nulo su matrimonio en 1113 por el papa Pascual II que alega consaguinidad, ya que ambos son descendientes en tercer grado de Sancho III el Mayor. Para entonces ya se habían iniciado las obras de edificación del templo de San Millán.
La importancia de esta iglesia la encontramos en la presencia de cuatro antiguas milicias de Quiñones, de 25 hombres cuya función era velar y vigilar los alrededores de la iglesia mientras los parroquianos escuchaban la celebración dominical. Estas milicias estaban implantadas en San Martín, San Andrés, San Juan y San Millán (las dos últimas se las apellidaba de los Caballeros). Si más interesante, quizás es San Millán por su situación con respecto las otras tres, situadas en tres de las principales puertas de la muralla. Esto radica en que aparte de campesinos en esta iglesia se reunían los Nobles Linajes, llamándose de “los Caballeros”.

Soledad al Pie de la CruzComo rápido apunte, de que no solo en esta iglesia a día de hoy se conservan vestigios de antiguas construcciones. En San Andrés encontramos una antigua torre que, aunque remodelada con influencia mudéjar en el exterior, por dentro presenta elementos arquitectónicos moriscos. En San Martín y San Juan, la planta nos recuerda a una basílica latina, en los que se transforman a los templos románicos que vemos hoy en día al igual que en otras iglesias desde el centro (como San Nicolás, San Quirce o San Lorenzo).Lo que nos viene a decir que todos los templos anteriores fueran ampliándose enriqueciéndose ante los nuevos movimientos artísticos que llegaban y siempre dentro de las influencias de León y Silos.
Que en San Millán se decidiese derrumbar el antiguo templo y se consituyese una traza que no seguía las influencias que llegaban a los otros templos segovianos, sino una clara influencia lombarda cuando ya estaban avanzadas otros estilos, nos hacen cuestionarnos que el retroceso de este estilo desusado y singular se debe a una nostalgia o dominio de Aragón sobre Castilla.
Sabemos que Alfonso fue muy querido por los segovianos, asimilando dicho monarca esta ciudad con su Jaca natal, fruto de ello son las numerosas donaciones que desde 1111 hace constar en Segovia, cuando eufórico entra en Toledo. San Millán fue inagurada entre 1122 y 1123.

En el siglo XVII – en 1668 – se sustituye el artesonado mudéjar por bóvedas barrocas; además, se instala un retablo barroco en el ábside central ocultando la arquería. También en el S.XVII se abre una capilla dedicada a la Virgen de la Piedra, en el espacio creado por la prolongación del pórtico sur y el brazo derecho del crucero, así como el cerramiento de la fachada sur.

Durante el siglo XVIII se colocó el actual pavimento sobre el antiguo a medio metro más abajo y que se caracterizaba por estar salteado de lápidas sepulcrales en las cuales se podían apreciar escudos heráldicos y otras inscripciones de especial interés.

En el siglo XX se llevaron a cabo importantes obras de restauración dirigidas por el Marqués de Lozoya y por el arquitecto Javier Cabello y Dodero; asi, en 1952 se descubren los arcos cegados del pórtico sur, se demole la capilla de la Virgen de la Piedra.

En 1963 se retiró el retablo barroco de Juan de Ferreras y se descubrió y restauró la arquería ciega que decoraba el cuerpo bajo del ábside central, asi como las pinturas murales del crucero. Las bóvedas barrocas se retiraron en 1974.
En este mismo año en el exterior de la torre se coloca el típico esgrafiado segoviano.

HISTORIA

Soledad al Pie de la Cruz

El 15 de marzo de 1927 aparece publicado en El Adelantado una carta firmada por Alberto Camba pidiéndole a Marinas la realización de una
escultura, hecho que se produjo en 1930. Los feligreses de la Parroquia, así como otras personas ajenas a ella recibieron con gran entusiasmo la noticia y gracias a ellos se pudo hacer frente a los gastos de traslado y recepción de la imagen, así como los que generarían los preparativos para poder sacarla en procesión ese mismo año.
Finalmente el Jueves Santo de dicho año vieron cumplido su sueño y el barrio de San Millán acompañó a la Virgen de la Soledad hasta la Catedral. En la presidencia, el escultor y, tras la bendita Imagen, su esposa.
El 31 de diciembre son aprobados los Estatutos.
En el año 1935 se celebra por vez primera la Procesión de la Soledad en la noche del Viernes Santo. Esta procesión dejaría de celebrarse en
1940.
En 1947 llega a Segovia la talla del Santo Cristo en su Última Palabra, procedente de la Exposición de Arte Moderno celebrada en Madrid. Esto
trajo consigo el cambio del Título de la Cofradía, pasando a ser el que mantiene en la actualidad.
Con la adquisición del Titular cristífero se convirtió en la primera Cofradía de Segovia en procesionar con dos pasos.

Soledad al Pie de la Cruz

A finales de los años 50 Se renuevan los estatutos para dar cabida legal a las señoras de la cofradía para su colaboración, ya que solamente podían participar en la subida y la bajada de la imagen a la Catedral, no en el recorrido oficial, adjudicándolas las comisiones de adorno,
conservación, propaganda y adquisición de fondos.

En 1963 se consigue que la Comisión Organizadora permita que procesione la Virgen de la Soledad el Sábado Santo con cofrades femeninas. Este desdoblamiento de la Cofradía duraría hasta el año 1966.
En el año 1968 se da un nuevo paso adelante cuando por vez primera las mujeres pueden asistir a la Junta.
En 1978 un grupo de jóvenes cofrades se ofrece para empujar el paso de la Virgen sin cobrar. Ese mismo año empieza a forjarse la idea de
crear una Banda de Cornetas y Tambores propia, dado que la Banda de la Cruz Roja, que solía acompañar a la Cofradía en la procesión, había
desaparecido en 1975.En el año 1987 se añade al hábito nazareno la capa de raso blanca que hoy en día se mantiene en todos los nazarenos.
El Viernes Santo de 1989 supuso el estreno de la Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía, acompañando a la Cofradía en la Procesión.
En 1991 nace un nuevo fin añadido a la Cofradía, y no es otro que ensalzar la persona de D. Aniceto Marinas, escultor donador de las dos
Imágenes Titulares, realizándose el panegírico en su monumento de los Jardinillos de San Roque, acto que se sigue realizando.En 1998 se aprueba el actual escudo de la Cofradía, diseñado por Emilio Montero Herrero.
En el año 2007 la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Segovia es nombrada hermano honorífico y escolta las dos Imágenes Titulares
en sus procesiones.
En el año 2013 la Cofradía se suma a las nuevas tecnologías y estrena la página web
En el año 2014 vuelve a realizar su procesión el Jueves Santo, recorriendo por primera vez parte del barrio, así como porta el Nazareno de la Iglesia de San Clemente en el VíaCrucis parroquial, después de 93 años sin salir.

HÁBITO

Soledad al Pie de la Cruz
Soledad al Pie de la Cruz
Soledad al Pie de la Cruz
Soledad al Pie de la Cruz
Soledad al Pie de la Cruz

Nazareno

El hábito de nazareno se compone de túnica de tergal color granate adornado con botones blancos de arriba a abajo y en las mangas de color blanco.Se ciñe con un fajín acabado con flecadura de color blanco.
La capa, añadida en 1987,es en raso blanco y se acompaña con guantes del mismo color.
El capuchón, en sus orígenes era blanco y corto; es decir cortado a la altura del cuello, y se completaba con la esclavina para cubrir los hombros. A partir del año 2009 es largo, con pechera incluida, de color blanco con borde de color granate y lleva bordado el escudo de la cofradía.
Hay algunos de color granate, que está destinado a las personas que portan ciertos enseres (estandartes, diputados de tramo, cruces) con el simple objetivo de mejor visualización para mejor organización en la Procesión.
Dentro de los colores de la liturgia, el color blanco significa pureza, fe, virginidad y santidad así como el rojo oscuro o granate simboliza la Pasión, el Amor divino y el color de la Sangre que Cristo derrama por nuestros pecados.
Con respecto al calzado, la cofradía se acoge a las normas promulgadas por la Junta de Cofradías segoviana que dicta que debe de ser negro, marrón o azul oscuro.

Verónica

Las verónicas o hebreas son uno de los elementos más singulares de esta cofradía desde sus orígenes como se puede constatar en el artículo del Adelantado de Segovia del 18 de abril de 1930 referente a la primera procesión de la Soledad del día anterior.
A modo de recordatorio, apuntamos que el autor hizo traer una prenda como la que vestían las mujeres de Palestina, invariable en el tiempo desde la época de la Pasión de Cristo hasta los días que el autor modela la imagen; posiblemente elaboran las réplicas de esta prenda.
El hábito de verónica es una túnica de color azul oscuro y adornos dorados en la pechera y mangas (similar a la túnica de la Virgen). Lleva también un velo de color azul con adorno dorado en el borde.
Este traje se completa con guantes blancos y, con respecto al calzado, la cofradía se acoge a las normas promulgadas por la Junta de Cofradías segoviana que dicta que debe de ser negro, marrón o azul oscuro.
El color azul, dentro del significado litúrgico denota amor, fidelidad y afecto. Está asociado a la Virgen María y, en su vertiente oscura simboliza penitencia, vigilia y soledad.
Este traje está reservado a las niñas menores de 14 años .

Penitente

El hábito de penitente se compone de túnica de tergal color azul adornado con botonadura blanca de arriba a abajo y en las mangas de color blanco. Se ciñe con un fajín acabado con flecadura de color blanco.
El capuchón, al igual que los nazarenos, con pechera incluida, es blanco con borde de color granate y lleva bordado el escudo de la Cofradía.
Dentro de los colores de la liturgia, el color azul denota fidelidad, amor y afecto. En su vertiente oscura simboliza penitencia, vigilia y soledad.

 

 

 

La Medalla

La medalla de la cofradía tiene forma ovalada y está elaborada en alpaca con un baño de plata, existiendo otras de plata.
Por la parte delantera se muestra el rostro de la imagen de la Virgen rodeado por las palabras «Cofradía de la Soledad al Pie de la Cruz» y por la trasera el rostro de la imagen del Cristo, rodeado, en este caso, por las palabras «Y del Sto. Cristo en su Última Palabra.
El cordón es blanco a excepción de los que sujetan las medallas de los miembros de la Junta Directiva, que está trenzado en los colores granate y blanco.

TITULARES

Soledad al Pie de la Cruz

La imagen del Santo Cristo en su Última Palabra de dimensiones está realizada en madera de cedro policromada y representa a Jesucristo en el momento de expirar. Fue seleccionada en la exposición “El Árbol de la Vida” de la fundación Las Edades del Hombre en la Catedral de Segovia, en 2003.
Analizando la magnífica lección de anatomía que nos brinda esta escultura observamos un tórax perfecto, para lo que sirvió de modelo su sobrino. su rostro es agonizante, para lo que el autor estudió el rostro de muchos moribundos. En él destaca su patetismo; la boca entreabierta expresa un estado de angustia; al igual que los ojos vueltos hacia arriba que tienen una gran expresividad. Además tiene la cabeza inclinada y la mirada alta apoyando este patetismo.
El paño de pureza se coloca de manera desordenada, cubriendo con amplitud la parte trasera de los muslos, pero que deja casi al descubierto el perfil del pie izquierdo sujetado por un cordel. Este paño se adhiere al cuerpo con pliegues en líneas paralelas, que recuerdan a los imagineros de los maestros del siglo de Oro de la Escuela Castellana.

La Soledad al Pie de la cruz aparece representada alrededor de los cincuenta años, que es la edad supuesta que debía tener en el momento de la Pasión, en un momento que le podríamos enmarcar después de la Piedad o después de enterrado, que, como cuentan diversos historiadores, volvió a los Pies de la Cruz en la que murió Jesús apoyándose en la misma.
Fue seleccionada en la exposición “El Árbol de la Vida” de la fundación Las Edades del Hombre en la Catedral de Segovia, en 2003.
Aparece vestida con una túnica que mandó traer de Tierra Santa una túnica como las que vestían las mujeres de Palestina. El rico bordado en la parte alta, es un apoyo de este rigor histórico que, consigue crear un gran contraste con la tela fúnebre del manto.
Destaca la figura humana, haciendo que la túnica se acople a las formas (técnica de paños mojados).
Su rostro, inspirado en el barroco, es un rostro inexpresivo, casi exangüe de palidez; por eso parece que la Soledad está ausente con una sola lágrima “que basta para hablar de la presencia del llanto hasta en las emociones divinas”. La cabeza esta inclinada hacia su derecha y la mirada alta, “buscando al Hijo en las alturas”. Para acentuar la trágica escena que muestra la escultura se muestra la boca entreabierta,” del suspiro sobrehumano de la mujer Corredentora del mundo” así como el iris y la pupila, que acentúan la expresividad de la mirada. Los brazos, los muestra extendidos a la par con su cuerpo en actitud de desfallecimiento y cansancio físico.

Soledad al Pie de la Cruz

ENSERES PROCESIONALES

Estandarte de la Cofradía

Soledad al Pie de la CruzEl estandarte de la cofradía está confeccionado sobre terciopelo rojo acabado en tres semicírculos (en el que el central de ellos es mayor), rematado con flecadura plateada.
En su parte central se muestra en un óvalo una litografía de la iglesia de San Millán de Segovia, vista desde el frente Este. Rodeándole aparece bordado el nombre de la parroquia, sede de la cofradía, junto a motivos florales y curvilíneos bordados en blanco-plateado.
En el reverso del estandarte aparece bordado el nombre, el escudo de la cofradía y el año de fundación. Se sujeta al portaestandarte a través de 6 «brazos» que salen de él mismo y rodean el brazo travesaño del portaestandarte.
El portaestandartes es un varal metálico liso de color plateado rematado con una cruz en la parte superior que se adorna con un cordón plateado rematado con dos borlas.
Este estandarte brota de las manos de Artesanía Nazaret y fue donado por un cofrade en el año 2009. Fue bendecido el día 4 de abril de ese mismo año, festividad de domingo de ramos haciéndolo coincidir con el final del septenario. Tras unos retoques como la disminución de peso y unos acabados, luce como se muestra en las imágenes.

Estandarte de la Cofradía

Soledad al Pie de la CruzEl estandarte-escudo de la cofradía está confeccionado sobre terciopelo azul oscuro bordeado de tela de color dorado. La tela que lo bordea, trata de enmarcarlo en forma rectangular, a excepción de las esquinas y punto medio de éste en los que aparece cerrándolo dos elipses concéntricas. Dentro de esa tela, se abren cuadrados en los que se adornan con cruces «de San Andrés» y líneas diagonales en la dirección que señala el centro, paralelas en hilos dorado.
En el frontal del mismo, se encuentra bordado en hilo dorado el escudo de la cofradía; una cruz. Rodeándola aparecen a ambos lados dos palmas laureándola junto al nombre de la parroquia. .Además, a los pies de la cruz, se abren dos pequeños óvalos en los que se muestran las imágenes titulares.
Se sujeta al portaestandarte mediante seis brazos que rodean el brazo travesaño. El portaestandarte es de color plateado, liso. Se remata con una cruz del mismo color.

Estandarte del Santo Cristo en su Última Palabra

Soledad al Pie de la CruzEl estandarte del Santo Cristo en su Última Palabra está elaborado en terciopelo color granate rematado en tres secciones rectangulares acabadas en pico de las que cuelga un abalorio, siendo la sección central más grande que las de los lados.
En el frontal se muestra en un cuadrado una litografía que muestra la imagen del Santo Cristo en Su Última Palabra. A su vez aparece bordado en hilo dorado la palabra INRI que aparece debajo de la litografía así como el borde que la enmarca. También aparece bordado en hilo dorado y pedrería el borde del estandarte así como de las secciones que acaban en pico.
En el reverso del estandarte aparecen bordadas en hilo dorado «Santo Cristo de la Última Palabra. San Millán.»
Se sujeta al portaestandarte por medio de cuatro secciones rectangulares idénticas de la misma tela acabadas en pico que rodean el travesaño del portaestandarte. El portaestandarte que le sostiene se estrena el año 2012, de color plateado, rematado con el anagrama de Jesús, Hombre, Salvador del mismo color. Le adorna dos cordones dorados de los que cuelgan cuatro borlas.

Estandarte de la Soledad al pie de la Cruz

Soledad al Pie de la CruzEl estandarte de la Soledad al Pie de la Cruz está elaborado en terciopelo azul oscuro rematado en tres secciones rectangulares acabadas en pico de las que cuelga un abalorio, siendo la sección central más grande que las de los lados.
En el frontal se muestra en un cuadrado una litografía que muestra la imagen de Nuestra Señora la Soledad Al Pie de la Cruz. A su vez aparece bordado en hilo dorado el anagrama María Madre que aparece debajo de la litografía así como el borde que la enmarca. También aparece bordado en hilo dorado y pedrería el borde del estandarte así como de las secciones que acaban en pico.
En el reverso del estandarte aparecen bordadas en hilo dorado «Cofradía de la Soledad. San Millán.»
Se sujeta al portaestandarte por medio de cuatro secciones rectangulares idénticas de la misma tela acabadas en pico que rodean el travesaño del portaestandarte. El portaestandarte que le sostiene se estrena el año 2012, de color plateado, rematado con el anagrama de María Madre del mismo color. Le adorna dos cordones dorados de los que cuelgan cuatro borlas.

Guiones de las Imágenes Titulares

Soledad al Pie de la Cruz

Los guiones de las Imágenes Titulares están elaborados en terciopelo rojo de forma cuadrada con las esquinas redondeadas rodeado de flecadura plateada.
En el frontal del primer guión aparece en un óvalo una litografía que muestra el rostro de la imagen del Cristo con las palabras “Santo Cristo en su Última Palabra” bordadas en plateado rodeando el óvalo.
En el frontal del segundo, aparece en un óvalo una litografía que muestra el rostro de la imagen de la Virgen con las palabras “Soledad al pie de la Cruz” bordadas en plateado rodeando el óvalo.
Se sujetan a los portaguiones mediante cuatro brazos alrededor del brazo travesaño. El portaguiones es liso rematado en punta de lanza.
Se estrenan en el año 2012.

ORFEBRERÍA Y OTROS ENSERES PROCESIONALES

Faroles de Guía

Soledad al Pie de la CruzLos dos Faroles Guías de la Cofradía de dimensiones 23 x 16 x 190 cm están compuestos de una vara y del propio farol.
La vara, es plateada, labrada con motivos curvilíneos.
El farol tiene forma de prisma rectangular rematada tanto en la cara de arriba y abajo por dos cúpulas bulbosas. En la parte de arriba dicha cúpula se remata con una corona; en la parte de abajo, la cúpula culmina con un adorno en forma de jarrón.
Las esquinas y bordes de los cristales de las caras laterales están adornadas en orfebrería plateada con motivos curvilíneos.
Estos varales, del taller de orfebrería Totana, se estrenan en el año 2012.

Cruz Guía

Soledad al Pie de la CruzLa Cruz, de 2,23 metros de altura, está realizada en madera de cedro adornada con motivos curvilíneos.
Presenta cuatro agarraderas de plata lisas a la altura de los pies y los brazos de ésta. También presenta 2 agarraderas con una decoración más barroca (dispuesta si alguna vez la llevara solo 1 persona de pie).
Otros adornos de plata son el INRI en la cabeza de la cruz, un redondel en el crucero y alrededores de las esquinas del crucero y dos varales plateados con los que sujetan la cruz tal como se muestra la imagen.
El 17 de marzo de 2008, llega esta cruz, donada por un cofrade anónimo, bendecida el día siguiente, festividad del domingo de ramos, haciéndolo coincidir con el final del septenario.

Varales de Presidencia

Soledad al Pie de la CruzLas varas de presidencia o báculo se componen de dos partes: la vara y la galleta, que se unen con el adorno en forma de jarrón.
La vara, es plateada, de 175 cm. de altura labrada con motivos curvilíneos.
Presenta tres tipos diferentes de galletas, en función de la imagen titular que porten.
Así, en la galleta que en el frontal lleva la imagen del Cristo en su Última Palabra, en el reverso presenta el anagrama de “Jesús, Salvador y Hombre». En la galleta que en el frontal muestra la imagen de la Soledad al pie de la Cruz, en el reverso aparece el anagrama “María Madre”.
En tres varales se muestra, la imagen del Sto Cristo en su Ultima Palabra en el frontal  y la de la Soledad al Pie de la Cruz en el reverso (similar a las medallas de la Cofradía)
Estos varales, surgidos del taller de orfebrería Totana, se estrenan en la Procesión del Viernes Santo del año 2010 y 2013 respectivamente.
Ademas hay otros dos varales plateados en los que se  muestran la imagen de un Crucificado dorado.

Farol de mano

Soledad al Pie de la CruzEste farol de mano es una pieza de la orfebrería segoviana de la segunda mitad del siglo XVIII, obra de Bartolomé Najera de plata repujada y cincelada.
De base hexagonal de 35,5 centímetros, este presenta una boquilla central para meter una vela. Tiene forma de templete con cúpula bulbosa. Alrededor de la base de la cúpula se encuentra una leyenda grabada:

“Diola Joseph Garzia Carril siendo diputado y su mujer Juana Rodriguez de Lorenzana. Año de 1767”.

Ciriales

Soledad al Pie de la CruzLos Ciriales de la Cofradía están compuestos de dos partes: la vara y el cabezal.
La vara es metálica de 200 cm de altura y lisa de color plateado brillante.
El cabezal está formado por una cúpula cóncava inferior con un adorno en forma de hojas de helechos, así como una cúpula convexa rematada en un hueco para introducir el mecanismo en forma de vela.
Estos ciriales fueron restaurados en el año 2012.

Incensarios y Varetas

Soledad al Pie de la CruzLa Cofradía posee dos incensarios con sus respectivas navetas de bronce .
Estos incensarios, del taller Orfebrería Totana, fueron donados a la Cofradía en el año 2013.

Hachones

Soledad al Pie de la CruzEstos hachones, se componen de vara y cabezal.
La vara es de nogal de 150 cm con adornos de plata labrada con motivos curvilíneos en su parte inferior.
El cabezal se compone de un adorno en forma de jarrón que culmina con un mecanismo que simula una vela.
Estos faroles, del taller de orfebrería Totana, fueron donados a la cofradía en el año 2010.

Farol de Escolta

Soledad al Pie de la CruzEl farol de escolta está compuesto por dos partes: la vara y el cabezal.
La vara es metálica de 150 cm de altura y lisa de color dorado brillante.
El cabezal tiene forma de decaedro trapezoidal con forma de decaedro de base cuadrada de color dorado mate. Presenta una boquilla central para meter el mecanismo en forma de vela así. En la parte superior presenta un adorno en forma de corona y en la parte inferior con un adorno de cuatro hojas en las esquinas.
Los cristales son dos tipos de trapecios (que varía su altura) de metacrilato de color traslúcido.
Estos faroles fueron restaurados en el año 2011 .

Farol de Nazareno

Soledad al Pie de la CruzEl farol de nazareno está compuesto por dos partes: la vara y el cabezal.
La vara es metálica de 120 cm de altura y lisa de color dorado brillante.
El cabezal con forma de tronco de pirámide octogonal de color dorado mate hueco por la parte de arriba para introducir el mecanismo en forma de vela.
Los cristales, de metacrilato traslúcido, son de forma trapezoidal, de igual altura y anchura.
Estos faroles fueron restaurados en el año 2011.

Cojines con elementos de la Pasión

Soledad al Pie de la Cruz

Los cojines son de terciopelo azul oscuro rematados con borde en hilo dorado en los que se muestran ocho diferentes elementos relativos a la Pasión: la corona de espinas, el látigo, el martillo, los clavos, la lanza, las tenazas, la escalera, el sudario y el látigo.
Estos elementos los portan las niñas que se visten de hebreas o verónicas, unas de las personajes que más singulariza a la Cofradía.

Cruz

Soledad al Pie de la CruzEsta cruz, de dimensiones 250×100 cm  de madera, pintada de negro presentando unos ribetes dorados bordeándola.
Los canteros laterales y superiores, que se abren en tres semicírculos dispuestos en forma similar a la de los ventanales en las construcciones arquitectónicos góticos.
Como curiosidad que era la que utilizaba años atrás portada por los monaguillos, cuando el párroco, acudía a dar el sacramento de la extremaunción y buscaba a la comitiva para celebrar los funerales.

BANDA DE CORNETAS Y TAMBORES

HISTORIA

Soledad al Pie de la Cruz

Los orígenes de la banda de cornetas y tambores de la Cofradía de la Soledad al Pie de la Cruz y el Santo Cristo en su Última Palabra, se remontan al año 1982. En el acta de la Junta General del 14 de Junio del mismo año de la Cofradía, quedó recogida la idea de formar una banda de cornetas y tambores propia que acompañara a las dos imágenes en sus traslados Procesionales.
Anteriormente, acompañaba a la Cofradía la antigua banda de cornetas y tambores de la Cruz Roja, hasta finales de los años setenta, cuando desapareció. Pasaron unos años, que se dependía de lo que se pudiese contratar hasta que el 24 de marzo de 1989, Viernes Santo, procesiona por primera vez bajo la dirección de Julio César Nieto Cámara.
Esta agrupación no ha variado mucho en cuanto al número de miembros, estando siempre entre 20 y 26.
La dirección de la banda desde sus inicios fue Cesar Nieto, al que tomó relevo José Luis Gómez en 2004 hasta 2010.
Desde 2010 hasta 2013 corre a cargo de Manuel Sánchez y Luis Carlos González y desde ese momento hasta la actualidad su director es Raúl Gómez Lázaro.

ESTANDARTE

Soledad al Pie de la Cruz

UNIFORME

Soledad al Pie de la CruzSi bien el hábito con el que procesionó por primera vez en el año 1988 fue el de nazareno de la cofradía (rojo con capucha y fajín blancos),al año siguiente la túnica de la banda es de color azul oscuro  para guardar relación con el manto de La Soledad. Esta consistía en una túnica azul abotonada,fajín blanco ceñido a la cintura y capuz blanco (actualmente el traje de penitente). Es en el año 1999, con motivo del pregon de la Semana Santa de Segovia cuando se estrena su actual hábito compuesto por:

Tunica: La tunica es de una pieza de terciopelo azul oscuro con adorno dorado en las mangas.

Cordón: Los cordones se trenzan dos colores: el dorado y el azul oscuro acabados en dos puntas metalicas.

Capuz: Los capuces con una tela de terciopelo azul oscuro de forma triangular. en su borde presenta adorno dorado.Tienen bordado el escudo de la cofradia.

Cadeteros: Son similares a los cordones pero de menor longitud.

 

PATRIMONIO MUSICAL

La Cofradía de la Soledad al Pie de la Cruz y Santo Cristo en Su última Palabra, cuenta con las siguientes Marchas Procesionales dedicadas para banda de música:

1.- “La Soledad de Marinas”, compuesta en 1930 por Constancio Maldonado Rojo. Se estrenó en la primera salida Procesional de la Soledad al pie de la Cruz, que fue acompañada musicalmente por la banda de música de la Academia de Artillería.

A día de hoy, las partituras están desaparecidas y las gestiones que ha efectuado la Cofradía para encontrarlas no han dado ningún fruto hasta el momento. Sólo se conoce de ella, que tenía una parte cantada en forma de Meditaciones Piadosas, a modo de Himno para la Sagrada Imagen.

2.- “Soledad bajo el Acueducto”, Marcha compuesta por Celestino González  Rodríguez y con dedicatoria a la Soledad al pie de la Cruz. Se estrenó en 10 de Marzo de 2013, por la escuela de música de Segovia, en el Atrio de la Iglesia, dirigida por el propio autor.
La primera vez que se la escucha en la calle, es el 31 de Marzo de 2013 (Domingo de Pascua) en la Procesión del Resucitado, a cargo de la Unión Musical Segoviana.

Soledad al Pie de la Cruz

 3.- “En Su última Palabra”, compuesta por Francisco José Sánchez Sutil en el año 2013 y dedicada al Santo Cristo en Su última Palabra.
Se estrena el 29 de marzo de 2014 a cargo de la Unión Musical Segoviana, en el concierto de Marchas Procesionales que organiza la Junta de Cofradías de Segovia.
En la calle se la puede escuchar por primera vez, el día de Viernes Santo en la Procesión de los Pasos, siendo la primera Marcha que interpreta la banda en dicha Procesión a su salida de la Catedral.

Soledad al Pie de la Cruz

4.- “Jueves Santo en San Millán”. Está dedicada de forma genérica  a la Cofradía de la Soledad al pie de la Cruz y del Santo Cristo en Su última Palabra, e inspirada musicalmente en la subida Procesional que se realizó en 2014 por primera vez en su historia por la calle Hermanos Barral (antigua Escultor Marinas).

Soledad al Pie de la Cruz

5.- «Soledad de San Millán». Compuesta por Francisco José Sánchez Sutil, se estrenará en el año 2015. En sus partituras originales tiene la siguiente dedicatoria:  «Esta obra está dedicada a la imagen de la Soledad al Pie de la Cruz y a todos mis hermanos que se agrupan en su Hermandad, como os prometí cuando se estrenó la marcha para El Santo Cristo en Su Última Palabra, su Madre no podía quedar sin otra dedicada a ella, así que aquí
esta, espero la disfruteis.
Jaén a 23 de noviembre de 2014»

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies