Virgen de La Fuensanta (Córdoba)

Actualizado el lunes, 10 diciembre, 2018

Fuensanta Coronada

Ntra. Señora de la Fuensanta Coronada

Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba | Nuestra Señora de la Fuensanta, Patrona de Córdoba

Córdoba

Foto: Antonio Poyato

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFundación:   La devoción a la Patrona de Córdoba surge en el siglo XV. En 1518 se erige la Cofradía de Ntra. Sra. de la Fuensanta, disuelta en 1519. En 2011, la Agrupación de Hermandades de Córdoba recuperó la procesión presidida por la Virgen de la Fuensanta.

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngImagen:   Por sus características iconográficas se puede fechar a la Imagen de Nuestra Señora de la Fuensanta en el segundo tercio del siglo XV, siendo realizada en barro cocido y policromado, realizada probablemente tras la fecha del milagro, aunque a lo largo de la Historia ha sufrido una gran cantidad de retoques, repintes y arreglos. Es una Imagen representada de pie, coronada, de larga cabellera y revestida de una túnica con pliegues amplios, no muy ondulados y verticales que cubren la Imagen hasta los pies, sosteniendo al niño en su brazo izquierdo. El rostro de La Virgen resulta un tanto inexpresivo, como las Imágenes realizadas a lo largo de esta fecha en el panorama andaluz, donde los modelos de representación estaban todavía anclados en el medievo.
Nuestra Señora de la Fuensanta se adapta al tipo ideal de Virgen alzada con el niño en sus brazos que tanto éxito tuvo a lo largo de los siglos XIV y XV en Europa, cuyo origen se sitúa en la región de la “Isla de Francia”: se caracteriza por un aire de elegancia terrenal, al tiempo que la postura y el gesto adquieren cierto sentido del movimiento, en este caso solo se aprecia en la postura del niño, en el leve giro del rostro y en la caída de los pliegues de la túnica. Estas representaciones solían estar destinadas a Iglesias parroquiales o Santuarios en la Edad Media, ya que las Catedrales solicitaban Imágenes más monumentales.

Foto: José Gabriel Zureza Madrid

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngSede:  Santuario de Ntra. Sra. de La Fuensanta de Córdoba.

Construido en la segunda mitad del siglo XV, a las afueras de la ciudad, junto al Río Guadalquivir, en el lugar donde la tradición sitúa la aparición de la Virgen y del manantial con poderes curativos de donde deriva la denominación para el sitio y la advocación de la Imagen de la Fuensanta, objeto de culto desde entonces.
La Iglesia es el resultado de varias reedificaciones, una de ellas efectuada en 1646, en la que se alteró la estructura primitiva sustituyéndola por otra de estética barroca, aunque una última intervención, efectuada en 1976, para su adaptación a la nueva función de parroquia del barrio, ha recuperado la imagen mudéjar. Es de planta rectangular de tres naves, con tres tramos de arcos apuntados que apean sobre pilares cruciformes, según el estilo gótico mudéjar. A la capilla mayor, construida en el primer cuarto del siglo XVI, se accede por un arco toral apuntado que descansa sobre pilastrones de perfilería gótica y zócalos maclados, la cubierta es de bóveda de crucería, en las paredes laterales están colocadas sendas lápidas que evocan la milagrosa aparición de la imagen de la Virgen y delante del Altar se encuentra la lápida de enterramiento de la familia Corral, patrona de la capilla. La preside un camarín, realizado a fines del siglo XVII, que cobija la imagen de la Virgen de la Fuensanta y al que se accede desde el exterior por una interesante escalera de mármol rojo de Cabra, de dos tramos en «L», cubierta por bóveda con decoración de yeserías, en la que se alberga la importante colección de exvotos.
La Capilla Mayor fue edificada en 1521 por el tesorero D. Antonio el Corral. En el altar mayor hubo un retablo neoclásico de fines del siglo XVIII de madera jaspeado y dorado, compuesto de basamento, cuerpo y ático, con una sola calle enmarcada por adornos que, muy deteriorado, se encuentra en la iglesia de S. Pedro de Nueva Carteya desde 1976, donado por el Cabildo Catedralicio. Una magnífica escalera de mármol rojo da acceso al camarín donde está colocada la imagen. Del techo del camarín cuelgan cuatro lámparas de plata repujada donadas por el Presbítero Don José Molina Moreno.
A los pies de la Iglesia, flanqueando el coro situado sobre el vestíbulo de acceso al templo, se hallan las capillas de San José y del Cristo del Humilladero, construidas a principios del siglo XX. La fachada principal, a los pies de la nave central, está realizada en ladrillo y estructurada sobre la base de una composición escalonada que culmina en la espadaña. En el centro se inscribe la portada, realizada en piedra y ordenada en tres alturas, con frontón triangular partido en el piso inferior, balconcillo y frontón semicircular de quebrada cornisa en el segundo piso y óculo circular en el remate. Corresponde a la restauración de 1647, cuando la ampliación de la iglesia, el añadido de la crujía de los pies de la nave, según las características del estilo barroco. Esta reforma, de gran envergadura, también afectó a la sacristía, nave mayor, capilla de Santa Ana y tejados.
La Iglesia tiene además una puerta lateral de estilo gótico, realizada en piedra, con arco apuntado enmarcado por alfiz. A fines del siglo XVII se adosó un pórtico a la fachada lateral que comunica con el patio, con seis arcos de ladrillo sobre columnas pétreas, dedicado a proteger los exvotos y aún permanecen el del caimán, los dientes de grandes peces americanos y la costilla de ballena.
El humilladero o templete, dispuesto ante la fachada del santuario, es de planta cuadrada, con tres lados abiertos por arcos apuntados y el cuarto lado cerrado por un muro en el que se dispone un nicho tras una verja. El interior está cubierto por bóveda de crucería estrellada, con claves en las que se representan los Apóstoles y ménsulas decoradas con los símbolos de los Evangelistas. Es la única construcción totalmente gótica de la ciudad de Córdoba. En principio en la hornacina estaba colocada una Imagen de la Virgen, copia de la del interior de la Iglesia, pero al ser objeto de varios actos vandálicos fue sustituida por un lienzo con referencia al milagro de la aparición de la Virgen, pero desde 1949 contiene un cuadro de cerámica. La Imagen pudiera ser la que recientemente ha aparecido enterrada en el atrio, una Virgen con el Niño de piedra de caracteres góticos que, aunque deteriorada, se ha colocado sobre un pedestal en el patio.

Foto: artencordoba

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngPatronazgo:  Nuestra Señora de la Fuensanta es copatrona de Córdoba junto a Santa Victoria.
En 1987 la Virgen de la Fuensanta fue nombrada patrona de las Cofradías Cordobesas.

Foto: ABC

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngCoronación Canónica:  2 de Octubre de 1994.

A las ocho de la mañana, salió procesionalmente del primer Templo la Copatrona de la ciudad, que fue trasladada hasta el Altar instalado en el Paseo del Gran Capitán, donde unos ocho mil cordobeses siguieron durante casi tres horas el Solemne Pontifical que presidió Mario Tagliaferri, nuncio de Su Santidad en España, y en el que concelebraron un centenar de sacerdotes cordobeses. Llegado el momento previsto en el ritual, el Nuncio impuso la corona a la secular Imagen instantes después de que el obispo, José Antonio Infantes Florido, hiciera lo propio con la imagen del Niño Jesús que la acompaña.
Al terminar la ceremonia, la Imagen fue devuelta en solemne procesión triunfal hasta su Santuario. Acompañó musicalmente la Banda de Música del Regimiento «Soria nº 9» de Sevilla.
En aquella ocasión el papa Juan Pablo II la denominó Patrona de Córdoba, concretamente en el decreto de coronación. De esta manera abandonaba el título que hasta el momento había ostentado de Copatrona de la ciudad, y pasó a ser Patrona a la misma altura que San Acisclo y Santa Victoria.

Foto: ABC

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFestividad y Procesión:  8 de Septiembre.

El día 6 de Septiembre se traslada la Sagrada Imagen en Rosario vespertino hasta la Catedral, acompañada por los grupos jóvenes de las Hermandades de Córdoba.
En su fiesta el 8 de Septiembre tiene lugar la salida procesional de Nuestra Señora de la Fuensanta Coronada, desde la Catedral hasta su Santuario.

Foto: Hermandades de Córdoba

 

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngAcompañamiento Musical:  Banda de Música Maestro Tejera de Sevilla.

Foto: Hermandades de Córdoba

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngReseña Histórica:

  • La devoción a la Patrona de Córdoba surge en el siglo XV, cuando se produce la aparición de la Virgen a un vecino del barrio de San Lorenzo, Gonzalo García, quien sanó a su mujer e hijas tras hacerles beber de aquellas aguas de la fuente que manaban de una higuera silvestre que dos mujeres le indicaron, cerca de la antigua puerta de Baeza, en cuyo tronco será descubierta años después la Imagen de la Madre de Dios tras la revelación al ermitaño del desierto de la Albayda.
  • La Imagen se depositó en la Catedral de Córdoba hasta la construcción del humilladero en 1494.
  • La historia más extendidas cuenta que en una ocasión hubo una crecida en el Río Guadalquivir y la abundancia de agua trajo un temible caimán que llegó a sembrar el pánico entre la población cordobesa. Fue un disminuido físico, un cojo, el que cazó al reptil. Cuentan que lo esperó en un árbol con su muleta y un pan abogado. Cuando el animal abrió la boca para comérselo, el hombre le clavó el filo de su muleta en la garganta. Otras leyendas cuentan que el héroe no fue un cojo, sino un condenado a muerte a quien se le ofreció el indulto si acababa con el caimán.
  • La Velá de la Fuensanta de Córdoba se encuentra íntimamente ligada al famoso caimán que cuelga de las paredes del muro del santuario y a sus múltiples leyendas. Ramírez de Arellano declara que «el caimán fue traído de América junto a una costilla de una ballena, la concha o carapacho de una tortuga, una sierra del pez de este nombre y otras cuantas cosas remitidas como recuerdo por viajeros cordobeses».
  • En el siglo XVI cuando se erige la Cofradía de Ntra. Sra. de la Fuensanta. Así en el proceso de fundación de la Hermandad en el 1518 también serán partícipes de tal impulso un grupo de mercaderes conversos que a pesar de su interés por ingresar en la cofradía sufrirán la limpieza de sangre de los nuevos cristianos, impuesta en los estatutos y a la misma vez debatida por el propio cabildo catedralicio que por diferentes disputas entre miembros de la cofradía y como forma de evitar mayores tensiones el cabildo puso fin a esta disputa con la disolución de la Hermandad en 1519.
  • Tras el saqueo del Santuario por parte de los franceses en el siglo XIX, la Imagen se fracturó en tres partes, viéndose sometida a una burda reconstrucción hasta finales de dicha centuria, cuando fue restaurada nuevamente. En el año 1979 vería seriamente dañada su policromía por el humo en el incendio declarado en la Parroquia de Santiago, en donde se encontraba depositada temporalmente a causa de las obras del Santuario, sometiéndose a una nueva restauración. Miguel Arjona realizó una réplica que sólo se diferencia del original en el color de la peana.
  • En 1987, la Virgen de la Fuensanta fue nombrada patrona de las Cofradías Cordobesas, y para ello acudió hasta la Catedral. Los cofrades de la ciudad testimoniaron su agradecimiento a la Virgen nombrándola su protectora, y para ello acudieron, como no podía ser de otro modo, a una de las devociones más antiguas. Fue dispuesto para cobijar a la centenaria Imagen el pequeño templete de plata propiedad del Cabildo de la Catedral, que ha vuelto a ser usado para la recuperada salida procesional de la Virgen.
  • La Coronación Pontificia fue el 2 de Octubre del año 1994. En aquella ocasión el papa Juan Pablo II la denominó Patrona de Córdoba, concretamente en el decreto de coronación. De esta manera abandonaba el título que hasta el momento había ostentado de Copatrona de la ciudad, y pasó a ser Patrona a la misma altura que San Acisclo y Santa Victoria. Se llevó la Imagen a un Altar instalado en el Paseo del Gran Capitán, donde unos ocho mil cordobeses siguieron durante casi tres horas el Solemne Pontifical que presidió Mario Tagliaferri, nuncio de Su Santidad en España, y en el que concelebraron un centenar de sacerdotes cordobeses. Llegado el momento previsto en el ritual, el Nuncio impuso la corona a la secular Imagen instantes después de que el obispo, José Antonio Infantes Florido, hiciera lo propio con la imagen del Niño Jesús que la acompaña.
  • En 2011, la Agrupación de Hermandades de Córdoba recuperó la procesión presidida por la Virgen de la Fuensanta por las calles del barrio en el que se encuentra su Santuario y en 2014 llegó a la Catedral por la mañana del día 7 para volver triunfalmente en la tarde y noche.

Fuente de información:  cordobacofradiera

https://i1.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngEn su patrimonio musical encontramos el «Himno a la Virgen de la Fuensanta» compuesto en 1994 por Antonio Sánchez Castro, músico aguilarense y profesor en el Conservatorio Superior de Música de Córdoba.

 

  • En 1994 con motivo de la Coronación Canónica se estreno la marcha procesional «Fuensanta Coronada» compuesta por Abel Moreno que por entonces era el director de la Banda de Música del Regimiento Soria nº 9 de Sevilla y cuya formación musical acompañó la procesión de dicha Coronación.

Fuensanta Coronada

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies