Hermandad Virgen de las Mercedes de la Puerta Real (Sevilla)

Actualizado el lunes, 10 diciembre, 2018

Mercedes de la Puerta Real

Nuestra Señora de las Mercedes de la Puerta Real

Real, Antigua, Venerable, Ilustre y Fervorosa Hermandad Mercedaria del Patrocinio de Nuestra Señora, Santo Cristo de la Redención, Nuestra Señora de las Mercedes Coronada, San Pedro Nolasco y San Fernando Rey

 

Mercedes de la Puerta Real

Fotografía: Enrique Ayllón

https://i0.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngFundación:  1725

https://i0.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngImagen:   La Imagen debe su aspecto actual a Luís Álvarez Duarte, quien la remodeló sustancialmente en 1969 cuando este artista contaba la jovencísima edad de 20 años, adquiriendo entonces la fisonomía que hoy ofrece. La restauró nuevamente en el 2000.

En su precedente aspecto era de autor desconocido, más devota que artística, pero con una cierta e ingenua dulzura. Tiene tamaño menor del natural. Va un poco inclinada hacia adelante como las Dolorosas de Semana Santa, pero con expresión sonriente y grandes ojos negros, que destacan mucho dentro del menudo óvalo de su cara. Destaca el detalle importante de que es una de las pocas Vírgenes de Gloria procesionales que no muestran al Niño Jesús en sus brazos. En la delantera del paso sí aparece un Niño exento; su cabeza fue también renovada por Duarte, pero ni en tamaño ni en estilo se corresponde con la figura de la Virgen.

La Santísima Virgen aparece de pie con las manos abiertas, en la típica posición de las Dolorosas. En la mano derecha porta el cetro y en la izquierda habitualmente el Rosario y una azucena. Aparece ataviada con corona, ráfaga y media luna.

Hasta el año 2013, la Virgen carecía de los atributos propios de la iconografía de la Merced que por influjo quizá de las mismas Dolorosas de Semana Santa, esta efigie abandonó a finales de los años 60.

Durante la salida procesional la Virgen lleva el escapulario mercedario, escapulario de mano, manto blanco y en su mano izquierda, unos grilletes. Al reservarse estos elementos para el día de la procesión, el resto del año la Virgen aparece vestida con el resto del ajuar que posee en diferente tonalidades según el tiempo litúrgico y sin perder por lo menos el escapulario de mano en el lado derecho y los grilletes en el izquierdo.

Fotografía: Salva López

https://i0.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngSede:   Capilla de Nuestra Señora de las Mercedes.

El origen de la Capilla de Ntra. Sra. de las Mercedes reside en aquella primitiva hornacina que se hizo durante las reformas de la Puerta de Goles en 1565, donde por orden del asistente de la ciudad, D. Francisco Chacón, señor de Casarrubios, mandó situar en la derecha de la misma un lienzo con Ntra. Sra. de la Merced en un pequeño retablo. Esta hornacina debió transformarse en pequeña capilla, que se arruinó, pues en el año 1718 el Cabildo secular de la ciudad autorizó a la Hermandad para que la reconstruyese con el informe favorable del Maestro Mayor del Cabildo, Marco Sancho. Este hecho prueba, de manera taxativa e indudable, que el retablo ya gozaba de cierto abolengo por estas fechas.

En 1859, antes de la Revolución del año 68, fue derribada la Puerta Real (uno de los muchos atropellos urbanísticos que cometieron los “ilustrados”), con lo que la capilla ganó algún espacio, destinándose su parte baja para iglesia y el alto para sala de la Hermandad. Esto último ocurrió así: como forzosamente tenían que desaparecer los retablos que a la Puerta estaban adosados, la Hermandad rogó al Ayuntamiento le concediera un pequeño local que ocupaban los “guardas del consumo”, junto a la muralla, bajo el antiguo retablo de San Antonio. Concedida la autorización, con ciertas restricciones por parte de la ciudad, se labró el ámbito o solar que ocupa su actual sede.El aspecto actual que presenta la Capilla es fruto de la reedificación efectuada en 1944 como consecuencia del hundimiento de los años 30. En ella intervino el arquitecto don Aurelio Gómez Millán, quien le dio un ligero perfil historicista, con ventanas pseudo-ojivales, portada en forma de arco conopial dispuesta aprovechando el chaflán del solar, y sobremontada por pequeño campanil. El 24 de septiembre de ese año, el cardenal Segura bendijo la restaurada capilla, casi sacada otra vez de cimientos. Al siguiente domingo, 1 de octubre, la Virgen sería trasladada desde San Vicente a su Capilla en solemne procesión.

 

https://i0.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngProcesión:  Su salida procesional es en el mes de Septiembre, un Sábado por la tarde en fechas cercanas al día 24.  En 2017, será el 23 de Septiembre

Foto: twitter de la Hermandad

 

https://i0.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngAcompañamiento Musical:   Banda Municipal de Música de La Puebla del Río (Sevilla)

https://i0.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngCoronación Canónica:  

24 de Septiembre de 1972.  El 15 de Octubre de 1998, el Cardenal Arzobispo de Sevilla, fray Carlos Amigo Vallejo, dictó un decreto por el cual se concedía carácter canónico a la coronación piadosa.

Fotografía: ABC de Sevilla

 

https://i0.wp.com/tabernacofrade.net/imagen/led.pngReseña Histórica:

La Virgen de la Merced o de las Mercedes fue siempre devoción de gran afecto y veneración para los sevillanos, por el heroísmo de caridad que predicaban los Religiosos de dicha Orden, dedicándose a la Redención de cautivos, siendo testigo esta ciudad de sus obras al presenciar muchas veces el gran número de redimidos en Marruecos, cuyo imperio se hallaba tan próximo a Sevilla, y que con gran aparato eran llevados procesionalmente a la Iglesia Catedral para allí cantar un Te Deum en acción de gracias.

Al Santo Rey Fernando III le seguía en la Reconquista de España una gran muchedumbre de gente, no solo de distintas regiones de la Península sino de algunas otras naciones de Europa; y como San Fernando profesaba tierna devoción a la Madre de Dios, procuró que entre los muchos que le seguían hubiese un grupo de artífices a quienes mandaba hacer imágenes de la Señora, para dejarlas en las iglesias de las ciudades y plazas conquistadas, y las imágenes que vinieron al sitio de Sevilla se hallaban repartidas en el campamento cristiano al cuidado de los Religiosos que le acompañaban para el servicio del culto divino y administración de los Sacramentos; pero repartidas según la devoción particular de cada región; y así la Virgen de la Sede entre los caballeros castellanos, la del Pilar entre los aragoneses, la de la Merced entre los catalanes entre los que se encontraba San Pedro Nolasco con los caballeros y religiosos de la Orden recién fundada.

El 23 de noviembre de 1248 día de San Clemente, hizo San Fernando su entrada triunfal en Sevilla, recorriendo la orilla del Guadalquivir hasta la Puerta de Goles, corrupción mora de la palabra Hércules a quien se atribuye la fundación de la ciudad, y pasando por dicha Puerta, atraviesa la calle de Armas hasta llegar a la Mezquita principal. Generosamente se portó el Rey con todos los que le habían ayudado en la Reconquista, y a San Pedro Nolasco le dio un sitio junto al río Guadalquivir para que fundara un Convento, en el año 1249, que se llamaría de Santa Olalla o Eulalia, en recuerdo de la primitiva Casa de la Orden en Barcelona, haciéndole además donación de una imagen de la Virgen de la Merced; pero dicho Convento fue trasladado en 1251 al lugar que ocuparía durante seis siglos, dentro de los muros de la ciudad y muy próximo a la Puerta de Goles, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Merced, que vino a ser el Convento Casa-grande de dicha Orden hasta la exclaustración de los Religiosos en el año 1835, edificio que desde 1840 es Museo y academia de Bellas Artes.

Algunas fechas históricas:
1725.- Se forma las primeras Reglas. Fueron confirmadas por el Excelentísimo señor don Luís de Salcedo y Azcona, arzobispo de esta ciudad, y por don Antonio Fernández Rajo, provisor y vicario general. Hubo además una Bula, que concedió el Padre General de la Merced Calzada.

1810 (hacia).- Siguió esta Hermandad en estado floreciente hasta la entrada de los franceses en este año, pues al incendiar el Colegio de San Laureano, se vio privada aquella de sus religiosos, que aunque no la abandonaron del todo, se vieron obligados a hacerlo de una manera definitiva cuando en 1.835 se decretó la exclaustración de los religiosos y el Colegio fue derribado el año 1.837, del que quedó como recuerdo la Capillita de Ntra. Sra. del Rosario, de los Humeros. El apacible y discreto rumbo de la Hermandad quedó torcido con el incendio del convento de San Laureano, que le privó temporalmente del sostén espiritual de los religiosos.

1850.- A mediados del siglo XIX la Hermandad mandó hacer una imagen de talla (cabeza y manos). Pese a los trastornos ocasionados por los sucesos políticos y por la expulsión de los religiosos, la Hermandad consiguió mantenerse a flote, como lo prueba que este año, dicha imagen de talla salió por primera vez procesionalmente el día 29 de septiembre, recorriendo el barrio de San Vicente.

1859.- Este año, antes de la Revolución del año 68, fue derribada la Puerta Real (uno de los muchos atropellos urbanísticos que cometieron los «ilustrados»), con lo que la capilla ganó algún espacio, destinándose su parte baja para iglesia y el alto para sala de la Hermandad.

1930.- El descuido y abandono que arrastraba la capilla culminó cuando está se hundió en el año 1930. Traída la imagen de la Virgen, primero a la capilla del Museo, después a la parroquia de San Vicente, un grupo de hermanos de las Siete Palabras, compadecidos del olvido en que se hallaba, quisieron reanimar su culto, instalándola provisionalmente en el recinto de esta cofradía, en un altar provisional de la nave del Evangelio.

1944.- Finalizaron las obras de la capilla, dirigidas por el arquitecto don Aurelio Gómez Millán, y el 24 de septiembre, fiesta de la Santísima Virgen, el cardenal Segura bendecía la restaurada Capilla, casi sacada otra vez de cimientos.

1972.- El fervor hacia la imagen, culminó clamorosamente con la realización de nada menos que una corona de oro, única diadema de tan preciado metal labrada modernamente para una Hermandad de Gloria. De esta forma, el 24 de Septiembre de 1972 (que ese año cayó muy oportunamente en domingo) se coronó solemnemente a la venerada imagen de Nuestra Señora de las Mercedes, delante de la puerta principal del Museo de Bellas Artes, antiguo de La Merced.

1995.- La Hermandad obtiene el título de «Real», según concesión de S. M. D. Juan Carlos I, fechada en 17 de enero.
1998.- El 15 de octubre el Cardenal arzobispo de Sevilla, fray Carlos Amigo Vallejo, dictó un decreto por el cual se concedía carácter canónico a la coronación piadosa o solemne efectuada el 24 de septiembre de 1972, en la cual se impuso una Corona de Oro a la Santísima Virgen de las Mercedes.

2007.- De esta forma, el último acto de importancia de la Hermandad se sucede en el 2007 cuando la Virgen es trasladada a la Santa Iglesia Catedral para presidir el pregón de las Glorias de María, que pronunció el periodista José Antonio Rodríguez Benítez.

Fuente de información.  mercedespuertareal.com

 

Dentro de su patrimonio musical encontramos al menos tres marchas de procesión para banda de música de plantilla completa:

«Virgen de las Mercedes». Se trata de una marcha del año 1972 con motivo de su Coronación, compuesta por Enrique García Muñoz.

 

«Mercedes Coronada de la Puerta Real». Obra de Manuel Rodríguez Pedrinazzi en el año 2000.

 

«La Puerta del Cielo».  Composición del año 2003 de José Antonio Verdía Díaz.

Mercedes de la Puerta Real

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies